Espacio publicitario

Los cuentos de mi tierra

Playas paradisíacas de Venezuela.

las costas venezolanas gozan de gran diversidad de playas para complacer los gustos de cada visitante.

  • ERIKA PAZ

14/05/2019 04:33 pm


Descubrí hace años que soy de playa, que el sol me alborota, la arena me llama, el mar me hace feliz. Debe ser porque viví muchos años entre montañas y cuando por fin pude empezar a agarrar camino me iba sorprendiendo cada vez más con lo que mis pasos descubrían. Porque Venezuela se traduce en kilómetros y kilómetros de costa, en una tierra que nació bendita por las cálidas aguas del Caribe y opciones que van desde olas fuertes que rompen sobre un escenario marrón, hasta piscinas de agua salada que tienen asiento sobre lo que pareciera un polvillo blanco.

¿Cuál es la playa más bonita en Venezuela?, eso lo decide el gusto de cada persona, la experiencia que viva, el enganche que tenga con el entorno.

Yo tengo mi propia lista de esas en las que mejor la he pasado, las que me traen algún recuerdo especial, a las que volvería una y cien veces solo por sentir la brisa acariciarme la cara.

Playa Grande en Choroní: 
Así con todo y el gentío que la llena en temporadas y fines de semana, aún con sus olas enojadas, esta es una playa hermosa, llena de palmeras, con la montaña cercana, con un encanto agregado que es su gente que se pasea por ella ofreciendo lo que tengan para vender. Lo de Playa Grande es un enamoramiento que comienza al tomar el camino que deja admirar casitas de estilo colonial pintadas de blanco en Choroní y alborota cuando se siente el sabor de los tambores en Puerto Colombia, es un conjunto de todo, que hace de este un sitio para regresar a Aragua.

La Pausada Isla Larga:
De esta playa me gusta su tranquilidad, porque es como encaramarse en una hamaca y mecerse suave. Creo que el Estado Carabobo está más que representado con este rinconcito que además ofrece una de las experiencias de buceo más impresionantes del país. Para quienes no somos expertos y no descendemos grandes profundidades, descubrir las bellezas que hay en los fondos marinos del Parque Nacional San Esteban a unos pocos metros resulta una delicia, ver los barcos hundidos y la vida marina que se generó en torno a ellos, todo un espectáculo.

La Nostalgia de Cayo Sur:
Lo mío con Cayo Sur en el Parque Nacional Morrocoy, es un asunto de recuerdos. Puede que a muchos les encante el convulsionado Sombrero, Los Juanes y su rumba, pero a mi esta isla de aguas que se aprecian azules me encanta por su tranquilidad, es el lugar donde puedo leer un libro tranquila y saber que si levanto la mirada estarán mis hijos, allí jugando en la arena.

Entre Dulce y Amarga, La Tortuga: 
Sin duda es un lugar hermoso, de aguas cristalinas, arenas que alumbran por su blancura, de soledad que enamora, de sensación de sentirse chiquito entre tanta grandeza. Sin embargo, llegar hasta allá para muchos es una proeza. El viaje hasta la isla de La Tortuga dura cinco horas (si se viaja en lancha rápida), con olas que no están a favor, por lo que no es apto para quienes tienen problemas de columna. Se duerme en carpa porque no hay ningún tipo de infraestructura, lo que puede acrecentar los dolores, pero como se disfruta a pesar de no ser el viaje más cómodo que se pueda realizar.

Mochima por Donde se Mire:
Es difícil escoger un destino predilecto en este parque nacional que pertenece a los Estados Sucre y Anzoátegui, porque entre más lo visito, más cosas descubro sobre él, y por supuesto más me enamoro.

El parque nacional es exótico, lleno de encantos y cada isla es un lugar diferente que se puede explorar. En mi último recorrido conocí Punta La Cruz y quedé encantada con sus 400 metros de playa y sus aguas color turquesa.

Exótica Playa Medina:
Escondida, serena, solitaria, así veo esta playa del Estado Sucre. Se llega después de muchas horas de camino desde Caracas y se encuentra uno al llegar una ancha costa, palmeras que la adornan, unas casitas que forman la única posada del lugar. A lo lejos se aprecia a Eulogia vendiendo sus conservas.

Los Roques, El Paraíso: 
Nadie lo puede negar, es probablemente el lugar más hermoso de este país, cada una de sus playas tiene un encanto y llegar hasta Cayo de Agua es el éxtasis total; pero tal vez su mayor atractivo radique en lo natural que es el archipiélago, en la frescura que se aprecia en los ojos de su gente, en lo bonito que resulta todo estando allí, Los Roques es la demostración plena de la Venezuela que queremos y debemos ser.
 @loscuentosdemitierra   

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario