Espacio publicitario

BW Turismo

Vuelos relajados

En cualquier viaje nuestra salud se expone a diversos cambios. Aquí les ofrecemos recomendaciones para prevenir cualquier eventualidad

  • BERNHARD WEISSENBACH

01/08/2019 06:00 am


Viajar es una de las mejores experiencias para el ser humano. Sin embargo, según el medio de transporte a utilizar, esta puede tener sus pros y contras. En cualquier viaje, sea por mar, aire o tierra, nuestra salud se expone a diversos cambios y debemos estar prevenidos para que este no sea un dolor de cabeza que termine arruinando lo que con tanto anhelo hemos estado deseando. Aun cuando los viajes sean motivados por razones laborales, lo ideal es tener una salud óptima para resolver lo que nos ocupa de forma satisfactoria o en todo caso con el factor de riesgo al mínimo. Cuando sobrevolamos las alturas, los niveles de humedad y presión dentro de la cabina varían notablemente, provocando cambios en el organismo, con resequedad en la nariz, así como escozor en la piel. Es por ello que ciertas recomendaciones a la hora de abordar un avión se hacen imprescindibles, tanto de uno como viajero, como parte de la aerolínea e incluso del aeropuerto, a fin de mantenerse sin contratiempos durante el vuelo como en el aterrizaje, dando garantía de tener la mayor energía para el desempeño de nuestras actividades en tierra. De acuerdo a esto, las previsiones que recomiendo son: 

Tomar mucha agua 
En cualquier espacio, mantenerse hidratado es indispensable. Si bien movilizarse una y otra vez hasta los sanitarios puede ser incómodo, es mejor pasar de reiterativo y no esperar a tener sed cuando el momento de la deshidratación apremia. 

Evita la cafeína y toma té
Lo que es bueno en la tierra, no es así en las alturas. La cafeína durante un vuelo ocasiona un rostro con ojeras, da mal semblante y disminuye las probabilidades de quedarse dormido, actividad vital para trayectos largos y de variadas escalas, así que después del agua, la mejor opción es el té, pues relaja y ayuda a combatir el estrés, el cansancio e incluso, la ansiedad. 

Al natural
Para quienes optan por una buena cantidad de maquillaje para resaltar sus atributos como carta de presentación es necesario indicar que aquí aplica el minimalismo, menos es más. En las alturas, la piel debe respirar en condiciones inusuales por lo que contar con la menor cantidad de productos en el rostro, evitará poros obstruidos e imperfecciones. Además, el ambiente seco de la cabina tiende a resecar la piel que quizás no se notará durante el recorrido, pero sí los días posteriores. Lo más aconsejable es hidratar la piel días antes, a fin de contrarrestar los cambios que ocurrirán bajo las condiciones del avión. De esta línea existen en el mercado diversos productos. El más utilizado es la barra hidratante labial para las comisuras agrietadas.

La extravagancia para el equipaje
Si bien no se trata de un desfile de modas casual o deportivo, la comodidad debe ser su premisa al abordar un avión. Entendemos que hay quienes por motivos laborales, deben portar prendas de estilo ejecutivo, sin embargo éstas pueden ajustarse a su comodidad. Lo importante es que contenga un tejido transpirable, simple y amplio. Las piezas ajustadas que impidan posiciones de descanso no son las más recomendables. En cuanto al calzado, será más provechoso para su salud, reemplazar zapatos ajustados por unos deportivos. Si esto no ha de ser posible lleve unas medias que le protejan de las bajas temperaturas causadas por el aire acondicionado. Los tacones, o sandalias no son el outfit más idóneo en un vuelo. En conclusión, deje la extravagancia para el equipaje. La comodidad es clave para llegar sin problemas a algún destino. Que una mala decisión no arruine sus vacaciones o tiempo libre tan deseado y escaso en estos tiempos.

@bwturismo
 YouTube: BwTurismo 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario