Espacio publicitario

Calderas, Barinas

Esta población cafetalera enclavada en la cordillera andina, goza de hermosos paisajes, caudalosas cascadas y misteriosos pozos.

  • Diario El Universal

14/05/2019 02:38 pm

Karla Graterol

Cuando piensas en Barinas es inevitable que se te vengan a la mente imágenes del ganado vacuno pastoreando en el inmenso llano y en el joropo bien zapateado. Pero sabías que también en Barinas hay páramo? Que el agua de sus ríos y cascadas es tan fría que piensas dos veces en bañarte en ella.

Hay una población muy pintoresca en la cordillera de los Andes, que está en territorio barinés, que queda en la carretera que conduce a Mérida. Cuando uno va rodando por el camino, se desvía a mano derecha y después de pasar Altamira de Cáceres, está mi bella Calderas, un importante centro cafetalero.

En cada visita que hago por esta región del país, conozco más y más cascadas, descubro nuevos paraísos y me enamoro más del lugar. En la planificación de este viaje ya habíamos cuadrado nuestro hospedaje en un lugar especial donde te despierta el cantar de los pájaros y te hacen sentir en casa con detalles especiales, el Rincón de los Sonidos. Esta posada atendida por su propio dueño, el señor Henry, es un lugar para el relajamiento, las caminatas, la observación de aves y los deportes de aventura, rodeada por la filosofía del cuidado de la naturaleza.

La casa tiene áreas para camping, cómodas habitaciones y una terraza de madera donde se guindan hamacas. El único problema que tendrás en este lugar es que no vas a querer irte. Si tocas con suerte y no vas en temporada alta, él mismo puede ser tú guía por la zona, de lo contrario te recomiendo contactar a Willy, quién es un súper baqueano y conocedor de todos los alrededores. De cariño le digo Tarzán así que ya saben que estarán protegidos por el hombre de la selva.

 los lugares más populares que podrás visitar:
Los Corredores del Diablito, cascada Las Monjas, cascada La Volcanera y el más misterioso, el Pozo Azul. De este último hay muchos mitos y leyendas. Los lugareños dicen que está prohibido bañarse en él, pues si lo hacen se hundirá el pueblo. Yo tenía muchas ganas de conocerlo porque en fotos parece mágico y yo era una de las que quería sumergirse en sus aguas, porque pensaba que eran puros cuentos de camino. Cuando llegamos al Pozo Azul y lo observé con mis propios ojos, me inspiró respeto, porque él enseguida te marca su territorio. 

El profundo color azul de ese pozo no es normal, parece sacado de un cuento de hadas, el agua no corre, eso pareciera, y hay unas raíces gigantes adentro. En todo su alrededor es pantanoso, así que más allá del misterio, sería muy peligroso meterse ahí. En el lugar se escucha una corriente de agua que no logras ver. Yo sentía que me miraban, porque se percibe mucha energía en ese mágico lugar, así que es un destino que recomiendo debes ir a conocer para admirar su belleza. Como diría mi madre: se toca con los ojos y se mira con las manos. Para su acceso es indispensable que vayan con alguien de la zona, porque no está a la orilla de la carretera. Hay que pasar por una finca y deben pedir permiso para entrar.

Pero este pueblo no solo se caracteriza por sus bellos paisajes, sino que además es un eje cafetalero. Hay sembradíos de café por todas partes, así que algo que no puedes dejar de hacer es comprar al menos un kilo para llevarlo a casa. Te aseguro que este café será uno de los mejores que habrás probado, por su aroma. Los sábados en la Plaza Bolívar ponen ventas de hortalizas y verduras frescas a muy buen precio. El calor humano de la gente de este lugar te dejará sin aliento y es que esto es Venezuela. Siempre he dicho que lo más lindo que tenemos es nuestra gente y te aseguro que la de este lugar marcará tu vida para siempre, tanto que querrás volver o andarás como yo pensando en hacer una casita en unas de sus colinas.
 @karla_gpvzla

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario