Espacio publicitario

Turismo de paladar

Puerto Cabello

La ciudad se ha volcado hacia la gastronomía, conquistando los corazones de los turistas, quienes disfrutan cada creación culinaria

  • RAYMAR VELASQUEZ

29/09/2019 06:00 am

Conocí la ciudad porteña en mi época adolescente, con sus casonas coloniales, su malecón y su imponente Fortín Solano, entre los lugares preferidos de los turistas. Mi padre tenía una fábrica de zapatos y la producción de esta encontró mercado en esa ciudad. Yo le acompañaba a llevar la mercancía y junto a la compañía venía la recompensa de cada recorrido que se traducía en el típico pescado frito con tostones que representa a cada destino que se precie de ser playero en este país. Más tarde volví a encontrarme con este suelo y mi experiencia se sofisticó un poco. Un restaurante comandado por un inmigrante italiano me regalaba las mejores pizzas de la ciudad con vista a su malecón. 

 Aquel palafito que vendía comida de mar presentaba ahora un amplio salón donde ofrecía desde arroz con mariscos hasta langosta en temporada. Vuelvo este año, en el que se supone la crisis debe haber arropado los espacios de estas calles con historia, y para mi sorpresa encuentro una suerte de cadena de eso que ahora nos ha dado por llamar emprendimiento, que no es más que las ganas del venezolano de no rendirse. La ciudad se ha volcado hacia la gastronomía porque sabe que por el estómago puede conquistar el corazón del turista. Los jóvenes han tomado los retazos del pasado porteño y lo han transformado hacia la contemporaneidad con propuestas frescas y sabrosas. Me gusta mucho esta nueva onda que presenta Puerto Cabello y la comparto con ustedes para que se vayan a comer a este destino en su próxima visita. 

Waffles Frente al Malecón 
Marielys Delgado me cuenta que ha trabajado toda su vida y que Boite a Gouter Café es la conclusión de su sueño gastronómico dorado. Hace dos años abrió las puertas de su local en un pequeño centro comercial donde comenzó a ofrecer este plato de origen europeo pero con toques venezolanos. Ella adoptó la receta anglosajona que permite un producto un poco más esponjoso que el original y lo convirtió en un sándwich, que rellenó con los componentes de un pabellón, o la mezcla de la famosa reina pepiada.

Con el tiempo se mudó a una vieja casona, cuya terraza permite ver el movimiento del malecón porteño en todo su esplendor. Aquí amplió el menú y agregó waffles de jamón y queso y los de frutas y chocolate o miel para los dulceros. Desayunar, almorzar o cenar en este café, con la vista del paciente mar de Puerto Cabello frente a los ojos, se traduce en un momento agradable. Se comprende aquí que el acto de comer es un todo que involucra el ambiente, la música, la vista y por supuesto, la comida.  

Café con Aires de Cultura
A un costado del Teatro Municipal de Puerto Cabello, se instalaron Carelsy Álvarez y sus dos socias con Boza café, una extensión de la cultura que supone este recinto en forma de sabores. El local abre sus puertas cuando cae la tarde y el clima se aplaca un poco. Los fines de semana hay música en vivo que acompaña una carta sencilla de pasapalos, merengadas, sorbetes y tragos. 

Lo que más me gustó fue una pequeña zona que habilitaron en el salón, que permite la entrada a esta obra arquitectónica de 1886. Un librero, varios textos y algunos asientos permiten que el comensal compre algo y se siente a leer tranquilamente mientras come, incluso si desea llevarse el libro, con la condición de traerlo de vuelta, es posible: un total acto de buena voluntad. 

Con sabor a Cacao 
Este es un fruto que parece haberse puesto de moda, y qué bueno que sucede, porque se trata del resurgir de aquello que una vez llamamos oro en Venezuela. En Carabobo las viejas haciendas han desempolvado la siembra y los nuevos chocolateros han salido a la luz, buscando hacer magia en los paladares. En eso andan, Francys Frazzetto y sus amigos desde hace dos años y medio.

Comenzaron con un untable de maní y cacao pero ahora se lucen con barras de chocolate negro, con leche, blanco, con galletas y unos diez sabores de bombones. Chocolates Cocoa forma parte del equipo que se ha conformado bajo el nombre de Carabobo es Cacao y que pretende darle su justo lugar a este producto en nuestro registro gastronómico. 

El Mayor Descubrimiento
De esta última visita ha sido Fercho's Beer & Grill, un restaurante dedicado a honrar la hamburguesa americana, y vaya que lo logra. Su dueño, Fernando Nienstaedt, como muchos venezolanos fue a probar suerte fuera del país y escogió Nueva York para hacerlo. Me explica que empezó lavando platos y a los seis meses ya era ayudante de cocina. Fue en ese momento cuando su tierra lo llamó de nuevo y se devolvió con las ganas de seguir frente a los fogones.

Empezó ofreciendo el servicio a domicilio, pero era tan bueno que la gente le pedía un espacio físico dónde ir a probar las delicias que hacía. Por eso en la planta alta de un edificio y con material de reciclaje armó su propio bar, al que se puede ir a escuchar música, tomar algunos cocteles y probar el menú que se pasea por la gracia del perro caliente, las buffalo wings, y las reinas de la casa en su versión carne, pollo y hasta pescado, como un homenaje a la cercana playa de Yasacua en Patanemo. Si van, esa es la primera hamburguesa que deben pedir, la combinación de sabores es para quitarse el sombrero ante ella.

@menucallejero


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario