Compartir
VATICANO | Domingo sin bendición papal

Cardenales aceleran preparativos para tener Papa para Semana Santa

El cardenal argentino Leonardo Sandri dijo que la Iglesia debe abrirse a las mujeres en el próximo pontificado y darles más posiciones de liderazgo en el Vaticano y más allá.

imageRotate
En las misas católicas no se oyó la habitual "nuestro Papa, Benedicto" (AP)
EL UNIVERSAL
domingo 3 de marzo de 2013  11:46 AM
Ciudad del Vaticano. - La Iglesia católica pasó su primer domingo en casi ocho años sin la bendición papal, mientras los cardenales se congregaban para elegir al nuevo líder de los 1.200 millones de miembros del credo religioso en uno de los periodos más difíciles de su historia.

Las ventanas de los apartamentos papales que dan a la Plaza de San Pedro se mantuvieron cerradas, lo que normalmente sólo ocurre cuando el Papa se encuentra fuera de Roma y da la bendición del domingo en algún otro lugar del mundo, informó Reuters.

Pero este domingo no hubo bendición papal de ningún tipo, la primera vez que esto ocurre desde el 3 de abril del 2005, el día después de la muerte del papa Juan Pablo II.

"Es extraño, muy extraño, venir a Roma a la Plaza de San Pedro y no oír el Ángelus (la bendición del domingo) del Papa, especialmente porque el Papa sigue vivo, es una situación única esta por la que estamos pasando", dijo Fabio Ferrara, una de las pocas personas que se encontraban en la plaza al mediodía.

"Hemos rezado mucho, es triste, es muy, muy triste, nos sentimos como huérfanos", dijo la hermana Agnese Carreddu, una monja italiana que también estaba en la plaza.

En las misas católicas de los domingos a lo largo de todo el mundo no se oyó la habitual oración por "nuestro Papa, Benedicto". Se omitirá de todas las misas hasta que haya un nuevo Papa.

El lunes, los cardenales realizarán encuentros preliminares, conocidos como congregaciones generales, para conocerse entre sí, discutir cuestiones eclesiásticas y decidir la fecha de inicio del cónclave a puerta cerrada en el que se elegirá al sucesor de Benedicto XVI.

Los encuentros están abiertos a todos los cardenales, aunque sólo los menores de 80 años podrán entrar en la Capilla Sixtina y elegir a un nuevo Papa entre sus propias filas.

Actualmente 115 cardenales electores deber tomar parte en el cónclave, que muchos creen que comenzará en torno al 10 de marzo.

El Vaticano podría buscar que la elección se diera a mediados de marzo para que el nuevo Papa se instale antes del Domingo de Ramos, que será el 24 de marzo, y dirigir las misas de Semana Santa que culminan con la Pascua de Resurrección el domingo siguiente.

Ninguno destaca como favorito y no se permiten campañas para la elección, pero entre los candidatos con más opciones están el ghanés Peter Turkson, el argentino Leonardo Sandri, el austriaco Christoph Schoenborn, el brasileño Odilo Scherer, el canadiense Marc Ouellet y Angelo Scola, el principal candidato de Italia.

SE BUSCA "HOMBRE SANTO"

El cardenal argentino Leonardo Sandri dijo que la Iglesia debe abrirse a las mujeres en el próximo pontificado y darles más posiciones de liderazgo en el Vaticano y más allá.

También afirmó que el próximo Papa no debería ser escogido de acuerdo a áreas geográficas, sino que debe ser un "hombre santo" que sea el "mejor calificado" para liderar a la Iglesia en tiempos de crisis.

Benedicto XVI terminó su difícil reinado de ocho años el jueves prometiendo obediencia incondicional a quienquiera que lo suceda.

A los cardenales les preocupa una burocracia golpeada por escándalos, intriga y traiciones al más puro estilo de una corte del Renacimiento.

Además de abusos sexuales por parte de sacerdotes en todo el mundo, los escándalos más cercanos a casa involucran la filtración de escritos personales de Benedicto XVI, informes de medios sobre comportamiento sexual impropio en el Vaticano, escuchas telefónicas, enredos burocráticos y contratiempos que muchos dicen que se podrían haber evitado.

Los cardenales extranjeros que elegirán al próximo Papa han estado particularmente alarmados por los informes y podrían inclinarse por alguien que no esté conectado con la administración central del Vaticano, dominada por italianos, sostienen fuentes en la Santa Sede. 
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Eduardo Durán Gómez
03.03.2013
4:30 PM
La oportunidad es para un Papa reformador. Si la Iglesia no se actualiza a las nuevas realidades, los fieles se irán alejando. La Iglesia tiene que ser incluyente y saber interpretar las necesidades de sus fieles
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar