Espacio publicitario

Ojos sobre la ciudad

Le Coq D'or, Caracas

Sesenta y cinco años deleitando al paladar venezolano con sabores y delicateses francesas

  • CLAUDIA HERNÁNDEZ

03/11/2019 06:00 am

Visitar París es nutrirse de una rica herencia cultural, refrescar la visión con bellísimos parajes, divertirse con espectáculos que están en boga, ponerse al día con la tecnología y la moda y degustar de delicias gastronómicas. Solo caminar por las calles de la capital francesa significa vivir una experiencia enriquecedora, por la gran cantidad de museos, parques, esculturas, plazas, puentes, lugares históricos y restaurantes. 

Entre los lugares de interés están: La Torre Eiffel con su mirador, de donde se pueden tomar fotos de la ciudad; visitar a la Gioconda en El Luvre con más de treinta mil obras; buscar el nombre de Francisco de Miranda en El Arco de Triunfo; visitar la catedral de Notre Dame que se encuentra en reconstrucción; pasear por los Campos Elíseos o por las calles de Les Marais; subir las escalinatas de Montmartre, visitar la Basílica de Sacré Coeur y beber un rico café viendo el atardecer; tomar un bote para navegar por el río Sena; disfrutar de un espectáculo de lujo en el Moulin Rouge.

Francia en caracas
Un pedacito de Francia está en Caracas desde hace 65 años, el restaurante Le Coq D'or nos deleita con los sabores exquisitos originarios del país galo que tanto nos gustan. Traspasar la puerta principal del restaurante y encontrarnos con grandes fotos de París y de sus lugares emblemáticos que nos fascinan, es evocar buenos momentos y recuerdos de las visitas a la ciudad de la luz. Su diseño cálido que es el resultado de la iluminación indirecta de los vidrios policromáticos de las lámparas Tiffany, crea un ambiente acogedor.

En el gran salón, decorado con imágenes de gallos en cada rincón (muchos son regalos de clientes), encontramos amplias mesas, con cómodos sillones blancos que ofrecen confort a los clientes. La atención esmerada de sus colaboradores que reciben a los comensales con amabilidad y simpatía los hacen sentir como en casa. Las manos maravillosas y la creatividad de los chefs Juan Vicente Fernández e Iván Baptista deleitan a los comensales con una variedad de exquisitos platos cuya esencia es la mantequilla y las especias Doris Fernández, gerente administrativo del Le Coq D'or, comentó que mantienen el menú original del restaurante cuando abrió sus puertas de la mano de un matrimonio francés, "los comensales siempre recuerdan cuando vinieron a comer con sus familiares, abuelos, padres y regresan para disfrutar de los mismos sabores que se mantienen con la misma calidad.

Es una tradición que ha pasado de generación en generación". Fernández destacó que los platos más solicitados son los escargots de Bourgogne y el steak a la pimienta. Agregó que la mayoría de sus productos son nacionales, excepto los caracoles que son traídos de Indonesia y los vinos de Chile. Sus entradas, como los champiñones al ajillo, el pate de Fois Gras y los espárragos son exquisitos, pero los escargots con su salsa de mantequilla, ajo y perejil tienen un sabor sublime. 

Mi plato principal fue un steak rokefort, acompañado de papas fritas y ensalada; una combinación perfecta, de la frescura de los vegetales, con el sabor fuerte de la carne bañada con una salsa de queso azul. De postre disfruté de un pie de limón hecho en casa por Doris Fernández, quien también es chef y tartaleta de fresa con helado. Para los amantes del habano, el restaurante ofrece una interesante variedad de tabacos que pueden disfrutar en su terraza. Durante este fin de semana, la reina es la langosta. Acérquense a las Mercedes, en Caracas para ser consentidos por el equipo de Le Coq D'or que les ofrecerá delicias francesas.



Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario