Compartir

Bombillos contaminantes

EL UNIVERSAL
domingo 3 de marzo de 2013  12:00 AM
Aunque ahorran energía, los bombillos fluorescentes también contaminan. En Venezuela, los principales daños ambientales por mercurio vienen de la minería del oro, pero los llamados bombillos ahorradores -que el Gobierno nacional llegó a regalar en 2007- también hacen mella en el ambiente.

A través de un comunicado, la Escuela de Biología de la Universidad Central de Venezuela manifestó preocupación en marzo de 2010, por el impacto ambiental que generará el uso masivo de los bombillos fluorescentes recomendados y promovido por el Gobierno desde que comenzó la crisis eléctrica.

Cada bombillo fluorescente tiene 0,5 miligramos de mercurio. Se trata de una cantidad suficiente para contaminar -según los especialistas- el equivalente a 25.000 vasos de agua. Los elementos tóxicos que llevan dentro se encuentran en forma gaseosa, lo que los hace más letales porque al inhalarlos llegan de forma inmediata al torrente sanguíneo. ¿A dónde han ido a parar esos bombillos? El Gobierno había reconocido el peligro de contaminación y por eso, prometió tomar medidas a la hora de desecharlos.

"Se ha informado que los bombillos fluorescentes a descartar deben entregarse, en su caja original, en las sedes de Pdval y Mercal, y el Estado se encargará de construir rellenos de seguridad para su disposición final. Sin embargo no se conoce la idoneidad de las condiciones de estos centros de acopio de materiales tóxicos, ni sus características ni posibles operadores, ni los estudios que determinen los impactos ambientales de los rellenos sanitarios anunciados para este fin", señaló la UCV hace tres años en un comunicado que dio sobre el tema.

El Gobierno del presidente Hugo Chávez anunció en marzo de 2010 que había sustituido 48 millones de bombillos y en la Escuela de Biología de la UCV señalaron que la cifra representaba 250 kilos de mercurio metálico. "Si se cumple la meta estimada por el Estado, de una tasa de recambio de 50 millones de unidades cada 4 años, el impacto ambiental es de más de una tonelada de mercurio cada 10 años", alertaron.

El mercurio en grandes cantidades puede producir daños en el cerebro, los riñones, el corazón, los pulmones y el sistema inmunológico. También la enfermedad de Minamata, cuyos síntomas incluyen deterioro de la vista y parálisis en casos extremos.

"De no tomarse las medidas adecuadas, el efecto negativo sobre el medio ambiente, flora, fauna y la población venezolana, tomará dimensiones incalculables. Por estas razones, la Escuela de Biología siente el deber de elevar una voz de alerta ante esta situación, y anunciar que es necesaria la toma inmediata de acciones tales como: educar a la población sobre los mecanismos de descarte de estos bombillos, implementar mecanismos eficaces de recolección de unidades rotas o vencidas, habilitar los sitios idóneos para la disposición temporal de estos desechos peligrosos, y planificar la ubicación y mecanismos para la disposición final de estos productos".

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar