Espacio publicitario

Turquía recuerda la derrota de la intentona de golpe del 2016

El embajaor Sevki Mütevellioglu aclaró hubo una fractura en la milicia turca pero que el alto mando militar no formó parte de este evento ni tampoco los miembros del gabinete

  • Diario El Universal

15/07/2018 10:30 am

MARIANYFEL SALAZAR 

El 15 de julio del 2016 Turquía sufrió uno de los momentos más caóticos de su historia democrática, un intento de golpe de Estado que dejó al menos 270 muertos y miles de heridos. Según Ankara el alzamiento fue orquestado por el clérigo Fethullah Gülen, líder del Movimiento de Gülen o FETÖ.

Sevki Mütevellioglu, embajador de Turquía en Venezuela, recordó este hecho como "un evento muy desafortunado" al cumplirse hoy su segundo aniversario. "Hace dos años en Turquía tuvimos un evento muy desafortunado, una acción despreciable del FETÖ", apuntó.

FETÖ "es una organización muy peligrosa. Comenzó a reclutar personas desde las escuelas desde un punto de vista global. Tenía un gran número de escuelas en Turquía, y se establecieron en 160 países alrededor del mundo", dijo.

"Usaron a la fuerza militar"

A pesar de que el grupo armado que perpetró el ataque contra el Gobierno del reelecto Recep Tayyip Erdogan logró captar a milicianos de las Fuerzas Armadas turcas, empleados de los ministerios y algunos miembros "burócratas" del Gobierno, el embajador Mütevellioglu aclaró hubo una fractura en la milicia pero que el alto mando militar no formó parte de este evento ni tampoco los miembros del gabinete.

Para este ataque, que logró ser desmantelado en menos de 12 horas, FETÖ usó aviones, helicópteros, tanques y elementos de guerra para disparar contra el Parlamento y los edificios del Estado turco. Aún así, "los legisladores llegaron a la Cámara a sesionar y hallar la solución al conflicto, y los ministros entraron en sesión extraordinaria mientras las estructuras donde se encontraban eran bombardeadas", aclaró.

"El presidente Erdogan, hizo un llamado a través de la televisión nacional a los civiles para que cuidaran sus vecindarios, y ellos mismos fueron los que lucharon contra los que se alzaron en contra de la democracia turca", insistió.

Mütevellioglu explicó que es primera vez que civiles y la opinión pública salen a luchar contra un golpe de Estado. "Fue con la ayuda del pueblo turco que este proceso pudo ser revertido", manifestó.

Adicionalmente a las pequeñas células de FETÖ que se crearon en Turquía, también había algunos medios de comunicación (impresos y audiovisuales) que pertenecían al grupo armado, según declaró el embajador, y que auparon el golpe. Actualmente están bajo el "escrutinio del gobierno".

De igual forma, se logró desarticular casi por completo la red de FETÖ que funcionaba en Turquía, y "con la cooperación de muchos países hermanos, incluyendo a Venezuela, se está haciendo lo propio en el resto del mundo", agregó.

Quienes formaron parte de la rebelión están presos y han sido castigados de formas "muy severas", por lo que Mütevellioglu descarta alguna posibilidad de que alguien "se va a atrever a perpetrar un golpe de Estado en Turquía nuevamente".

Sin embargo, si llegase a haber una revuelta similar, es seguro, que "la gente en Turquía se va a oponer", indicó.

"El golpe de Estado fue un drama, una tragedia al principio, pero al mismo tiempo significó ganar confianza propia, diseñar estrategias y seguir adelante. Luego vino una reforma constitucional que el pueblo apoyó, y una reelección de Erdogan, por primera vez bajo un sistema presidencialista", dijo el diplomático.

Hoy, dos años después, Turquía se encuentra totalmente recuperada de esta fase, y busca desarrollar nuevos caminos dentro y fuera del país.

"Tuvimos un impacto negativo, que empieza a tener un efecto positivo, ahora estaremos felices de tener una Turquía sin FETÖ", celebró.

"Los golpes de Estado son inaceptables y debemos hacer lo posible para detenerlos", dijo.

Un nuevo sistema presidencial

En 2017, meses después del golpe de Estado que paralizó a Estambul y Ankara, el Parlamento turco aprobó la enmienda de 18 artículos de la Constitución para poder pasar de un sistema democrático parlamentario a uno presidencialista, que fue aprobado en septiembre del mismo año en un referendo por el pueblo turco.

El presidente Erdogan celebró la medida, y además planteó en abril de este año un adelanto de las elecciones de 2019 para el pasado mes de junio, en las que salió ampliamente victorioso, y reelecto en una sola vuelta, siendo investido el pasado 9 de julio.

Para el embajador este sistema "es muy nuevo aun para evaluar su funcionamiento". Lo que si enaltece es la labor de su presidente, y el hecho de que ahora podrá ejercer como tal, sin depender del Parlamento. "Antes nuestro presidente tenía un valor simbólico y ahora es presencial", enfatizó.

"Tenemos un presidente, un vicepresidente, 16 miembros de gabinete y otras agencias que están conectadas directamente con la Presidencia. Tenemos también al Parlamento de mayoría opositora", explicó.

Con respecto al hecho de que en el Parlamento Erdogan no cuente con una amplia mayoría, el embajador Mütevellioglu no ve "mayor problema" en su "buen funcionamiento", ya que el sistema turco es una democracia, en la que todos tienen espacios, y oportunidades.

"La democracia turca se pone en funcionamiento y es suficientemente madura para manejar estas situaciones" citó.

"Somos amigos de Venezuela"

"Venezuela fue el primer país que realizó un comunicado rechazando el golpe de Estado, y se rehusó a reconocer a los golpistas. Como embajador de Turquía estoy muy contento de decir que Venezuela es uno de los pocos países que entienden muy bien en relación a este tema" dijo Mütevellioglu.

"Las relaciones entre Turquía y Venezuela están atravesando días históricos nuestros presidentes son muy buenos amigos, somos muy buenos amigos de Venezuela", insistió. El embajador dijo sentirse muy afortunado de representar a su país en Venezuela. "Me siento realmente en casa, me siento entre amigos", señaló.

El diplomático, con amplia trayectoria en el área, aseguró que Turquía está muy interesada en ayudar a Venezuela y a los venezolanos a desarrollar sus proyectos y a producir nuevas y buenas formas de mejorar su economía, a través de los intercambios bilaterales.

"Nosotros logramos obtener lo que hemos hecho en Turquía trabajando duro y produciendo y necesitamos lograr lo mismo en Venezuela", acotó.

Este país tiene "un gran potencial, y no solo el petróleo o la energía, tiene turismo, agricultura, pero necesitamos desarrollar nuevas formas de cooperación... Cuando hagamos nuevos proyectos, van a notar la diferencia. Yo creo mucho en el futuro de Venezuela, solo debemos ser pacientes, trabajar duro y producir", enfatizó.

Turquía es muy activo internacionalmente, tiene peso en "muchísimas partes del mundo", es miembro de diversas organizaciones de peso y además tiene "fantásticas relaciones con otras naciones", finalizó.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario