Espacio publicitario

Ojos sobre la ciudad

Campamentos vacacionales

Son los mejores lugares para hacer amigos y aprender a trabajar en equipo, rodeados de naturaleza

  • CLAUDIA HERNÁNDEZ

12/08/2019 01:31 pm

En estos días de vacaciones, los padres y representantes tratan de mantener a los muchachos ocupados en diferentes actividades para canalizar sus energías que pareciera se incrementarán por esta época. Muchos padres deben continuar con sus labores y no pueden salir de viaje en las vacaciones escolares o los presupuestos se salen de sus manos, así que buscan alternativas locales para evitar que el ocio se convierta en la mejor compañía de los chicos.  En Venezuela existe una amplia selección de campamentos vacacionales diarios (Daily Camp)  o algunos ubicados en el interior con pernocta, con una amplia variedad de características que van desde deportes, recreación, artes, hasta idioma o actividades del campo.

Los campamentos venezolanos son reconocidos a nivel internacional por su larga experiencia en ofrecer actividades recreativas a través de las cuales  le inculcan a los muchachos valores de amistad, trabajo en equipo, honestidad, sana competencia,entre otros, y cuentan con personal altamente calificado, en especial con los guías que se convierten en la mayoría de los casos en los mejores amigos de los pequeños. 
Entre los campamentos más destacados están, La Llanada, La Fogata y Shangrila.

La Llanada

Veintiséis años ha tenido el campamento La Llanada, en Araure, Portuguesa enseñando a niños y jóvenes valores como la amistad, el trabajo en equipo, el contacto con la naturaleza, la superación y el amor por Venezuela, a través de actividades recreativas durante la temporada vacacional. Una iniciativa que comenzó en 1994, cuando se unieron algunos guías que habían colaborado en otros campamentos y que deseaban poner en práctica sus experiencias en pleno llano venezolano. La Llanada ofrece actividades de ordeño, cabalgatas, escalada de paredes, lanzamiento en tirolina, circuito de cuerdas, paseo en botes, manualidades, práctica de deportes acuáticos en piscina, cocina y manualidades.

Durante las temporadas, divididas en ciclos de una, dos y tres semanas, con pernocta, que comienzan en el mes de julio, se lleva a cabo una competencia con dos equipos, Llaneros y Patriotas, quienes todos los días compiten con juegos de campamento para sumarle puntos a su equipo y al final de cada temporada siempre hay uno ganador. El campamento está ubicado dentro de la finca Camburito y cuenta con más de dos mil hectáreas, donde hay lagunas con patos y donde se puede practicar la pesca. Hay ganado vacuno, caballos, búfalas y cochinos. 

Para su gerente, Gabriela Guinand, la vivencia de los campamentos es una experiencia única. Explica que tiene dos atractivos, la cercanía de recreación y aprendizaje de los guías con los campistas y la competencia sana que inculcan, "somos el único campamento con una intensa competencia de dos grandes equipos, donde generas una pertenencia del campista hacia un grupo, lo que hace que debes dar todo por el todo para que tu equipo gane al final".

"La Llanada es tener un contacto con las bellezas naturales que posee nuestro país, disfrutando de esa magia única que se vive en el llano venezolano", agregó Guinand.

La Fogata
A diferencia de otros campamentos, La Fogata es 100% en Inglés. Sus guías son entrenados durante seis meses en lo que ellos han denominado "La Fogata University". Para su director, Rogelio Diz, esta es su principal fortaleza y realizan una exhaustiva selección de sus guías. Es fundamental dominar el inglés, "aplicamos esta técnica porque nos dimos cuenta de lo importante de la formación de los guías en la pedagogía del inglés, no porque hables el idioma lo puedes enseñar, este es el 99% de su responsabilidad ".

 Aceptan niños a partir de los dos años para que disfruten de actividades como tirolina, rapel, escalada, deportes y rallys, en medio de las verdes montañas de El Hatillo, siempre destacando el inglés. Todos los viernes tienen una noche de acampar, donde hacen una gigantesca fogata. El almuerzo y las meriendas a cargo de una compañía de catering son deliciosos. Por primera vez este año van a realizar un camping de pernocta en NirgÜa, Yaracuy, la primera semana de septiembre.

 La Fogata tiene un programa denominado "Antorcha", dirigido a los mejores estudiantes de las escuelas municipales, a quienes invitan a disfrutar de una temporada. "Este proyecto es mágico porque recibimos colaboración de todo el mundo, de los padres y de los campistas que se convierten en guías". dijo Diz.



Shangrila
Carcajadas de niños escuchaba mientras me acercaba a una hermosa área verde en el municipio Baruta, entre Los Samanes y Vizcaya. Desde la entrada pude ver una fila de pequeños cabalgando mientras jóvenes los paseaban. Esta es solo parte de las actividades que ofrece el campamento Shangrila. Una empresa familiar que comenzaron las hermanas Carolina y María Astrid Rodríguez hace 20 años, en su propiedad, donde había una caballeriza, ahora convertida en campamento. 

En cada rincón de la hectárea de este bello bosque podía escuchar música, mientras 260 niños de entre 3 y 13 años estaban cantando y bailando, otros dibujando en una larga mesa acompañados de los guías con sus caras pintadas, otros escalando, lanzándose por tirolina o por benji y practicando deportes. Según María Astrid, cada semana es temática, "por ejemplo esta semana es sobre las olimpíadas y todos los viernes realizamos un acto, con una mega producción, con disfraces y sonido, donde invitamos a los padres". 

El 17 de agosto se inicia Shangrila 4 X 4, un campamento para pernoctar en la hacienda La Alegría cerca de Güigüe, Carabobo. "Tenemos un modelo muy exitoso porque le damos prioridad a todas las artes, arte escénica, dentro del proyecto. En Shangrila los amigos son para siempre", indicó Rodríguez. 


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario