Los cristianos sirios refugiados en Jordania solicitan ayuda al Papa

"Los cristianos de la región están amenazados desde la guerra en Irak en 2003", asegura y afirma que "dos millones de cristianos han abandonado Oriente Medio" en los últimos 10 años huyendo de las "violencias y la persecución religiosa".

EL UNIVERSAL
jueves 22 de mayo de 2014  07:19 AM
Amman.- Los cristianos sirios refugiados en Jordania aprovecharán su encuentro con el papa Francisco del sábado, al inicio de una visita de tres días a Tierra Santa, para pedirle que traiga la paz al país devastado por tres años de guerra.

En la primera etapa del viaje que le llevará a Israel y a los territorios palestinos, el papa argentino se reunirá con los sirios que han tenido que huir de sus hogares hacia el reino jordano, donde se encuentran unos 600.000 refugiados, indicó AFP.

"El papa debería viajar a Siria que necesita desesperadamente la paz", estima Norma, originaria de Malula, una localidad al norte de Damasco, antaño un importante lugar de peregrinación cristiana, afectada por el conflicto debido a su posición estratégica, en la carretera que vincula a Damasco con Líbano.

"Tiene que ver la situación de los cristianos en Siria. Tiene que ver lo que el terrorismo les ha hecho a ellos y al patrimonio", añade esta mujer de 30 años, con lágrimas que se le escapan por detrás de sus gafas oscuras.

Los cristianos representan en torno al 10% de la población siria y muchos de ellos han tomado parte a favor del presidente Bashar al Asad por temor al islamismo preconizado por algunos grupos rebeldes.

"Bajo el régimen de Bashar al Asad y de su padre Hafez al Asad, no había baños de sangre, destrucción y desplazamientos" de población, añade la mujer que huyó de Malula en septiembre.

"Ahora los cristianos sirios están en peligro", añade.

En septiembre, el patriarca sirio de la iglesia católica melkita Gregorio III Laham estimó en unos 450.000 el número de cristianios sirios que huyeron de sus hogares por culpa del conflicto que dura desde hace tres años.

PERSECUCIÓN RELIGIOSA

"Queremos que el papa llame la atención sobre el sufrimiento y la agonía de los sirios", declara Rula Hajar, una cristiana de 26 años que abandonó Alepo, en el norte de Siria, hace siete meses.

Los cristianos jordanos -católicos y ortodoxos- representan en torno a 250.000 personas sobre un total de siete millones de habitantes. La visita del papa permitirá dar del reino la imagen de un oasis de paz en una región marcada por la "sangre, las guerras y la represión", estimó el primer ministro jordano, Abdalá Nsur.

"La visita del papa supondrá un apoyo para los cristianos de toda la región", estima el padre Rofat Bader, director general del Centro Católico de estudios y de medios y portavoz de la visita del papa en Jordania.

"Los cristianos de la región están amenazados desde la guerra en Irak en 2003", asegura y afirma que "dos millones de cristianos han abandonado Oriente Medio" en los últimos 10 años huyendo de las "violencias y la persecución religiosa".

Durante su visita relámpago a Jordania, el papa Francisco se reunirá con el rey Abdalá II y dará una misa en el principal estadio de la capital, antes de viajar a Wadi al Jarrar, en Betania, en el valle de Jornadia, conocido por ser el lugar del bautismo de Jesus Cristo.

"Los cristianos sirios están sin defensa. Han huido del país que querían por causa del creciente terrorismo", declara Samer, originario del noreste de Siria, que irá al estadio.

"Esperemos que oiga nuestro mensaje" por la paz en Siria, dice Jaber, de 32 años.  Pero otros son más críticos. "El papa y los responsables religiosos cristianos (...) no hacen lo suficiente para defender sus derechos y protegerles", considerada Nadi Daud, de 59 años, un copto egipcio que era restaurador en Siria. "Queremos que los cristianos puedan vivir en paz".
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
 
Cerrar
Abrir