Espacio publicitario

Turismo de paladar

El Solar de la Luna

Manjares elaborados con Una fusión de ingredientes venezolanos e ibéricos, en una hermosa posada en Morrocoy

  • RAYMAR VELASQUEZ

16/04/2019 06:14 pm

Una de las cosas que más me gusta de los viajes, son los recuerdos que quedan, que por supuesto, a mí se me encajan siempre en el paladar. Por eso Morrocoy será en mis recuerdos un desayuno con vista al parque, una cena a la luz de las velas, un vino que consiente y la voz de mi anfitriona enseñándome sobre la comida mantuana. Porque Bertha Paula García define de entrada a su casa, El Solar de la Luna, el tipo de gastronomía que el huésped va a probar durante su estancia. Esa fusión de ingredientes traídos de España, mezclados con los productos autóctonos que terminaron con este nombre porque en el siglo XIX así se le llamaba a la clase social que la preparaba: aquellas venezolanas descendientes de españoles que usaban mantas para demostrar su estatus. 

En esta posada transcurre la vida de Bertha Paula, con la vista puesta en el mar y el corazón puesto en los fogones. Ella siente que la mejor forma de halagar es a través de la buena mesa y por eso dispone los festines desde que amanece hasta que el sol se oculta. El lugar es uno de los más tranquilos de Morrocoy, esto atribuido a su delicada atmósfera, pero también al ambiente con el que ella ha impregnado el hogar. De esta forma han logrado establecer un lugar íntimo, privado, que envuelve lujo, pero que a la vez se nota rural. Es una extraña combinación que forma parte del éxito de este sitio de alojamiento. Aquí los desayunos son abundantes y deliciosos, compuestos por arepas de maíz pilado, cachapas dulces, caraotas refritas con su toque de comino, pescado en pisillo o carne mechada, según indique la ocasión, huevos, revueltos o fritos, jugos naturales, café y variedad de quesos. 

Después de tanta abundancia, la cocina baja la santamaría para concentrarse en la cena. Uno se va a la playa, esperando regresar para sorprenderse y vaya que se queda sorprendido con el menú mantuano, fusionado con especias del Pacífico y los colores del Caribe con los que se sirve. Es un verdadero placer sentarse en la terraza y ver la noche estrellada sobre la vivienda. En ese momento comienza el festín que danza entre la entrada, el plato intermedio, sorbete y plato principal. 

El menú lo conforman un estofado de cordero en salsa de cacao, un risotto de camacutos al champagne, negro en camisa (morcilla envuelta en masa de harina de maíz), pescado en coco, torta de pan sobre crema inglesa, sopa de zanahorias con naranja confitada, torta melosa y esto, solo por nombrar algunos. Todo esto acompañado de un buen vino y una insuperable atención. 

García saca la artillería pesada de su vajilla, brillan los cubiertos pulidos sobre la mesa, platos sobre platos, servilletas blancas con pequeños pañuelos rojos para que las damas que se han puesto labial puedan limpiarse sin dejar huellas, copas de cristal, manteles coloridos pero que no desentonan con la ocasión. Esto se traduce en un respeto absoluto por los sabores, los ingredientes y la preparación. Pero lo más agradable de la velada en esta posada siempre será compartir con su dueña, escuchar sus anécdotas y entrar como ella misma dice a su "reality show". García es una mujer risueña, amable, delicada. Y con esa misma delicadeza atiende a sus invitados. Quienes llegan a El Solar de la Luna, siempre repiten y se convierten en amigos de la casa. 

LOS DATOS 
El Solar de la Luna Montaña de Buena Vista. Sanare. Parque nacional Morrocoy, estado Falcón (58)259-8811010 / 414-4845054 elsolardelaluna@gmail.com www.elsolardelaluna.com.ve 
@menucallejero
 menucallejero@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario