Compartir

Fracasa diálogo de políticos y religiosos en Belfast

La retirada de la bandera británica provocó aumento de la violencia

imageRotate
Varios unionistas se manifiestan contra la retirada de la bandera británica del ayuntamiento de Belfast EFE
EL UNIVERSAL
miércoles 9 de enero de 2013  12:00 AM
Belfast, Reino Unido.- Desde hace un mes, los incidentes se repiten en Belfast a pesar de los intentos de los líderes políticos y religiosos para desactivar la crisis en torno a la retirada de la bandera británica del ayuntamiento de la ciudad, un psicodrama que ilustra la fragilidad de la paz en Ulster.

Irlanda del Norte es "rehén" de los manifestantes, denunció la ministra del Gobierno británico para esta provincia, Theresa Villiers, tras otra noche de violencia callejera, citó AFP.

"No es aceptable que los que dicen que defienden la bandera británica lo hagan lanzando ladrillos y cocteles molotov contra la policía. Es vergonzoso, francamente", agregó la funcionaria, citó la BBC.

Violencia histórica

El origen de la violencia hay que buscarlo en la decisión votada el pasado 3 de diciembre por el consejo municipal de Belfast de dejar de hacer ondear permanentemente la Union Jack en el ayuntamiento.

El consejo municipal no hizo más que armonizar su reglamentación a la de otros edificios gubernamentales. Pero la votación fue percibida como una provocación por los "lealistas" protestantes, favorables al mantenimiento de Ulster dentro de Reino Unido.

Esta provincia semiautónoma británica vivió 30 años de violencia entre separatistas católicos y protestantes unionistas que dejaron más de 3.500 muertos y terminaron con el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998. Desde entonces se instauró un Gobierno biconfesional, pero Irlanda del Norte sigue registrando esporádicamente actos de violencia entre las dos comunidades.

Desde que el consejo municipal decidió izar la bandera británica sólo 17 días al año, casi cada noche grupos de lealistas se manifiestan, a veces en forma violenta, para pedir su retorno al mástil del edificio.

A las barricadas, los disparos de proyectiles y los ataques de vehículos policiales a golpe de mazo de los manifestantes, las fuerzas del orden responden con cañones de agua y disparos de pelotas de goma, algo que recuerda las horas más oscuras del Ulster.

El balance de un mes es de 60 policías heridos y más de un centenar de detenidos. "Es sin duda el periodo más difícil al que hemos tenido que hacer frente en una década", dijo Terry Spence, presidente de la Federación de Policía de Irlanda del Norte.

Representantes políticos y religiosos del Ulster iniciaron conversaciones en Belfast para tratar de poner fin a la violencia, hasta ahora sin éxito.

Del otro lado de la frontera, en la República de Irlanda, la policía está evaluando el riesgo que plantea una manifestación sobre la bandera prevista para el sábado en Dublín.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar