Espacio publicitario

Cásate con Venezuela

La Tortuga

Con azules que enamoran, es un paraíso ubicado a 104 kilómetros de higuerote. Es la segunda isla más grande de venezuela

  • KARLA GRATEROL

27/10/2019 06:00 am

Llegar a la isla La Tortuga después de navegar de tres a cinco horas, en un mar que muchas veces no es tan manso, desde Higuerote y ver esos azules que te enamoran, es alucinante, piensas que bien valió la pena el viaje. He visitado este paraíso más de 100 veces y aún así siempre es como la primera vez. El océano tiene esas tonalidades de azul que impactan y cuando el sol está en su máximo esplendor quedas con la boca abierta de ver tanta belleza.

La Tortuga es un paraje semi virgen, sin población. Los últimos que la poblaron fueron holandeses que dejaron sus animales domésticos al momento de su desalojo. En la actualidad solo hay rancherías de pescadores, la mayoría margariteños, quienes trabajan uno o dos meses en la isla, para luego regresar a sus casas. En esta oportunidad viajé en lancha rápida. Zarpamos de una casa privada donde también pueden dejar su vehículo en un estacionamiento que cuenta con seguridad, por $3. Para los que marean se aconseja tomar una pastilla para disminuir el malestar, 20 minutos antes de salir y no irse sin comer. A pesar de lo picado del mar, la travesía estuvo maravillosa, sobre todo cuando nos encontramos con una manada de delfines juguetones que se lucieron haciendo sus piruetas de un lado a otro.  

El recibimiento en La Tortuga por parte de los empleados del campamento AAA, que trabaja en alianza con la operadora @rutasmochileras, es muy caluroso. Al llegar nos ubicaron en la orilla con sombrilla y sillas para disfrutar de un excelente día de playa. Después nos indicaron que estaba listo el delicioso almuerzo, una rica pasta a la marinera. Todas las comidas las preparan a base de especies marinas, así que si son alérgicos o vegetarianos lo ideal es informar con anticipación. Tras reposar comenzamos la caminata hasta la punta de Cayo Herradura, donde está ubicado el encuentro de los mares o Juguete de Dios. El mejor lugar para la sección de fotos que cualquier visitante puede esperar. Para disfrutar del atardecer, les recomiendo caminar hacia el otro extremo del cayo donde está un faro y no hay ningún pedazo de tierra que pueda nublar tu vista de cómo el sol cae sobre el mar. Es un espectáculo indescriptible que dura muy pocos minutos y por más fotos que hagas, las mejores quedarán en tu memoria. 

Al llegar la noche, después de la cena nos regalaron un toque de tambor, de esos que hacen que te llegue el baile a las venas. Así no sepas bailar, lo haces porque es bien sabroso ese repicar de tambores característico de nuestras costas venezolanas. Tras apagar la planta eléctrica, lo que provoca es dormir fuera de la carpa. Todo queda en oscuridad y silencio total y el cielo estrellado se viste de gala. Yo particularmente prefiero dormir con la carpa abierta y la cabeza fuera de ella para no perderme semejante espectáculo, ves muchas estrellas fugaces y constelaciones. El amanecer también deslumbra, ya que abrir los ojos y ver salir el sol con esas tonalidades que se forman en el cielo es un sueño que hay que disfrutar. Luego del desayuno nos ofrecieron un paseo a varias playas ($15 por persona). 

Primero visitamos Carambeo, un lugar bien alto de la isla, con riscos, donde puedes apreciarla. Los más osados suelen lanzarse en clavado, pero yo preferí solo tomar fotos. Después paramos en Boca Cangrejo donde hay muchas estrellas de mar. Le aconsejo a los visitantes no sacarlas del agua, ni por un segundo porque mueren. Las estrellas de mar capturan el oxígeno del agua para su proceso de respiración a través de branquias dermales, y cuando estas son sacadas del agua ya no pueden obtener oxígeno para sus ciclos vitales. Por lo tanto sufren una intoxicación con dióxido de carbono y en un tiempo relativamente corto mueren. También nos detuvimos en Punta Arenas para tomar fotos y al final fuimos a Tortuguillos, un cayo con aguas cristalinas, donde hay bastantes corales, ideal para practicar snorkel (el equipo puedes alquilarlo con la operadora). El domingo, luego de desayunar, llegó el momento más triste: el de despedirnos.

¿Quién no quisiera quedarse a vivir en este paraíso? El regreso es más suave, ya que navegamos en dirección de la ola. Isla Tortuga es un lugar súper mágico al que no debes dejar de visitar. Yo te aseguro que te encantará. Una vez que la visites corres el riesgo de querer volver una y otra vez. Así es Venezuela, bella y deslumbrante llena de miles de paraísos. Estamos bendecidos con el Mar Caribe que nos tocó. Lo tenemos todo para ser una potencia mundial de turismo. 

Información importante

- Plan 3 días, 2 noches, $120 por persona, todo incluido, en carpa. (Hay camas tipo balinesas para dormir en la orilla de la playa). 
- Dan una ración de agua de tres litros para bañarse. No hay tuberías con agua dulce. 
-Los viajes salen solo de viernes a domingo y días feriados. 
-Solo hay señal Movilnet. Lo mejor es ir a desconectarse de todo, en especial de la tecnología. 
-No hay vendedores ambulantes. Debes llevar todo lo adicional que quieras consumir. 
-Hay planta eléctrica en el campamento. 
-No olvides la pastilla Viajesan, si mareas. 

@karla_gpvzla

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario