Espacio publicitario

El camino se despeja para una investidura de Pedro Sánchez en España

Con la salida del Ejecutivo de una posible coalición del jefe de la izquierda radical de Podemos, Pablo Iglesias, el camino hacia la reelección del socialista Pedro Sánchez esta cada vez más despejado

  • AFP

20/07/2019 05:30 am

Madrid.- El camino hacia la reelección del socialista Pedro Sánchez como presidente del gobierno español la próxima semana parecía empezar a despejarse este viernes, cuando el jefe de la izquierda radical de Podemos aceptó que su nombre no esté en un Ejecutivo de coalición.

El presidente saliente y candidato a un segundo mandato había dado un puñetazo en la mesa el jueves, al vetar la entrada en su futuro gobierno de Pablo Iglesias, líder de Podemos, calificándolo del "principal escollo" para un acuerdo, ilustró AFP.

Sánchez había alegado "desavenencias muy importantes" con Iglesias, principalmente en el tema de Cataluña, región donde una tentativa de secesión en 2017 generó una de las peores crisis políticas en España, todavía sin superarse.

En un video colgado en su cuenta de Twitter, Iglesias afirmó que él no sería "la excusa para que el PSOE evite ese gobierno de coalición" con Podemos.

Pero a cambio exigió que "la presencia de Podemos debe ser proporcional a los votos" y que ellos puedan escoger los integrantes de su partido en el futuro ejecutivo, en momentos en que suena el nombre de su pareja y número dos del partido, Irene Montero.

Este paso de Iglesias, un carismático profesor universitario conocido por su pelo largo recogido en una coleta, podría comenzar a abrir la vía a la investidura de Sánchez en el Parlamento la próxima semana, tres meses después de las legislativas de abril en España.

"Sin vetos ni imposiciones, podemos llegar a un acuerdo", reaccionó una fuente socialista.

Sánchez "escuchará las propuestas (de Podemos) y decidirá el equipo", agregó la fuente, asegurando que el deseo de los socialistas es empezar por negociar "los contenidos" del programa de gobierno y luego sus integrantes.

Sin mayoría absoluta

Sánchez ganó las elecciones, pero, sin mayoría absoluta, con 123 de los 350 escaños de la cámara baja. Por eso, necesita los 42 diputados de Podemos para continuar al frente del ejecutivo.

Igualmente necesitará los de varios partidos regionales y, según los anuncios hechos por las distintas formaciones, a una parte del independentismo catalán.

Una primera votación ocurrirá el martes, donde necesitará una mayoría absoluta de 176 votos, que no posee. Pero si se garantiza el apoyo de Podemos y de otras formaciones, podría imponerse el jueves, cuando en una segunda votación le bastan más síes que noes, y donde las abstenciones cuentan a su favor.

Tras su varapalo en las últimas legislativas, donde pasó de 71 a 42 diputados, Podemos espera mantenerse a flote acoplándose a un gobierno de coalición con el PSOE. Una posibilidad que convirtió en exigencia.

El veto de Sánchez a Iglesias cayó así como un jarro de agua fría, pero con los canales de comunicación abiertos, ambos partidos enviaron este viernes señales de que es posible ese entendimiento.

La pregunta es cuándo: si la semana próxima, en el mejor de los casos, o de aquí al 23 de septiembre, cuando expira el plazo para formar gobierno y evitar una repetición electoral el 10 de noviembre.

La número dos del Partido Socialista, Adriana Lastra, animó este viernes a hablar "de la participación (en el futuro gobierno) de otros miembros de Unidas Podemos, reconocidos", más allá de Iglesias.

"No tenemos ninguna línea roja para negociar con el Partido Socialista", señaló de su lado Irene Montero.

La posible repetición electoral, "un drama"

Las relaciones son complicadas entre ambas formaciones. En 2016, Sánchez intentó sin éxito negociar un acuerdo con Podemos para convertirse en jefe de gobierno. Poco después, la izquierda radical votó no a la investidura del socialista, apoyado por los liberales de Ciudadanos.

El bloqueo acabó precipitando una repetición electoral en junio de 2016.

La politóloga Cristina Monge, de la Universidad de Zaragoza, no cree sin embargo que ahora vaya a repetirse ese escenario.

"No hay que descartar nada, pero yo sigo diciendo que no interesa a nadie. Estoy convencida de que, de una forma u otra, se conseguirá una forma de acuerdo", indicó.

Oriol Bartomeus, politólogo en la Universidad Autónoma de Barcelona, añade que la opción de ir de nuevo a las urnas "sería un auténtico drama" para la credibilidad del sistema político español.

Ante el riesgo de bloqueo, Sánchez ha pedido a la derecha que facilite su investidura absteniéndose en la segunda votación, aunque tanto el Partido Popular como Ciudadanos ya han dicho que no lo harán.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario