Compartir
CHINA | Congreso 18 del Partido Comunista Chino

Autoridades chinas electas se distancian del pensamiento de Mao

Actos de tensión política que recuerdan a la Revolución Cultural, el "gran error de Mao" para el régimen chino: el actual primer ministro, Wen Jiabao, advirtió en marzo que el país no volvería a caer en el caos de aquella época, en otro mensaje entre líneas, para muchos, contra aquellos que echan de menos al Gran Timonel.

imageRotate
Voluntarios de seguridad con chaqueta roja ayudan a mantener el orden en Pekín (AP)
EL UNIVERSAL
lunes 12 de noviembre de 2012  07:21 AM
Pekín.- El sector "neomaoísta" del Partido Comunista de China (PCCh), que defendía cierto regreso al idealismo del Gran Timonel, ha sido la gran víctima en la transición de poder que saldrá del actual XVIII Congreso de la formación, y que hoy entra en su quinto día.

Ese grupo minoritario en el PCCh, distanciado tanto de la facción "reformista" que ha dominado 10 años (encabezada por el presidente Hu Jintao) como de los "liberales" que controlaron el poder en los 90 (Jiang Zemin y sus aliados en Shanghai), ha quedado muy debilitado por las luchas de poder, que a veces evocaron las "purgas" de la era Mao, informó Efe.

La principal víctima fue Bo Xilai, exsecretario general del PCCh en Chongqing, cuyos intentos de recuperar la estética y el idealismo maoísta en esa metrópoli a orillas del Yangtsé causaron siempre recelos en Pekín.

Reponiendo en la televisión local películas de la época de Mao -amigo de su padre Bo Yibo, quien ocupó los más altos cargos en los primeros gobiernos maoístas-, u obligando a los vecinos de la ciudad a cantar melodías revolucionarias en la calle, Bo Xilai convirtió a Chongqing en la "capital roja" de China.

Además de en lo estético, Bo pregonaba un regreso a los valores tradicionales del maoísmo con una política populista alternativa a la del Gobierno central, más centrada en los indicadores económicos.

Este peculiar modelo y la escasa simpatía mostrada por Pekín hacia él hizo que ahora, cuando Bo espera juicio por corrupción y su esposa cumple una pena de cárcel por asesinar a un empresario británico, algunos vean una revancha política hacia un líder que no convenía ni a "reformistas" ni a "liberales".

"La campaña roja de Bo y su popularidad podrían haber generado entre los líderes reformistas el temor a que el maoísmo siga siendo popular", analizaba el profesor Zhang Min, de la Universidad Popular de Pekín.

No es la única víctima del afán del PCCh por reducir el "neomaoísmo": hace unos días se confirmaba la caída en desgracia del general Liu Yuan, amigo de la familia de Bo.

Liu, principal responsable de Logística del Ejército, no obtuvo en octubre ninguno de los ascensos a la cúpula militar a los que aspiraba, y la semana pasada se confirmó su salida del Presidium, el influyente órgano encargado de la organización del XVIII Congreso.

El general fue compañero de clase del hermano de Bo Xilai, Bo Xucheng, en la Escuela Secundaria Número Cuatro de Pekín, conocido colegio de hijos de revolucionarios.

Como los hermanos Bo, es hijo de una familia que vio tiempos mejores durante los primeros años de Mao en el poder, concretamente de Liu Shaoqi, presidente de China en los 60.

Otro representante de la corriente que estos meses se ha visto en jaque, según los analistas, fue Zhou Yongkang, miembro del Comité Permanente, el selecto grupo de nueve personas que controla el Partido y el Estado, y principal responsable de seguridad del régimen.

En primavera, cuando Bo comenzaba a perder sus privilegios, se anticipó que Zhou sería el siguiente en caer, e incluso circularon rumores nunca confirmados de que había intentado un golpe de Estado.

Zhou acabó manteniendo el tipo, pero todos los observadores dan por sentado que, tras su retirada del Comité Permanente esta semana, al nuevo "zar de la seguridad" que le suceda no le otorgarán la misma cuota de poder.

La caída de los sectores más a la izquierda del Partido, o más populistas, podría venir acompañada de reformas ideológicas si, como dicen algunos observadores, el actual XVIII Congreso decide en la nueva enmienda de la Constitución del PCCh recortar parte del "pensamiento Mao".

"Muchos de los puntos de vista de Mao ya son obsoletos y no deben mencionarse, como sus ideas sobre la reforma", señaló a Efe el miembro de la estatal Academia de Ciencias Sociales Jing Minqing.

Mientras, otros que se veían inspirados por el "modelo de Bo", escudados en la web "China Roja", bloqueada en el país pero activa en Hong Kong, han pedido al régimen que no transforme una disputa política en un caso judicial.

"Los cargos se centran en el dinero en sus bolsillos y las mujeres en su cama, y ambas cosas son un problema, pero, ¿son suficientes razones para destituirle?", señalaba uno de estos defensores, el comentarista político Sima Nan.

Sima, uno de los "neomaoístas" que más abiertamente habló en favor de Bo, también protagonizó su propio momento de "rechazo público" cuando, días después de lanzar esta defensa, vio como un estudiante le arrojaba un zapato en una conferencia universitaria.

Actos de tensión política que recuerdan a la Revolución Cultural, el "gran error de Mao" para el régimen chino: el actual primer ministro, Wen Jiabao, advirtió en marzo que el país no volvería a caer en el caos de aquella época, en otro mensaje entre líneas, para muchos, contra aquellos que echan de menos al Gran Timonel. 
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por Clodoveo Pelaez
12.11.2012
8:46 AM
Los chinos sólo están esperando que Chávez vaya a aclararles que por qué él quiere poner el pensamiento de Mao en la Constitución Venezolana; segurito que se echan para atrás en sus reformas.
 
Por veronic lara
12.11.2012
8:24 AM
todo tiene su final gracias a dios! y cuando cae uno caen todos los amigos que usufrutan poder y negocios amparados en la FILOSOFIA mamotretos que lo unico que les sirve es para vivir de por vida? con poder mientreas otros como el de venezuela le quiere meter a los bolsas de alla y de otrros lados que "compran" pensamientos de fidel y de Mao y de todos los fracaso.. que LEAN sobre las Comunas de MAO y veran pero que va parece que quieren y ojala lo vivan pq parece que con todo lo que ven les falta confirmar mas los sufridos y explotados son los bolsas del pueblo cuando deberia ser controladores ,exigentes de sus votos y de las promesas ..no! pueblo y circus con sus entrenadores haciendo lo que quieren de sus vidas mientras ellos tiene bien claro como resolver y vivr muy bien las suyas.
 
Por Alejandro Chacin
12.11.2012
7:56 AM
Persiguiendo a comunistas ortodoxos y retrógados en China? Quien lo diria? Sería interesante ver que opina CH de esto. Estoy seguro que no le quedara de otra sino aplaudir, sino se acaba el fondito chino.
 
Por Jose A. Fajardo Puertas
12.11.2012
7:53 AM
Pués va a ser verdad lo que dicen del 'cambio de conciencia tras el 2012'...
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar