Espacio publicitario

Los cuentas de mi tierra

Colonia Tovar

Perfecto para comer rico, comprar artesanía hermosa y descansar sabroso en medio de las montañas de aragua

  • ERIKA PAZ

08/09/2019 06:00 am

En 1840 durante el segundo período de Gobierno de José Antonio Páez surgió la propuesta de crear pueblos en Venezuela en terrenos aptos para su desarrollo, habitados por inmigrantes de países en depresión. Desde esa idea hasta la fundación de La Colonia Tovar, el 8 de abril de 1843, pasaron tres años. Mucho tiempo transcurrió para que este espacio fuera decretado como zona de interés turístico aprovechando las condiciones climáticas, la belleza de sus paisajes, la particular conformación de las viviendas de sus habitantes y sus costumbres, que representaron la herencia más grande de aquellos primeros colonos que hicieron la travesía desde alejados pueblos de Alemania, hasta estas montañas de Aragua. Hoy en día este poblado vive casi por completo de que lo admiren, coman rico en sus restaurantes y duerman sabroso en las más de 80 opciones de alojamiento que se crearon a partir de la construcción del primer hotel. Les dejo tan solo una muestra de cuatro opciones que podrán encontrar en materia de alojamiento, si su opción de descanso en los próximos días es la Colonia Tovar.

 El Fundador
Cuenta la historia que este fue el primer hotel construido en esta población aragüeña, dicen sus habitantes que este ha sido escuela para muchos e iniciativa para otros que dieron forma a sus propios espacios. El Hotel Selva Negra cuenta con un poco más de 40 habitaciones ambientadas como pequeñas cabañas y es una de las estructuras más grandes de la entidad. Una de sus mayores fortalezas son sus jardines y espacios comunes que permiten al huésped moverse con libertad sin salir del hotel. Esta edificación cuenta además con un lindo café que ofrece gran parte de lo que se produce en La Colonia Tovar, su restaurante se renueva constantemente con propuestas internacionales, pero conservando siempre aquellos platos que representan la gastronomía de este lugar. Una piscina y un spa completan su oferta. 0244-3551415 info@hotelselvanegra.com

El Práctico 
Muy cerca de la plaza principal se encuentran las Cabañas Hessen, una verdadera ternura de estructura, donde se nota que la mano de un experto estuvo involucrada, dándole forma a un conjunto de siete habitaciones en forma de cabañas, creando dentro de pequeños espacios un mini mundo para el huésped. La idea es que la visita sea independiente y por eso ellas están equipadas con una pequeña cocina, una salita de estar, la habitación y hasta un porche con cerca y todo. Este lugar representa una de las opciones de relativa economía en el pueblo y de mucha cercanía con sus principales atractivos. Contacto: 0244-2515032  

El Sanador 
Los colonieros son personajes abiertos, amables, encantados no solo de recibir visitas, sino de abrir oportunidades a quienes quieran venir a poblar y trabajar en sus espacios. Por eso es usual encontrar a quien se haya enamorado de estas montañas, se haya instalado y buscado su forma de su sustento en ellas. Eso fue lo que le sucedió a Madeleine Duyos, quien halló la paz que tanto anhelaba en medio de este verde, y cuando se dio cuenta que este tenía poderes curativos, se propuso instalar lo que hoy se conoce como Renacer Spa, un sitio mágico que se integra armónicamente con la naturaleza, donde no solo se hacen tratamientos de belleza, sino verdaderas terapias para consentir el alma. El día comienza aquí con una sesión de meditación y continúa con masajes relajantes, comida vegetariana, infusiones y la atención de un personal que se encuentra muy en sintonía con lo que ofrece.Contactos:0412-2267022 info@renacerspa.com. El Sabroso

En La Casita del Fondue no solo se duerme bien, sino se come rico. La propuesta de este local se aleja un poco de las que dicta la herencia germana y ofrece en su restaurante el sabroso fondue. Sus habitaciones, doces cabañas y dos chalets, fueron decoradas con muy buen gusto, incluso en sus espacios exteriores. Hay frente a ellas un lago y un puente que la atraviesa, está también la vista hermosa de La Colonia Tovar, que se ve desde allí a lo lejos y saber que se tiene cerca el pueblo pero no su bulla, porque este sitio queda retirado. 

La mayoría de quienes se hospedan acá hacen vida en las cercanías de este espacio y comen el fondue en sus versiones de carne o queso. Contacto: 0244-3551402

@loscuentosdemitierra 


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario