Compartir

Grupo rebelde congolés consolida control de Goma y exige partida de Kabila

"No nos detendremos en Goma, iremos hasta Bukavu, Kisangani y Kinshasa", lanzó el miércoles el portavoz militar del M23, el coronel Viannay Kazarama.

imageRotate
Rebeldes congoleses entran en camión a la población de Sake, a 25 k de Goma (Reuters)
EL UNIVERSAL
miércoles 21 de noviembre de 2012  12:10 PM
Goma, República Democrática del Congo.- Los rebeldes del grupo M23, que consolidaban el miércoles el control de Goma pese a la condena de la Organización de Naciones Unidas (ONU), exigieron la salida del presidente Joseph Kabila, afirmando, un día después de la toma de la estratégica ciudad ubicada en el este de la República Democrática del Congo (RDC), que irán hasta Kinshasa. 

"No nos detendremos en Goma, iremos hasta Bukavu, Kisangani y Kinshasa", lanzó el miércoles el portavoz militar del M23, el coronel Viannay Kazarama, frente una multitud reunida en un estadio de la ciudad, reveló AFP.

"Kabila debe dejar el poder porque no ganó las elecciones del año pasado", agregó, aludiendo a las acusaciones de fraude de la oposición contra Kabila luego de las presidenciales de noviembre de 2011.

Esta reunión, convocada el martes por el M23 para identificar a los policías y los militares que se quedaron en la ciudad de Goma a pesar de la partida del ejército regular, se transformó en mitin, pues los habitantes acudieron al estadio.

El miércoles por la tarde, la ONU denunció que los rebeldes del M23 realizan "ejecuciones sumarias".

El presidente de la RDC se reunió el martes por la noche en Kampala, capital de Uganda, con su homólogo Paul Kagame, presidente de Ruanda, país acusado por Kinshasa y las Naciones Unidas de apoyar a los rebeldes. 

Tras este encuentro, Kabila y Kagame se reunieron con su homólogo ugandés Yoweri Museveni, cuyo país es también acusado por la ONU de apoyar a las fuerzas rebeldes del M23.

En Goma, capital de Kivu Norte, los habitantes reanudaron lentamente sus actividades el miércoles por la mañana a pesar de no tener acceso a agua potable, debido a cortes de energía que impiden el funcionamiento normal de las bombas, según testimonios de habitantes.

No se escuchó ningún tiro durante la noche. Soldados del M23 estacionan en varios cruces mientras que otros patrullan a lo largo y ancho de las principales arterias, pero no se vislumbra ningún casco azúl.

"Deben unirse a nosotros porque abogamos por el bienestar de los militares", lanzó el vocero del M23 a los policías y soldados reunidos en el estadio.

Uno de los soldados presentes explicó a la AFP que esperaba recibir un mejor sueldo por parte de los nuevos responsables.

El martes por la noche, el Consejo de Seguridad de la ONU votó unánimemente una resolución en la que pide sanciones contra dos líderes del M23, Innocent Kaina y Baudouin Ngaruye. 

La resolución, presentada por Francia, demanda también que los países extranjeros que apoyan al M23 cesen toda ayuda a los rebeldes.

Tras la toma de Goma, Ruanda pidió al gobierno congoleño que negocie con los rebeldes, una exigencia del M23 que Kinshasa siempre rechazó.

El miércoles por la mañana, Bukavu, capital de Kivu Sur, al igual que otras ciudades del país, fueron el escenario de manifestaciones contra la toma de Goma. Los manifestantes acusaron a los representantes de misión de la ONU para la Estabilización en la RDC (Monusco) de no haber intervenido para defender la ciudad.

En Bunia, ubicada en el noreste del país, seis personas murieron al recibir disparos tras una violenta manifestación el martes, según una ONG occidental.

Según un testigo, varios vehículos pertenecientes a organismos internacionales fueron atacados o quemados por manifestantes. Los manifestantes atacaron también a la sede de la Monusco antes de ser empujados por tiros. La ONU no confirmó esta información.

La ONU dispone en el este de la RDC del contingente más grande de Cascos Azules, pero no logró impedir el avance de los rebeldes.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, cuestionó el martes el mandato de esta fuerza de mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas. "Desplegar a 17.000 hombres y establecer un mandato que no permite intervenir es absurdo", declaró.

Bélgica, expotencia colonial, llamó también este miércoles a "reforzar" la acción demasiado defensiva de la ONU.

En un comunicado, la Monusco  afirmó seguir "comprometida" en Goma e hizo una advertencia contra "quienes se sientan tentados de cometer graves violaciones de los derechos humanos o de atentar contra el derecho internacional humanitario".

Goma ya había sido ocupada en dos ocasiones, en 1996 y 1998, por rebeliones apoyadas por Ruanda. En 2008, otra rebelión, liderada por Laurent Nkunda, se había detenido a las puertas de la ciudad después de haber derrotado al ejército.

Los recientes combates provocaron importantes desplazamientos de poblaciones, según informó Médicos sin Fronteras (MSF). 

"Estamos en una situación de urgencia ya que hay más de 100.000 desplazados, que carecen de vivienda, acceso al agua, comida, y algunos de ellos son portadores del cólera", subrayó Marcela Allheimen, responsable de MSF en París.

Los recientes eventos tienen consecuencias internas en RDC. El gobierno "perdió la batalla pero no la guerra", declaró el miércoles el primer ministro Augustin Matata Ponyio. Sin embargo, la oposición congoleña estimó que el presidente Kabila era responsable y pidió un congreso para examinar la situación.

El M23 fue creado a principios de mayo por militares que tras participar en una rebelión anterior integraron el ejército en 2009, luego de un acuerdo de paz. En abril se amotinaron argumentando que Kinshasa no respetó sus compromisos.

Los miembros de este movimiento reclaman que se mantenga a todos los oficiales con su grado y se rehúsan a ser afectados en otras unidades y regiones que les quiere imponer Kinshasa, lo que los alejaría de su zona de influencia en el este.

Pero la región compuesta por las provincias de Kivu Norte y Sur es también teatro de conflicto casi ininterrumpido desde hace unos veinte años debido a los recursos mineros (oro, coltán, casiterita) y agrícolas, que se disputan el gobierno congoleño, diversos movimientos rebeldes y países vecinos de la RDC, Uganda, Ruanda y Burundi.
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar