Espacio publicitario

Cásate con Venezuela

Trujillo

Un estado que ofrece interesantes atractivos como la Virgen de La paz y la laguna Los Cedros

  • KARLA GRATEROL

06/10/2019 06:00 am

¿Sabías que en Trujillo se encuentra el monumento más grande de Latinoamérica? Esta fue la razón de mi motivación por conocer este bello estado, para visitar la Virgen de La Paz que se encuentra en la parte más alta de la capital del estado. A pesar de que la vía está totalmente asfaltada, debido a sus subidas tan empinadas recomiendo que vayas en vehículos 4x4. Si no tienes carro propio, en el parque Los Ilustres de Valera, hay un servicio de transporte público con jeeps que te llevan hasta el lugar. Si vas en carro propio debes dejarlo en el estacionamiento y caminar unos cuantos metros. 

El Monumento Virgen de la Paz es el más alto de América, con una altura de 46,72 metros y a 1.640 m.s.n.m. Es el monumento dedicado a la virgen María más alto del mundo. Fue inaugurado el 21 de diciembre de 1983 y se construyó en 18 meses. Los escultores artífices de la obra son Manuel de la Fuente y Rosendo Camargo, con la participación del padre Juan Francisco Hernández. La escultura tiene un peso de 1.200 toneladas, levantada sobre un esqueleto de acero vaciado en concreto armado, cuenta con un hermoso jardín del que puedes disfrutar y hacer las fotos antes de entrar, también hay una iglesia y un parque para niños. Al subir las escaleras disfrutarás de las diferentes vistas que se pueden apreciar desde los distintos miradores: rodillas a 18 metros; mano izquierda a 22 metros; mano derecha donde está la paloma a 26 metros; cintura a 30 metros; y ojos a 44 metros. La estructura dispone de un ascensor para las personas con discapacidad o adultos mayores.
 
Desde sus miradores se puede observar gran parte del estado Trujillo, el Lago de Maracaibo, el resplandor del relámpago del Catatumbo y la Sierra Merideña. El monumento abre todos los días de 9:00 am a 5:00 pm, pero se puede subir al monumento sólo hasta las 4:30 pm. Para subir deben tener a la mano el ticket de entrada, el cual puede ser pagado en punto de venta. En la entrada hay ventas de artesanía y productos originarios de Trujillo, pero no vi lugares donde comprar comida, así que debe ir preparado. Luego de bajar de este lugar fuimos hasta Boconó, un pueblito pintoresco donde la parada obligada es en las deliciosas Merengadas de la Plaza; hay de muchos sabores pero mi favorita es la de nutella o la de la samba. 

Luego subimos hasta la famosa Laguna Los Cedros que está ubicada dentro del Parque Nacional Guaramacal. El lugar es una belleza natural poco promocionada en nuestro país y desconocida hasta por sus mismos vecinos, un destino que vale la pena descubrir para aquellos que quieren recorrer cada rincón de Venezuela. En lo más alto del estado Trujillo, en los Andes Venezolanos, envuelto dentro de una espesa neblina y matizado con tonalidades de verde, está este rincón, ideal para el disfrute familiar y el reencuentro personal con la naturaleza. La laguna está a 3.130 metros sobre el nivel del mar lo cual hace que sientas ese frío sabroso del páramo ideal para tomar chocolate caliente o para las personas con gustos más osados como el miche, tradicional de la zona. Esta laguna surte de agua a varias familias de Portuguesa ya que está entre los límites con este estado . 

El horario de visita es de martes a domingo desde las 8:30 am hasta las 5:30 pm, sin embargo, aquellos que deseen acampar durante la noche pueden hacerlo aportando una colaboración para el mantenimiento del parque. Se recomienda dormir dentro de una carpa, con el abrigo necesario ya que en la noche la temperatura baja aún más. Tengo que confesar que mi noche en este lugar fue de locos, sentía mucho ruido dentro de la laguna, la brisa y el movimiento de los árboles es fuerte por lo que me empezó a rondar en mi cabeza tantas historias que cuentan sobre las lagunas encantadas. Pero en la mañana tienes la mejor recompensa ver el sol salir desde las montañas, es maravilloso como sacado de un cuento de hadas ver el reflejo de espejo que se puede disfrutar en la laguna, es alucinante.

Si quieres acampar debes llevar tu propia comida para preparar, hay kioscos con parrilleras, o puedes llevar tu propia cocina de camping, ya que están prohibidas las fogatas. En los alrededores hay riachuelos donde, si eres suficientemente valiente, te puedes bañar en sus frías aguas. El lugar cuenta con baños y bajo mi criterio está todo limpio, en excelente estado. Lo mantienen bien cuidado, así que no dudes en visitarlo en tu paso por Trujillo. Si no quieres acampar, en el pueblo hay gran variedad de bonitas posadas donde puedes pernoctar. Así que no tienes excusa para seguirte enamorando de Venezuela y de sus encantos. 

 @karla_gpvzla

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario