Compartir

Maduro corona su vertiginosa carrera política

El vicepresidente designado ha experimentado un ascenso rápido

imageRotate
Maduro es considerado como trabajador y disciplinado, las claves para entender una carrera que lo coloca en la antesala de la Presidencia AVN
Contenido relacionado
REYES THEIS |  EL UNIVERSAL
viernes 12 de octubre de 2012  12:00 AM
En horas de la mañana del 4 de febrero de 1992 Nicolás Maduros Moros, quien contaba con 30 años, prestaba servicio como conductor de un Metrobús que circulaba por Bellas Artes.

La unidad fue abordada por civiles insurrectos de la asonada que pretendían sacar del poder a la fuerza a Carlos Andrés Pérez y huían de la Disip.

Maduro reconoció a algunos de quienes subieron, relata un antiguo compañero de luchas, quien prefiere el anonimato.

"Le solicitaron que se uniera al golpe, pero él se negó, Alegó que los autores eran militares fascistas", asegura la fuente consultada.

El actual canciller y recién designado vicepresidente Ejecutivo de la República, pertenecía en aquellos años a la Liga Socialista, partido que conocía de la conspiración para el golpe de Estado y que debatió intensamente si respaldaba la asonada o no.

Maduro integraba el grupo mayoritario que dentro de la Liga veía con desconfianza la intención de los militares. Además, era directivo del Sindicato de Trabajadores del Metro de Caracas.

Luego de aquellos hechos, Chávez y los militares comienzan a hacerse populares y a recibir visitas en el Cuartel San Carlos y en Yare de personas provenientes de todo el país, uno esos era Maduro. También figuraba Cilia Flores (hoy procuradora general), abogada quien se ofreció a defender a los insurrectos. Más tarde Maduro y Flores se harían pareja.

La fuente revela que en sus años de dirigente sindical y de la Liga Socialista, Maduro recibió formación política en Cuba y por sus antecedentes asegura que "es bien visto por el régimen de la Isla".

Abstención o elección

El MBR200, embrión del Movimiento V República (MVR), había optado por la "abstención activa" después de 1992. Esto consistía en "organización, no a los partidos, no a las elecciones y sí a la propuesta alternativa de constituyente popular".

Pero el año de los comicios presidenciales se aproximaba y se debatía en el seno del movimiento "revolucionario" si seguían con la abstención o se incorporaban a las reglas de juego postulando la candidatura de Hugo Chávez en 1998.

La fuente asegura que Maduro era de quienes impulsaban la abstención. En ese momento ya era directivo nacional del MBR200.

Aprobada la participación en los comicios, comienza la formación de la plataforma política para respaldar la opción presidencial de Chávez: el MVR.

"Maduro es un hombre trabajador, el se esforzó mucho en la creación de la estructura del partido: Es un hombre que cree en los aparatos", relata su excompañero de partido.

El dirigente entonces quedó en la dirección nacional del MVR y se ganó la confianza de Hugo Chávez.

Su ardua labor dentro del partido y la fidelidad al líder lo llevan a ascender rápidamente: fue coordinador Nacional de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores, jefe de fracción del MVR en el Congreso, presidente de la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea Nacional Constituyente, pero su llegada a "las grandes ligas", ocurre en 2005 cuando es designado presidente de la Asamblea Nacional.

Fue reelecto al frente del Parlamento en 2006, pero en agosto de ese año es llamado para otra gran responsabilidad: ser canciller de la República y se convierte en el segundo ministro de Exteriores con más tiempo en su cargo en toda la historia del país (seis años), solo superado por Pedro Itriago Chacín, quien estuvo por casi 15 años en el puesto (1921-1936), entre el Gobierno de Juan Vicente Gómez y el de Eleazar López Contreras.

En la Cancillería, Maduro se ha empeñado en tener un servicio exterior más comprometido con el chavismo. Por otra parte, con la enfermedad del Presidente, el nexo de amistad y confianza entre ambos se incrementó.

El recién designado Vicepresidente ha sido mencionado como uno de los candidatos a recibir el testigo del liderazgo revolucionario de las manos de Hugo Chávez Frías.

rtheis@eluniversal.com

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (10)
páginas:
1 |
Por Marfa Alvez
12.12.2012
11:44 AM
ESTA JOVEN PUEDE ESTUDIAR TODAVIA NO CREEN?
 
Por Norka Ramírez
12.12.2012
10:15 AM
Sin quitarle sus méritos al señor Maduro, quien seguramente los tiene, es lamentable que en esta época en la que hasta para ser mensajero se exige educación secundaria, para ser presidente no se exija ninguna preparación. Quienes defienden esta situación alegan que anteriores presidentes han ejercido sin tener estudios, pero esas eran épocas en que tener sexto grado era suficiente para desempeñar muchos trabajos. No podemos retrotraernos a la época de Juan Vicente Gómez, por Dios.
 
Por GUSTAVO FRANCO
10.12.2012
10:39 PM
No creo que haya buscado esa "sucesión".La vida lo ha puesto en esa posición nada envidiable.El mismo se vio sorprendido por esa "designación" que le impusiera el presidente Chavez!.
 
Por jaime arrieta
10.12.2012
11:58 AM
! Maduro! Se te apareció la Virgen, pero pobre Venezuela. No te imagino como presidente
 
Por Joel Amon
09.12.2012
7:29 AM
Visten y calzan objetos del siglo 21 y usan una mentalidad del siglo 18. ¡Así, así, es que se gobierna!
 
Por marcelo gonzalez
12.10.2012
5:57 PM
Y cuantas maestrias tiene este individuo . Y eso es lo que esperan los demas de conductor de autobuses o de estar viviendo del gobierno pasen a Presidentes de la Republica. Que tristesa tan grande!
 
Por JOSE TOMAS MILANO PARMA
12.10.2012
12:25 PM
Este tipo de "cosas" son típicas de regímenes autocraticos,aun cuando en tiempos pasados los "colaboradores",en muchos casos, eran intelectuales de primer orden en diversas ramas del saber.El actual se diferencia en unas cuantas cosas,entre otras,en rodearse de acólitos de muy poca monta intelectual,pero en extremo "siistas" y "toeros",a quienes rota sin importar condiciones mínimas necesarias para el desempeño da cargos,como no sea la sumisión total a lo que se ordene.Eso explica la desastrosa panorámica que presenta el país en todas las áreas,tanto nacionales como internacionales.Por eso los nombres siempre son los mismos,los éxitos(¿?) iguales como en las cárceles o servicios públicos y nada puede mejorar.Es como poner a resolver "integrales" a quien escasamente sabe sumar y restar.
 
Por Freddy Bastidas
12.10.2012
11:50 AM
El país ha madurado políticamente para que el puesto de la Vicepresidencia de la República, sea designada a través del voto de los ciudadanos. Si hay actualmente una justificación de una Enmienda Constitucional específica, es precisamente sobre esta figura. Su elección a través del voto popular y no la designación directa por parte de la Presidencia de la República; blindaría de legalidad y constitucionalidad a este importante cargo, que entre sus funciones vitales está suplir las faltas temporales o absolutas de la Presidencia. Aquí el criterio que debe prevalecer es el fortalecimiento de la institucionalidad de la nación; y no la fidelidad a una individualidad política.
 
Por Freddy Bastidas
12.10.2012
7:58 AM
Por evidentes razones Constitucionales y de Estado, es necesario que el puesto de la Vicepresidencia de la República, no debe continuar bajo la potestad de designación en la Presidencia de la República. Si actualmente se justifica una Enmienda Constitucional es sobre esta figura. Esta reforma debe permitir que sea mediante elecciones libres, esta designación. Una de sus funciones vitales es cubrir la vacante temporal o obsoluta de la Presidencia, por lo tanto debe revestirse del blindaje de la legitimación de los electores directamente. No es la lealtad personal lo que de prevalecer, sino es el fortalecimiento de la instucionalidad del pais.
 
Por Ana Reyes
12.10.2012
7:31 AM
Quisiera ver que preparacion academica para ejercer este cargo tiene este señor !! Dios mio !!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar