Espacio publicitario

El Papa critica a quienes viven esclavos de las quejas

Durante la Vigilia Pascual en Roma, su santidad Francisco expresó: “quejándonos de la vida, hacemos que la vida acabe siendo esclava de las quejas y espiritualmente enferma”

  • AFP

20/04/2019 07:24 pm

Roma.- El Papa criticó a quienes habitan en la "psicología del sepulcro" que hace que la vida sea "esclava de las quejas" e invitó a los católicos a volver a un "amor vivo" con el Señor, porque "de lo contrario se tiene una fe de museo, no la fe de Pascua". 

Francisco hizo estas consideraciones durante la ceremonia de la Vigilia Pascual, celebrada en la basílica de San Pedro, en la que los católicos esperan la resurrección de Jesús. 

"Quejándonos de la vida, hacemos que la vida acabe siendo esclava de las quejas y espiritualmente enferma. Se va abriendo paso así una especie de psicología del sepulcro: todo termina allí, sin esperanza de salir con vida", dijo el pontífice durante la solemne ceremonia. 

El Papa expresó que Jesús de Nazareth no es un "personaje del pasado" sino "una persona que vive hoy". Y especificó: "No se le conoce en los libros de historia, se le encuentra en la vida. Recordemos hoy cuando Jesús nos llamó, cuando venció nuestra oscuridad, nuestra resistencia, nuestros pecados, cómo tocó nuestros corazones con su Palabra".

La Vigilia Pascual es una de las celebraciones litúrgicas más sugestivas de la Semana Santa. Comenzó con la basílica de San Pedro sumida en la oscuridad total para simbolizar la muerte de Jesús. 


Poco después el cirio pascual recorrió el pasillo central y su luz pasó de vela en vela hasta que la basílica se iluminó por completo con el anuncio de la Resurrección. 

Francisco señaló que en ocasiones la esperanza se ve obstaculizada por la piedra de la "desconfianza" que lleva construir dentro de las personas un "monumento a la insatisfacción", que el pontífice ha llamado como un "sepulcro de la esperanza". 

Así alertó a los católicos de que al afianzar la idea de que "todo va mal" se llega a creer "con resignación" que la muerte es "más fuerte que la vida". "Nos convertimos en personas cínicas y burlonas, portadoras de un nocivo desaliento". 

El Obispo de Roma también alertó sobre la promesa de "cosas fáciles e inmediatas" como el "bienestar y el éxito" pero que luego dejan dentro "soledad y muerte". 

De este modo, incidió en que el pecado es buscar el sentido de la vida en "las cosas que pasan". Por ello invitó a los creyentes a preguntarse: "¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? ¿Por qué no te decides a dejar ese pecado que, como una piedra en la entrada del corazón, impide que la luz divina entre? ¿Por qué no pones a Jesús, luz verdadera, por encima de los destellos brillantes del dinero, de la carrera, del orgullo y del placer? ¿Por qué no le dices a las vanidades mundanas que no vives para ellas, sino para el Señor de la vida?". 

Así señaló que la Pascua enseña que el creyente se detiene "por poco tiempo en el cementerio", porque está llamado a caminar al "encuentro del que vive (…) A veces nos dirigimos siempre y únicamente hacia nuestros problemas, que nunca faltan, y acudimos al Señor solo para que nos ayude". Por ello pidió que no se dejen llevar por "la corriente, por el mar de los problemas" y de superar "los escollos de la desconfianza y el miedo". 

A continuación, el Papa bautizó a 8 adultos de distintas nacionalidades. También les dará la primera comunión y harán la confirmación. 


El rito comenzó con la basílica de San Pedro sin iluminación, en penumbra total, y con la bendición del fuego, donde el pontífice incidió con un punzón el Cirio Pascual, que lleva una cruz con la primera y la última letra del alfabeto griego, la alfa y la omega, y las cifras del 2019, el año en curso. 

Tras la ceremonia del encendido, marcación y bendición del Cirio se celebróo la "Liturgia de la Palabra" y la "Liturgia Bautismal". 

 Está previsto que este domingo el Papa oficie la misa del Domingo de Resurrección, en la que el leerá el mensaje de la Pascua e impartirá la tradicional bendición Urbi et Orbi (para la ciudad y para el mundo) desde la logia central de la basílica. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario