Compartir
EXPEDIENTE | ANÁLISIS

¿Nos lo mataron?

No hay base científica que sostenga la tesis de que a Hugo Chávez le inocularon el cáncer, solo ganas de creer e impulsar una teoría conspirativa para alimentar el mito. Por Oscar Medina

imageRotate
Contenido relacionado
EL UNIVERSAL
domingo 31 de marzo de 2013  08:30 AM
Ya es oferta electoral. El candidato Nicolás Maduro prometió al país que si gana la presidencia formará una comisión especial para "comprobar" que a Hugo Chávez "le sembraron el cáncer". Lo que plantea es que ese grupo de personas tendrán la tarea de encontrar argumentos y pruebas sobre lo que para él es un hecho, algo sobre lo que -según dijo el 21 de marzo- tiene "la intuición" y "la convicción", tras haber acompañado al comandante durante su largo padecimiento. Esa, su intuición, será el primer insumo con el que trabajarían los científicos.

"Yo tengo la intuición, la convicción de que a nuestro comandante Chávez le sembraron la enfermedad del cáncer para sacarlo del camino de la revolución popular venezolana y latinoamericana", dijo ese día en Anzoátegui. Y orientó a sus seguidores a que se convencieran con sus propios ojos de que las potencias enemigas son capaces de eso y más, apelando a la vastedad de la web: "En Internet ya hay muchos artículos sobre esto. Solo tienen que buscarlos. El imperio crea virus de este tipo para experimentar desde los años 40. Son métodos de guerra biológica, bacteriológica".

Con estas declaraciones Maduro fue algunos pasos más allá en su empeño por "sembrar" la creencia de que Hugo Chávez no falleció como consecuencia del desarrollo natural en su organismo de una de las enfermedades que más muertes causa en el mundo. De hecho, el mismo 5 de marzo, horas antes de anunciar que el presidente Chávez había muerto, Nicolás Maduro puso a volar su teoría de la inoculación: "Una enfermedad lo atacó y llegará el momento en la historia en que se pueda conformar una comisión científica, para (determinar) que Chávez fue atacado por esta enfermedad (...) No tenemos ninguna duda de que los enemigos históricos de nuestra patria buscaron el punto para dañar la salud de nuestro Comandante. En su momento histórico (lo diremos), ya tenemos bastantes pistas sobre este tema".

De esas "pistas", claro está, nada se sabe. Lo mismo que sobre el tipo de cáncer que padeció el mandatario. Semejante afirmación podría pasar como uno de los tantos disparates de los fanáticos de las teorías conspirativas que a diario dicen cosas como esas y otras aun más descabelladas. Pero quien está hablando así es la misma persona que ha sido canciller de Venezuela, vicepresidente y ahora es presidente encargado y aspirante a la elección definitiva como heredero político del líder desaparecido. No se trata de un delirante cualquiera con un megáfono en una plaza Bolívar. Sus palabras tienen eco, tienen consecuencias y tienen -evidentemente- una intención.

Rafael Ramírez también tuvo su momento estelar en este asunto. El ministro que maneja el petróleo venezolano, ingeniero mecánico con maestría en Estudios Energéticos, declaró lo siguiente a la BBC de Londres: "Estoy convencido que al presidente Chávez nos lo asesinaron (... ) No nos cabe duda de que al comandante, atentaron contra su vida (...) "Será cuestión de que se instale una comisión que investigue en profundidad. Estamos seguros que el imperialismo y lo más oscuro de las agencias de inteligencia (... ) tienen el manejo de tecnología que nosotros no conocemos".

¿Alguna forma de probar eso, de sustentar su curiosa afirmación? Nada. Especulaciones. Ganas de creer: "No me pidas que te demuestre en este momento la profunda convicción que tengo. Lo estudiaremos, lo evaluaremos. El pueblo palestino no ha podido demostrar cómo asesinaron a Yaser Arafat, pero a Yaser Arafat lo asesinaron".

El director del diario Ultimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel se sumó al coro. En su página Los Domingos de Díaz Rangel, del 17 de marzo, se vale de un par de citas para arrimar algo a la teoría. Una es de Percy Alvarado Godoy, un "periodista" y bloguero guatemalteco, autodefinido como "luchador antiterrorista" cuyos intereses son "Denunciar las tramas ideológicas contra la Revolución Cubana y otros procesos revolucionarios en el mundo, la paz mundial y salvar al planeta de su destrucción".

En las líneas citadas dice este salvador del planeta que la CIA, el Departamento de Defensa y el Instituto Nacional del Cáncer desde 1975 trabajan en un arma terrible: "Las investigaciones ultrasecretas están encaminadas a desarrollar un programa especial del virus del cáncer, sumamente agresivo y letal, para el que existe inmunidad y fue identificado como Virus Humano de la célula T de Leucemia (Htlv)".

¿Pruebas? Ninguna, solo es algo que "se sabe", de acuerdo al bloguero.

Más adelante el director del diario aporta una cita de un trabajo de 2007 difundido por Robert Burns, de la agencia AP: "En uno de los secretos más duraderos de la Guerra Fría, el Ejército de Estados Unidos exploró la posibilidad de utilizar venenos radioactivos para asesinar a 'personas importantes', como líderes militares o civiles, según documentos desclasificados obtenidos por The Associated Press".

Y añade él mismo su propia cuota al misterio: "Muerto Chávez, enterado el alto gobierno de que muestras de la biopsia enviadas a laboratorios especializados de Brasil, China, Rusia, y con nombre supuesto, EEUU, coincidieron en que se trataba de células únicas, de un cáncer extremadamente agresivo, y aparentemente desconocido, es cuando el presidente encargado Nicolás Maduro anunció que se designará una comisión de científicos de varios países del mundo para conocer del caso".

Un cáncer "desconocido", un caso único: abonado el terreno para la leyenda.

No hay ciencia que valga

Quizás la relación existente entre la presencia de algunos virus o bacterias y el desarrollo de ciertos tipos de cáncer es lo que alimenta la imaginación de quienes juran que existe tal cosa como un arma inoculadora.

En la web cancer.org (de la American Cancer Society) hay una breve y útil explicación: "La mayoría de los cánceres no parecen ser causados o afectados por agentes infecciosos. El cáncer se origina debido a mutaciones (cambios) que ocurren en el ADN de una persona (...). Estos cambios son heredados o desarrollados durante la vida. Algunos cambios ocurren sin razón conocida, mientras que otros se deben a exposición ambiental, como al daño causado por la exposición a la luz solar (UV) o al humo del cigarrillo. Se sabe que algunos virus causan directamente mutaciones del ADN que se pueden convertir en cáncer. Otros gérmenes promueven el cáncer indirectamente al causar inflamación crónica (a largo plazo) o al debilitar el sistema inmunológico de una persona".

¿Es posible inocular el cáncer a alguien en una especie de aventura de agentes infiltrados y operaciones de terrorismo milimétrico?

"Hay experimentos en animales en los cuales usted puede inocular células tumorales y estas van a proliferar", explica el oncólogo clínico Miguel Salomón: "Pero eso se hace en ratones de laboratorio que tienen ciertas condiciones de inmunosupresión porque se les administran fármacos que inhiben la respuesta del organismo y todo esto se hace como una forma de estudio. Si usted quiere ser purista desde el punto de vista científico, sí es posible inocularlo, pero tiene que haber unas condiciones muy claramente establecidas no solamente de las células que se estén administrando sino del huésped, para que estas células se promuevan".

El especialista explica que si bien no se hacen pruebas en humanos, la práctica con ratones es compleja y no consiste en inyectar células cancerígenas y sentarse a esperar a que surtan efecto. Hay que generar primero unas condiciones de inmunosupresión en cierta forma similares a las que se necesitan para un proceso de trasplante de órganos. Y solo así el organismo del huésped no responderá de forma natural atacando a las células extrañas.

"Digamos que en condiciones normales, que a uno le lancen un dardo o una inyección con células cancerosas, la probabilidad de que eso se siembre y sea eficiente y se genere un tumor, es imposible", señala Salomón.

"El cáncer es un proceso sumamente complejo", apunta: "Todos tenemos los oncogenes, que son genes promotores de cáncer, y tenemos los genes supresores de cáncer, que actúan desde el punto de vista inmunológico generando unos la aparición de células tumorales y por otra parte, los otros reconociendo, aislando y destruyendo las células tumorales. Al margen de que usted, en teoría, pudiera inocular unas células cancerosas eso no significa que automáticamente esa enfermedad se va a establecer y promover".

Ariel Kaufman, experto en urología oncológica, lo dice muy claro: "No existe, hasta la fecha, ninguna evidencia científica que demuestre que se pueda producir o trasmitirle a un ser humano una enfermedad neoplásica".

La ciencia tiene, en líneas generales, dos opciones para experimentar con ratones en la búsqueda de tratamientos más eficaces para combatir el cáncer. A través de inoculación en sangre, cosa que -explica Kaufman- no funciona porque el sistema inmunológico se encarga -como lo hace a diario- de identificar y eliminar las células cancerosas. La segunda es "sembrar" el cáncer dentro de órganos que serán trasplantados a los animales de control: "No es con una inyectadora, son técnicas muy elaboradas y detalladas para lograr que crezcan tumores en órganos sólidos de ratones de experimentación".

Tanto Salomón como Kaufman coinciden en otro elemento importante: calificar de "raro" al cáncer que afectó a Hugo Chávez resulta incorrecto. Basados en lo poco que se sabe al respecto, señalan que se puede presumir que se trató de un sarcoma. De las tres estirpes de tumores, los sarcomas (que afectan a los llamados tejidos de sorporte), son los últimos de la lista en materia de frecuencia: no son raros, son infrecuentes, que es cosa distinta.

El interés por propiciar especulaciones como estas que dan la espalda al conocimiento científico y buscan sustento en elementos no comprobables, debe abordarse también desde otra perspectiva para entender su intencionalidad. Para Miguel Albujas, filósofo político, docente e investigador de la Universidad Central de Venezuela, esto es de vieja escuela: "Siguiendo la estrategia utilizada por Cuba durante tantos años, los líderes del chavismo piensan que es oportuno mantener viva la idea del enemigo único y responsabilizar de la muerte de un ser 'inmortal' a Estados Unidos. Esto es importante para desviar la estrategia de sectores de la oposición de culpar a Maduro y a los cubanos de esa muerte y para, al mismo tiempo, seguir la 'lucha' contra el imperio. Eso les ayuda a preservar el mito del gran revolucionario y contribuye con el montaje de la heroicidad. Chávez no llegó de manera épica al poder y le tienen que construir 'batallas' hasta en la muerte".

Además de generar algo de distracción frente a temas importantes, Albujas señala el beneficio de esta estrategia: "Cohesiona al movimiento chavista y le permite a Maduro conquistar con el propio lenguaje de Chávez, a los sectores del oficialismo que todavía no lo quieren".

Para tener idea de si esto funciona o no, basta revisar sitios de discusión como aporrea.org donde abundan notas escritas por gente de las bases chavistas aparentemente convencidas de que su comandante fue víctima de un complot del enemigo gringo que inoculó el cáncer en su organismo. Ese tipo de creencias permanecerán en el tiempo sin importar explicaciones racionales, tal como -valga el ejemplo- todavía hay miles que creen que los "círculos de las cosechas" (crop circles) son obra de extraterrestres, pese a que en 1991 dos hombres demostraron cómo comenzaron a hacerlos en Inglaterra en 1970. El fanatismo se alimenta de cosas así. Y los estrategas de Maduro lo saben.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (176)
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 |
Por Joaquim Martins
13.04.2013
8:47 AM
Hay un culpado por la muerte del comandante. Él mismo! Quiso hacer propaganda de la medicina de Cuba, por eso se fue a tratar allá. Pero todos sabemos que la medicina de Cuba está retrasada 30 años. Equipos obsoletos, médicos que no actualizan sus conocimientos por intercambios con otros paises. Pudo tratarse en un lugar adelantado, donde obtendria mucho más. Pudo irse a Estados Unidos, Europa ó Brasil. Pero se fue a morir en las manos de los médicos cubanos, despreparados.
 
Por Jenny Arroyo
11.04.2013
2:14 PM
La ridiculez, la ignorancia y los sueños, son gratis.... Maduro no tuvo que invertir ni un bolívar para obtenerlas, pero; miércoles, se pasó lo agarró todo para él... Bueno, nop, hay algunos que también tienen bastante, pero como el bicho es flojazo, llegó de último y agarro toooodooo lo que quedaba.jajajajajajajajajaj
 
Por Andres Meneses
10.04.2013
10:16 AM
Jajajaja Mas inmaduro. Que piensan los lectores del primer sospechoso!!!. No será el heredero al trono?. Ese inmaduro es tan.... pero tan.... (...)!
 
Por Amparo Cervera
09.04.2013
6:47 AM
Claro que lo inocularon. Pero los CASTRO. Maduro es el cómplice porque se le maneja mejor. Abramos los ojos. Maduro ayudo a que nuestro presidente muriera. Es el Único junto a los vejetes que se ha beneficiado. Cuidado
 
Por Luis Manuel Escalante
06.04.2013
5:40 PM
Con esta locatera Maduro está cuestionando a los sistemas de inteligencia de Cuba y Venezuela que conformaban los anillos de seguridad del fallecido presidente Chávez. Se descuidaron y dejaron que le inacularan un cáncer. Caso único en las historia de la humanidad.
 
Por ivan perez
06.04.2013
10:36 AM
Por favor!! todos sabemos las emociones que originan la terrible enfermedad que padeció el Sr Chávez; el al parecer era un trabajador incansable y descuido su salud, hasta el mismo lo reconoció cuando dijo que descuido un valor fundamental como era su salud!!..que pretende ahora esta gente hablando de inoculación!! en esos piensas desgastarse recursos del País para llenar a la gente de mas ODIO!! en vez de pensar en sacar al País del atolladero donde ESTAMOS!! Pido al ALTISIMO JESUCRISTO UNICO PADRE Y DIOS DE TODOS QUE NOS SALVE DE ESTA GENTE!!
 
Por Manuel Gonzalez
06.04.2013
9:15 AM
Cada pueblo tiene el gobierno que se dá. El que merece.
 
Por Manuel Gonzalez
06.04.2013
9:10 AM
El Sr. Leged tiene razón; el cancer puede ser inoculado. Los venenos se vienen usando en política desde hace siglos. HCHF es mucho mas util muerto que vivo; da mas votos ahora que antes. Los Castro son muy astutos. Asesorarán a Maduro: ¡que se cuide de las malas compañías!
 
Por Felipe Martínez
06.04.2013
6:26 AM
Pero por Dios Santo, dejen a Chávez descansar en paz! Qué plantean hacer? Sacarlo de su tumba para estudiar su cadáver? No les da vergüenza? No hay respeto ni por sus propios muertos? Si esto fue así, porqué no se investigó esto antes cuando el hombre estaba vivo? Esto parece otra cortina de humo más para tapar los verdaderos problemas que afectan al país y que tienen prioridad. Qué va a hacer Maduro si confirma que el cáncer de Chávez fue inoculado? Ir a la guerra contra EEUU?
 
Por Daniel Vélez
06.04.2013
5:39 AM
Sin entrar en parcialidades políticas: ¿Por qué no pensamos primero que fue el staff de médicos que lo trató quien incurrió en negligencias de algún tipo en vez de estar acusando a los gringos? A lo mejor el Pdte estaría vivo aún si hubiera confiado en los médicos de su propio país, mucho mejor preparados, con mejores estudios, más al día con la tecnología oncológica y quizá con mejores fármacos para su tratamiento.
 
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar