Espacio publicitario

Libertad de prensa sigue amenazada en España y América Latina

En América Latina, RSF observó una ligera mejoría de la situación, aunque en numerosos Estados persisten problemas

  • DPA

04/05/2018 05:30 am

México/Madrid.- Impedimentos a la hora de informar, censura de la prensa, represión hacia los periodistas e incluso persecuciones brutales. Esta es la realidad a la que se enfrentan numerosos profesionales de los medios de comunicación en muchos países del mundo.  

El Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra el 3 de mayo, recuerda esta situación y rinde tributo a todos los periodistas que por decisión profesional ponen en peligro sus vidas para informar, reseñó DPA.

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) difundió recientemente la clasificación de la libertad de expresión, que cada año evalúa la situación del periodismo en 180 países.  

En América Latina, RSF observó una ligera mejoría de la situación, aunque en numerosos Estados persisten problemas como la impunidad, la violencia contra los periodistas y las políticas autoritarias frente a la prensa. 

A continuación, un recorrido por la situación de la libertad de prensa que se vive en España y en varios países de América Latina, según RSF. 

ESPAÑA: España perdió dos posiciones respecto al año anterior y ocupa actualmente el puesto número 31 de la clasificación, debido a que los últimos meses de 2017 fueron especialmente oscuros para la libertad de prensa en Cataluña. 

Los periodistas fueron víctimas colaterales del conflicto entre el Gobierno central y el catalán, creado por el referéndum ilegal del 1 de octubre y la declaración unilateral de independencia. Numerosos periodistas de medios no independentistas sufrieron linchamientos en las redes sociales y fueron agredidos físicamente durante la cobertura de la consulta popular, otros fueron intimidados en su trabajo por la Policía.  

MÉXICO: México, que se sitúa en el puesto 147, está considerado un país realmente peligroso para los periodistas. El año pasado fueron asesinados allí 13 reporteros y otros profesionales relacionados con los medios de comunicación, la cifra más alta en todo el mundo. Detrás de los asesinatos, que muchas veces se quedan sin resolver, están cárteles de drogas y políticos corruptos.  

Las condiciones de trabajo de los periodistas también salen mal paradas. Muchos medios están controlados por empresarios acaudalados que quieren mantener buenas relaciones con los políticos. Además, muchos periódicos y emisoras dependen de los fondos públicos para publicidad. Según cálculos del instituto de investigación Fundar, entre 2013 y 2016 el Gobierno mexicano destinó cerca de 1.600 millones de euros (1.900 millones de dólares) a publicidad, con la que los medios son premiados o castigados. 

GUATEMALA Y HONDURAS: En Guatemala y Honduras, que ocupan los puestos 116 y 141 respectivamente, los periodistas de investigación que abordan temas relacionados con el crimen organizado y la corrupción, se enfrentan sistemáticamente a intimidaciones, amenazas y violencia física. A menudo se ven obligados a desplazarse para no morir. En 2017 un periodista fue asesinado en Honduras.  

COLOMBIA: Colombia, que ocupa el puesto 130, sigue siendo uno de los países más peligrosos del continente para los periodistas, donde son víctimas de agresiones y secuestros frecuentes. Grupos armados, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), intentan acallar a los medios de comunicación alternativos o comunitarios que investigan sus actividades, generando mucha desinformación sobre todo en el entorno rural.  

VENEZUELA: En Venezuela, que ocupa el puesto 143, la prensa independiente y la de oposición, al igual que los corresponsales de medios de comunicación extranjeros, son el blanco constante de la policía y de los servicios de inteligencia. Los periodistas sufren cada vez más agresiones, detenciones arbitrarias, así como la destrucción de sus equipos.  

En 2017 también aumentó la censura directa del Estado que privó de frecuencia a numerosas radios y televisiones críticas. Por otra parte, la escasez de papel impidió a la prensa escrita de oposición poder desarrollar su trabajo.  

CUBA: Cuba se sitúa en el puesto 172 y año tras año sigue siendo el país peor calificado del continente. El régimen castrista monopolizó casi por completo la información acallando a las voces disidentes sirviéndose de la policía y de los servicios de inteligencia. Las autoridades persiguen a los medios de comunicación no autorizados por la Constitución y son habituales las detenciones de periodistas y blogueros, que en ocasiones se ven obligados a exiliarse. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario