Espacio publicitario

Emiratos Árabes Unidos recibe a papa Francisco con una grandiosa ceremonia

El papa Francisco inició su histórica visita a Emiratos Árabes Unidos con una grandiosa ceremonia de bienvenida antes de dirigirse a otros líderes religiosos en una muestra de tolerancia

  • AP

04/02/2019 02:30 pm

Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.- El papa Francisco inició el lunes su histórica visita a Emiratos Árabes Unidos con una grandiosa ceremonia de bienvenida antes de dirigirse a otros líderes religiosos en una muestra de tolerancia en una región musulmana conocida por sus restricciones a la libertad de culto.

El pontífice llegó al palacio presidencial de Abu Dabi a bordo de un sencillo auto Kia de tres puertas, pero fue recibido con un saludo de artillería y una muestra aérea de un país que en guerra, señaló AP.

Posteriormente se reunió con eruditos islámicos en la Gran Mezquita de Abu Dabi en lo que el Vaticano calificó como “un encuentro cordial y fraternal”.

La visita duró unos 30 minutos y fue seguida por una visita a la mezquita acompañado del jeque Ahmed el-Tayeb, gran imán de Al-Azhar en Egipto, la cuna del estudio islámico suní. Francisco luego rindió homenaje al visitar la tumba del fundador de los Emiratos.

Durante el encuentro los participantes “enfatizaron la importancia de la cultura del encuentro para enfatizar el compromiso hacia el diálogo y la paz”, dijo la Santa sede.

Poco antes el príncipe de Abu Dabi declaró que tanto él como el gobernante de Dubái estuvieron “encantados” de reunirse con el papa.

El jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan tuiteó fotos del encuentro asegurando que tuvo lugar “en la patria de la tolerancia”.

Añadió: "Discutimos de cómo aumentar la cooperación, cómo consolidar el diálogo, la coexistencia humana y las importantes iniciativas para alcanzar la paz, la estabilidad y el desarrollo de todos los pueblos y sociedades”.

En sus declaraciones el papa le aseguró al pueblo emiratí que les envía sus plegarias y “las bendiciones divinas de paz y solidaridad fraternal”.

Francisco firmó el libro de honor del palacio presidencial de Abu Dabi, donde se reunió con el príncipe bin Zayed Al Nahyan. Escribió: “Agradecido por su cálida bienvenida y hospitalidad”.

Pese a ser una nación conocida por sus excesos, la recepción fue excepcional para un papa que se enorgullece de su sencillez. Guardas a caballo escoltaron la caravana del pontífice a través de los jardines de palacio mientras los aviones dejaban un rastro amarillo y blanco en el cielo, los colores de la bandera del Vaticano.

Francisco se mostró serio entre el poderoso príncipe bin Zayed Al Nahyan, y el vicepresidente y primer ministro emiratí, el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, mientras se interpretaban los himnos nacionales y se presentaban las delegaciones. El viaje culminará el martes con la primera misa papal de la historia en la Península Arábiga, un encuentro que se espera que reúna a unas 135.000 personas en una muestra pública de fe cristiana nunca vista en la cuna del islam.

Francisco llegó a la capital emiratí el domingo en la noche, horas después de hacer un sorprendente llamado desde el Vaticano para que se cumpla de forma urgente el limitado alto el fuego en Yemen, y para que los alimentos y medicamentes lleguen a su pueblo, que está sufriendo la peor crisis humanitaria del mundo.

Emiratos ha sido el principal aliado de Arabia Saudí en su campaña bélica en Yemen y, al realizar las declaraciones en el Vaticano, Francisco evitó avergonzar a sus anfitriones con una denuncia pública sobre el costo humanitario de la guerra mientras está en la región.

“Los gritos de esos niños y sus padres se alzan” a Dios, dijo en su bendición dominical antes de salir hacia el aeropuerto de Roma para iniciar el viaje.

En un indicio de que la política regional juega un papel importante en la visita de Francisco, el avión papal voló al norte de Qatar y rodeó la rica nación petrolera.

Cuatro naciones árabes (Bahréin, Egipto, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos) mantienen un boicot sobre Qatar desde junio de 2017 dentro de una disputa política regional. Las tensiones siguen altas, especialmente después de que Qatar ganó la semana la Copa de Asia que se disputaba en Emiratos.

Al evitar el espacio aéreo qatarí, el papa se evitó mandar un telegrama saludando al gobernante del país, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, como acostumbra al sobrevolar cualquier otra nación. Sí envió uno al cruzar la nación insular de Bahréin.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario