Compartir

El presidente chino Xi Jinping quiere "un gran renacimiento de la nación"

El presidente estadounidense Barack Obama advirtió directamente el miércoles a las autoridades chinas sobre el fenómeno creciente de ataques cibernéticos contra Estados Unidos, prometiendo conversaciones "enérgicas" con Pekín.

imageRotate
Xi indicó que se debe mejorar la capacidad del ejército para "ganar combates" (AP)
EL UNIVERSAL
domingo 17 de marzo de 2013  11:30 AM
Pekín.- El nuevo presidente chino, Xi Jinping, llamó este domingo a luchar por "un gran renacimiento de la nación china" y a mejorar la capacidad del ejército para "ganar combates", en su primer discurso solemne en tanto que jefe de Estado.

Xi Jinping, de 59 años, habló en la jornada de clausura de la convocación anual del Parlamento, que esta semana permitió completar una transición en el poder prevista desde haces años en el país más poblado del mundo. De este modo, la segunda economía mundial está ahora dirigida, por diez años, por un nuevo equipo, indicó AFP.

Vamos "a seguir luchando por la causa del socialismo con las características chinas y por realizar el sueño de un gran renacimiento de la nación china", dijo el alto dirigente de la segunda potencia mundial , en su primer discurso como jefe de Estado, ante los delegados de la Asamblea Nacional Popular (ANP).

"Todos los soldados y oficiales del Ejército Popular y la Policía Militar chinos, guiados por el Partido, deben ser capaces de ganar batallas, tener el objetivo de un ejército fuerte y disciplinado", subrayó el número uno del Partido Comunista de China (PCC).

En momentos en que las relaciones entre Pekín y Tokio son muy tensas debido a una disputa por la soberanía de unos islotes del Mar de China Oriental, el Ejército Popular de Liberación (EPL) debe "mejorar su capacidad para cumplir sus misiones, defender con valor la soberanía y la seguridad nacionales, así como los intereses al servicio del desarrollo del país", agregó.

"Para hacer realidad el sueño chino, es necesario promover la mentalidad china. Es decir, el espíritu nacional centrado en el patriotismo, la reforma y la innovación", manifestó.

Durante esta sesión parlamentaria de 12 días, en el imponente Palacio del Pueblo, en el centro de Pekín, Xi, como se esperaba, fue elegido para suceder a Hu Jintao en la presidencia de la República Popular China, en tanto que el número dos del PCC, Li Keqiang, fue designado como jefe de gobierno.

LI, inmediatamente después del discurso de Xi Jinping, dio su primera conferencia de prensa, un ejercicio anual de todo primer ministro chino.

Este tecnócrata de 57 años enfrentó la prueba con una sonrisa fácil, pero también usando los lugares comunes habituales en los dirigentes del régimen comunista.

Durante una hora y cuarenta y cinco minutos, Li reafirmó esencialmente las líneas de trabajo establecidas por su predecesor, Wen Jiabao.

En particular, destacó la necesidad de distribuir más equitativamente los beneficios del crecimiento y luchar sin tregua contra la corrupción, un flagelo nacional en todos los niveles del partido único y del gobierno.

Asimismo indicó que una esperada reforma del sistema muy criticado de reeducación mediante el trabajo, que permite que una persona sea detenida hasta cuatro años sin juicio, estaba en estudio y que esperaba un anuncio para este año, sin dar más detalles.

Por otro lado, afirmó que Washington lanza "acusaciones infundadas" involucrando a Pekín en ataques cibernéticos contra Estados Unidos.

"China misma una víctima importante de ataques informáticos. China no apoya los ataques informáticos. De hecho, nos oponemos a este tipo de actividades", dijo.

"Debemos cuidarnos de lanzar infundadas  acusaciones mutuas", subrayó Li.

El nuevo jefe del gobierno chino, en respuesta a un periodista extranjero, dijo que sentía "una presunción de culpabilidad" en la pregunta.

Aparte de esta frase, repitió palabra por palabra la línea clásica de la defensa de las autoridades chinas sobre el tema de la piratería informática.

El presidente estadounidense Barack Obama advirtió directamente el miércoles a las autoridades chinas sobre el fenómeno creciente de ataques cibernéticos contra Estados Unidos, prometiendo conversaciones "enérgicas" con Pekín.

Es la primera vez que el presidente Obama lanza una advertencia con tanta claridad.

Las reacciones de Estados Unidos a los intentos de presuntos hackers chinos de penetrar las redes de sus empresas o dependencias administrativas estatales han aumentado en las últimas semanas, provocando cada vez el desmentido formal del gobierno de Pekín.
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar