Espacio publicitario

Un Brexit sin acuerdo traería inflación, recesión, y desempleo al Reino Unido

Una salida sin acuerdo por parte de Londres del bloque europeo llevaría al país a un estancamiento. Así lo describen algunos economistas, el Fondo Monetario Internacional y algunas entidades bancarias

  • MARIANYFEL SALAZAR

23/12/2018 05:30 am

En 2016 52% de los británicos decidieron a través de un referendo retirarse de la Unión Europea. Algunos con la esperanza de consolidar un Brexit “blando”, que plantea un país independiente pero con una relación cercana con el bloque; otros con la meta de una salida “dura” que lleve a la ruptura total con el grupo formado por 27 países de Europa, ya sin Reino Unido como miembro. 

Desde entonces Londres se ha mantenido en este debate, que alcanza incluso al mismo Parlamento, que esta dividido entre antieuropeos, eurófilos y partidarios de un Brexit suave. 

El Legislativo tiene ahora en sus manos la salida con o sin acuerdo de la Unión Europea. 

La negociación con Bruselas de la salida de la UE se prolongó durante 17 meses. Sin embargo, la mayoría del Parlamento, incluyendo a miembros del Partido Conservador de la primera ministra Theresa May, se muestran reacios a aprobar el acuerdo de divorcio, arriesgando al país a caer el 29 de marzo, fecha planteada para la salida, en un Brexit sin acuerdo. 

Estancamiento 

Una salida sin acuerdo del Reino Unido del bloque europeo llevaría al país a un estancamiento. Así lo han descrito algunos economistas, el Fondo Monetario Internacional y algunas entidades bancarias. 

Esto debido a que una salida abrupta, que no cumpla con el periodo de transición de dos o cuatro años enmarcado en el acuerdo firmado en Bruselas por los 28 miembros actuales de la UE, implicaría que el país deberá pagar unos 46.000 millones de dólares a la UE sin tener ninguna garantía de acceso futuro al mercado comunitario, lo que representa un 48,5% del comercio total británico, citó El Confidencial

El Banco de Inglaterra advirtió que la tasa de desempleo podría pasar del 4% a números de dos cifras y los precios de la vivienda caer hasta en un 35%. Asimismo, estiman que este caso podría causar penuria de medicamentos, atascos en los puertos e impedir volar a las aerolíneas británicas hacia la UE.  
Recesión 

En cuando a la moneda, se estima que la libra tenga una fuerte caída, causando devaluación e inflación y una restricción de los salarios de los trabajadores durante los próximos dos o tres años, poniendo a Reino Unido en un alto riesgo de caer en recesión, según informó la agencia de calificación de riesgo crediticio Moody’s. 

De igual forma, la organización señala que las aduanas podrían colapsar al no saber qué hacer allí en caso de un Brexit sin acuerdo. El tema de las fronteras ha sido uno de los más difíciles de esta negociación. 

En cuanto a las industrias, otro sector que podría verse duramente afectado por este posible escenario, Moody’s señala que las del motor, aérea, aeroespacial y química serían las que se verían “severamente afectadas” al ser las que más flujos comerciales tienen con la UE. 

Es por ello que desde hace meses las empresas han estado preparando planes de contingencia para que una salida no negociada de la UE no afecte su producción y así no haya interrupciones en sus trabajos. 

Imposición de visas a la UE Reino Unido se ha trazado reducir la inmigración procedente de la UE tras el Brexit. Para ello y con el fin de no afectar a las industrias que emplean a ciudadanos de países de la UE, el ministro del Interior, Sajid Javid, indicó que el nuevo sistema migratorio del país se basará en las competencias profesionales y no en la nacionalidad de éstos. 

La norma más rígida en este aspecto busca imponer visas a los ciudadanos de la UE que lleguen a Reino Unido después de que el país salga del bloque. 

El control de la inmigración, y en particular acabar con el principio europeo de la libre circulación de personas, fue uno de los principales temas de la campaña del Brexit en 2016. 

Como medida preventiva el Departamento del Tesoro ya anunció un presupuesto 2.500 millones de dólares para un posible Brexit sin acuerdo. 

Mientras tanto May anunció que “el gabinete discutirá sobre la próxima fase para garantizar que estamos preparados para una salida de la UE sin acuerdo”. El pacto de Brexit será ratificado o rechazado por el Parlamento británico la segunda semana de enero. La UE asegura que no renegociará.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario