Compartir
| AMBIENTE

Guayana intoxicada

Varias investigaciones suman cinco manchas de mercurio en el mapa de Bolívar. Entre lo urgente y lo importante, los ambientalistas llaman a definir a dónde va el Gobierno con la minería. Por Joseph Poliszuk

EL UNIVERSAL
domingo 3 de marzo de 2013  12:00 AM
El mercurio ya es parte del paisaje de Guayana; en el mapa del estado Bolívar destacan cinco puntos documentados con contaminación de mercurio. Hace más de 30 años que los ambientalistas vienen alertando sobre el tema pero ahora, los estudios científicos más recientes muestran que los efectos tóxicos se han ido expandiendo junto a las minas ilegales que bullen por el sur del país.

Las últimas alertas vinieron el año pasado de la cuenca del río Caura con una investigación de la Fundación La Salle, que confirmó niveles de mercurio por encima de lo normal en casi todos los indígenas que habían examinado en cinco comunidades sanema y ye'kwana de la zona.

La minería en el Caura apareció en 2005 y tras varios años con malos presagios, el estudio -que la Fundación La Salle publicó con la Universidad de Oriente y la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre- confirma que ya hay trazas de mercurio en el albergue de casi 1.500 especies animales y 2.600 variedades vegetales.

Hay que hacer algo. Eso concluyeron los especialistas que la semana pasada asistieron a la Universidad Central de Venezuela para buscar soluciones y pedir al Estado definir las políticas mineras. Reunidos en un foro que convocó la Red de Organizaciones Ambientales de Venezuela, investigadores y dirigentes indígenas señalaron que hoy más que nunca, la pequeña minería está causando grandes problemas.

30 años después

La primera vez que el secretario de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, Antonio Machado Allison, advirtió sobre contaminación de mercurio en Bolívar fue hace décadas y terminó citado en un tribunal por generar zozobra. El pasado 21 de febrero volvió a hacerlo ante un auditorio al que explicó que las migraciones mineras han fomentado un ciclo que empieza derramando mercurio selva adentro y corre hasta los ríos, donde se contaminan buena parte de los peces que luego consumen las comunidades de la zona.

Si bien Guayana y otras partes del mundo guardan metales en estado natural, varios años después de las primeras alertas señala que ahora no hay dudas de que se trata de algo provocado por la explotación de oro. "Hay un dramático ascenso de concentraciones de mercurio en cuencas como la del río Caura", afirmó.

El del Caura, sin embargo, es tan solo un caso. Hay una serie de investigaciones que fuera de las bibliotecas suman varias manchas de mercurio en el mapa de Bolívar: la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial presentó en 2004 una publicación que señala niveles de creatinina anormales en los mineros de El Callao; la Universidad de Oriente aprobó en 2006 una tesis que da cuenta de concentraciones elevadas de mercurio en la flora que rodea una de las minas del sector Las Cristinas de la reserva forestal de Imataca y, entre 2006 y 2009 aparecieron otros dos estudios de la UDO, que alertan sobre contaminación en dos de las comunidades indígenas y especies de peces que hacen vida alrededor de La Paragua.

Amazonas también

Hasta en Amazonas hay rastros de contaminación mercurial; otro estudio -que la Fundación La Salle publicó con la organización WWF de Colombia- señala que en la confluencia de los ríos Orinoco y Ventuari llegaron a encontrar peces de la especie payara con concentraciones de 1,45 microgramos de mercurio por gramo. Es decir, tenían tres veces los estándares pautados por la Organización Mundial de la Salud.

Son muchas alarmas y de diferentes puntos. No hay noticias de venezolanos muertos por este fenómeno pero tampoco hay que esperar lo peor para tomar cartas, señala la ambientalista María Eugenia Gil desde la Fundación Agua Clara: "En el país -dice- no se ha establecido una relación entre contaminación y morbilidad pero obviamente que el mercurio afecta las células y genera malformaciones genéticas".

El fantasma de Minamata

El caso más dramático de contaminación mercurial es el de Minamata, en Japón. Comenzó en 1956 con 46 personas envenenadas y siguió dando noticias varias generaciones después, por un síndrome neurológico que ahora se conoce como la enfermedad de Minamata.

Antes de respirar por esa herida, en Guayana recomiendan sustituir el consumo de pescados como la payara, el pavón y hasta la famosa sapoara por otros como el coropo, que se alimentan de flora marina en lugar de incrementar sus dosis de mercurio comiendo otros peces. El asunto, sin embargo, tampoco se resuelve solo con cambiar la dieta de las comunidades.

Desde Canadá, el asesor de la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial y profesor de la Universidad de Columbia Británica, Marcello Veiga, señala que son comunes las intoxicaciones por vapor de mercurio en poblaciones mineras como El Callao, donde ha participado en varias investigaciones que señalan daños colaterales hasta en los vecinos que no se dedican a la minería.

Veiga comenta -vía telefónica- que no hay varitas mágicas para hacer que los mineros cambien el mercurio por otros elementos, pero él lo va a intentar con el proyecto de una escuela para mineros artesanales, que está levantando en la región ecuatoriana de Portovelo.

En el Ministerio para el Ambiente también han planteado educar a los mineros pero entre lo urgente y lo importante, todo el Gobierno debe definir hacía dónde quiere ir con la minería. Van tres planes en 10 años y las minas ilegales han ido creciendo junto al precio del oro: en 2003 lanzaron más de 260 cooperativas bajo la figura de la Misión Piar; luego la Reconversión Minera y, más tarde, lanzaron el Plan Caura.

jpoliszuk@eluniversal.com

 

Haga clic en la infografía para ampliar

 

Haga clic en la infografía para ampliar
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Antonio José Machado
04.03.2013
9:43 AM
El artículo me parece muy interesante y con mucho detalle sobre el tema. Sin embargo debo llamar la atención acerca de una sentencia que indica que el coporo se alimenta de fauna marina. Esto no es correcto. El coporo es iliófago (fango) o raspador de algas. Como esta en los primeros compartimentos de la cadena no acumularía tanto mercurio como los carnívoros
 
Por Pedro Rojas
04.03.2013
9:17 AM
En verdad es alarmante lo que tenemos hoy en nuestro país producto de la anarquía y por la ausencia de políticas o normas para tratar el tema de la minería ilegal, ahora mismo hay en Bolivar y Amazonas serios problemas por la explotación y debastación del medio ambiente y lo que es peor es que no son los Indigenas de las comunidades venezolanas los que causan semejante problema, en verdad son extranjeros indocumentados los que realizan estas prácticas, especificamente en su gran mayoría Colombianos. Es hora de que el Estado actúe para enfrentar este grave problema, lo que peor que nos va a pasar es que estaremos todos contaminados pero sin recursos minerales en nuetro territorio.
 
Por maximiliano nessoor
03.03.2013
11:02 AM
Como indica el articulo,esto lleva mas de 40 anyos,pero lo del mercurio por la influencia de mineros BRASILEROS ha aumentado considerablemente con la aprobacion de PSUV y HRCF ambos socios del BRASIL-CUBA que nos gobierna.Pero en PARAGUANA y JOSE-PIRITU el COKER esta enfermando y matando con CANCER y nadie hace algo al respecto.Pero unido a estas dos contaminaciones hay otras mas.Los rios afectados por los derrames petroleros en Anzoategi y Monagas,especialmente los Q suplen de agua a Maturin.Pero tambien desde 1981 sabemos Q los LISIBIADOS,el liquido produsido por la desintegracion de los componentes de los desperdicios organicos e industriales en el lado sur del RIO ORINOCO en los limitas con SIDOR y ALUMINIO,los cuales hoy en dia llegan al medio del dicho rio.Pero de Q nos podemos quejar si Caracas,Maracay,Valencia,Maracaibo depositan sus cloacas en lagos,la capital al Guaire,de alli al TUY y de alli a las cercanias de Rio Chico a Cabo Codera.Cumana todo va al Mar.VIVIMOS CLOACADOS
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar