|
compartir
|

"La última vez que vi al hombre nuevo cargaba un blackberry"

"Las encuestas difieren porque algunas no están midiendo bien qué pasa en el electorado" "La Misión Vivienda, que t iene registradas más de 3 millones de personas, se utiliza con fines electorales"

imageRotate
Para Carmen Beatriz Fernández, una de las grandes fallas de esta revolución es no haber creado convicciones de manera masiva entre sus seguidores VICENTE CORREALE
Contenido relacionado
ROBERTO GIUSTI , CARMEN BEATRIZ FERNÁNDEZ , PRESIDENTA DE DATASTRATEGIA |  EL UNIVERSAL
domingo 17 de junio de 2012  12:00 AM

Urbanista de origen, Iesa girl de las originales y con una Master en Comunicación Política, Carmen Beatriz Fernández, (presidenta de DataStrategia) debe surfear en las aguas tormentosas de estas playas, donde el marketing político se enfrenta a circunstancias tan peculiares y negativas que obligan a ir más allá de los conocimientos. Aquí los métodos clásicos, a la hora del análisis y el desarrollo de estrategias electorales, enfrenta los más inverosímiles desafíos: "A la hora de analizar las dos campañas (Capriles, Chávez) necesitas hablar de mensajes, de audiencia y de momenta (del latín, plural de momentum, en español momentos) que se dan a lo largo del proceso. Pero llama la atención, dentro del mensaje chavista, el énfasis en el programa, que, sabemos, es algo que no emociona a nadie".

-¿No es una manera de eludir los problemas reales? Chávez enunció unos objetivos de carácter general, filosófico, ideológico, que no van a la raíz de las preocupaciones de los venezolanos.

-Así es. Ocurre en el mensaje del presidente. Y luego el único argumento de su comando, son las encuestas que, según sus voceros, dan ganador a Chávez con un tendencia irreversible. Así, cuando le dices a tu gente que la ventaja es enorme, tratas de convencerla de que carece de sentido saltar la talanquera. Buscas, también, crear tensiones en el adversario.

-Pero hay unos postulados que parecen repetición de la fallida propuesta de reforma del 2007, tales como el desplazamiento del poder regional por un régimen comunal.

-Por eso esta elección nos coloca en una encrucijada. La victoria de la revolución implicaría una redefinición institucional muy importante cuyas líneas ya vemos claramente.

-Pero si gana Capriles ocurriría lo mismo, sólo que al revés.

-En relación con la institucionalidad creada hasta ahora.

-Si es que el proceso de demolición permite afirmar que se ha creado una nueva institucionalidad.

-De que se ha creado, se ha creado. Lo que no sabemos es que tanta solidez tiene.

-Porque se considera que estamos en un proceso de transición hacia el socialismo, lo que existe no es perdurable y por eso carece de solidez. La Constitución del 99 ya les queda pequeña.

-Así es. Pero también ha sido posible ese proceso en base a mucha plata y prebendas. Eso lo hace tremendamente frágil porque nos has construido el hombre nuevo. Como decía un amigo: "la última vez que vi al hombre nuevo tenía un blackberry". Entonces la lealtad se ha hecho sobre la base del dinero, pero no has creado convicciones de manera masiva.

-¿No resulta eso imposible? ¿No es una utopía el consenso total, convencer al ciento por ciento de la sociedad de tu propuesta? ¿No es por eso que los socialismos de viejo tipo, terminan en regímenes totalitarios?

-Por eso los comunistas se niegan a construir acuerdos mínimos.

-Decías que los contenidos programáticos no emocionan a nadie. ¿Por qué?

-Porque no ganan elecciones. Los programas interesan a los más politizados y éstos ya tienen una posición. En una elección lo importante no es la gente que está contigo siempre, ni la que está en tu contra siempre, sino aquella que puede votar de una manera, en determinada elección y cambiar en otra. La forma de conquistarla no es con programas sino con pastillitas, con tips informativos. Una campaña no es un concurso en el que gana quien escriba el libro más gordo.

-¿Se desecha, entonces, acudir a la racionalidad?

-No necesariamente. Muchas veces lo emocional te lleva a tomar decisiones racionales.

-Entendemos, entonces, básicamente, que lo que determina el desarrollo de una campaña es la personalidad y la conexión de los candidatos con los electores y, sobre todo, con los indecisos.

-Los integrantes de ese universo pueden decidirse por una de las opciones o simplemente quedarse en su casa el día de las elecciones.

-Pero hay temas fundamentales que deben incidir en esa decisión porque afectan la vida, incluso, de los desinteresados.

-Eso lo determina la agenda de preocupaciones que expresen los electores. Creo que aquí están muy claras: la inseguridad, y luego problemas de corte económico: empleo, inflación alto costo de la vida. Aunque la inseguridad priva sobre todos los demás, también hay temas más vinculados a valores.

-¿Cómo cuáles?

-Un acuerdo macro y pacífico entre seres humanos que se sienten a hablar. Ese es uno de los pocos consensos sociales que tiene el país.

-Es un tema de fondo porque sin consenso sobre la necesidad de la convivencia pacífica, es imposible resolver el problema de la violencia.

-Quizás las encuestas no lo reflejan en toda su magnitud, pero cuando la apremias a una reflexión más amplia, la gente expresa la necesidad de una comunión. Y esto no quiere decir que todos estén de acuerdo en todo, sino en la búsqueda de espacios para parlamentar.

-Sin embargo, Chávez elude el tema de la inseguridad, apenas lo menciona y puede considerarse como el promotor y precursor de la división y de la polarización.

-La pugnacidad está en su naturaleza y pueden haberse fijado unas líneas estratégicas que aconsejan hablar de la unión. Eso implica suavizar la imagen (diluir el rojo, por ejemplo, en honor de una policromía) para captar indecisos. Pero ocurre que luego se va enervando, a lo largo del discurso, para hacerse más y más agresivo.

-Pero eso no lo perjudica electoralmente.

-Pienso que sí lo perjudica.

-Lo sostienes porque se ha comprobado estadísticamente o porque así lo piensas?

-Cuando dices "estadísticamente", ¿te estás refiriendo a las encuestas?

-Obviamente.

-Pues bien, las encuestas están dando números muy raros. Y cuando metes la lupa encuentras cosas. Primero, hay grandes disparidades en los resultados. Eso no había pasado nunca. También hallas amplísimas diferencias en los números de los indecisos. Algo difícil de entender si partes de la idea de que estamos ante un fenómeno de polarización. Si este fenómeno es dominante, entonces, ¿por qué hay tanta gente en el medio? En la última encuesta de Datanálisis, por ejemplo, la cifra llega a 33%, cuando dos meses antes era de 20%. Y no a todo el mundo le da ese número de indecisos.

-¿No habla eso de una gran movilidad y volatilidad en el criterio de los indecisos?

-Eso u otras razones más complejas, porque entre los indecisos hay chavistas que no saben cómo votar si Chávez no es el candidato. Y también muchos, el grueso, a quienes no les conviene decir que votarán por un candidato distinto a Chávez. Entonces, si te llaman por teléfono, porque te registraste en la Misión Vivienda, serás sumamente prudente.

-¿No hay, entonces, una noción clara de lo que está pasando con los indecisos?

-No. Las encuestas difieren, porque algunas no están midiendo bien lo que pasa con el electorado, hay incertidumbre en los escenarios, se impone el factor miedo asociado a las misiones y algunos cuestionarios, de las encuestadoras chavistas, están inducidos.

-¿No crees que los candidatos sí tienen una noción de cuales son las tendencias?

-La verdadera tendencia es que hay una leve ventaja a favor de Chávez. Eso lo dicen las encuestadoras más serias.

-Lo importante es determinar cuál es la tendencia. Si esa leve ventaja tiende a ensancharse o a reducirse.

-Eso no lo sé. Ahora Capriles está haciendo lo que tenía que hacer. No podía actuar de otra forma y lo está haciendo bien. Ahora, la anomalía sui géneris es que el Gobierno ha logrado lo que Andrés Izarra llama la hegemonía comunicacional. Y como candidato distinto al oficialista, no tienes otro camino sino hacer una campaña boca a boca. Entonces sería una estupidez que te reduzcas a limitar tu mensaje a los seis o siete medios independientes que quedan, máxime cuando esos son los que llegan a las audiencias ya convencidos.

-¿En esa campaña old fashion de Capriles, hay una real conexión con las masas?

-La conexión es efectiva. Lo he visto en pueblos y campos. La dificultad está en transmitir esa sensación real del tú a tú, de manera masiva. Es un fenómeno silencioso. Eso consume tiempo y aunque los resultados no son inmediatos, se va a ver antes del 7 de octubre.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar