Compartir

72 horas clave en las que Venezuela desarmó al M-19

"M-19, Dejación de las Armas", es libro clave de la relación colombovenezolana

imageRotate
El general Uzcátegui (centro) en la presentación de su libro G. PULIDO
FRANK LÓPEZ BALLESTEROS |  EL UNIVERSAL
lunes 4 de febrero de 2013  12:00 AM
Lo fundamental era que en 72 horas las miles de armas de la guerrilla colombiana del M-19 estuvieran destruidas para que el Gobierno del presidente Virgilio Barco firmara la amnistía de sus integrantes. Si no ocurría esto, el proceso de paz con ese grupo estaba acabado.

No había mucho tiempo, la prudencia era la clave y las exigencias tenían que tomarse en cuenta. Por un lado, clasificar cada una de las armas, y por otro, una institución, una o unas figuras relevantes que le dieraN confianza a las partes.

Quedan tres días para que se venza el plazo. Corre el mes de marzo. Será entonces entre el 6 y 9 de marzo de 1990, cuando Colombia confía en el compromiso e influencia plena del presidente Carlos Andrés Pérez (1989-1993) y muchos de sus aliados y colaboradores dentro y fuera del país, para que el complejo compromiso de paz del M-19 y el Gobierno se cumpliera.

Poco días antes es el general del Ejército venezolano Ernesto Uzcátegui el que recibe en su casa en Maracay, estado Aragua, una llamada de sus superiores un 27 de febrero de 1990, en la que le avisan de "algo" importante que está por venir. De su respuesta luego dependerían muchas cosas.

Los pormenores de aquella llamada, y lo que vino a continuación, quedó marcado en la historia por la paz en Colombia que indudablemente pasa y pasará por Venezuela.

Esa historia personal, y a la vez historia de Colombia y Venezuela, está narrada en el libro M-19, Dejación de las Armas (Fundación Rómulo Gallegos), en la que Uzcátegui narra detalladamente los pormenores de su participación, en nombre del Gobierno de Pérez , para garantizar la "dejación" de las armas del M-19, liderada entonces por el histórico Carlos Pizarro.

"Dejación", esa palabra tan autóctona de la lengua colombiana como "supremamente", era el calificativo adecuado para que el M-19 no se sintiera derrotado o confundido tras aceptar entrar en un proceso de diálogo con el Gobierno de Barco.

La obra narra minuciosamente "el acompañamiento de la Internacional Socialista (IS), de varios presidentes, de dos premios Nobel, y en especial la participación de las Fuerzas Armadas de Venezuela bajo paraguas de la IS, que se convirtieron en un gestor activo de la etapa final de desmovilización y de 'dejación' de las armas que llegó a feliz término", como prologaba la obra Rafael Pardo, entonces Consejero de Paz, y uno de los artífices de ese diálogo.

Durante tres días, en un campamento en Santo Domingo (departamento del Cauca) Uzcátegui junto a otros cuatro oficiales del Ejército venezolano y delegados de la IS, asistieron a la entrega de armas y uniformes y su posterior fundición, con lo que una parte de la historia oscura de Colombia quedaba consumida por el fuego.

Al final, 1850 kilogramos de hierro, convertidos en varios lingotes, fueron la muestra para que el M-19 firmara aquel 9 de marzo de 1990 su entrada a la vida política colombiana, un paso para la paz del que Venezuela fue actor vital.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar