Espacio publicitario

Los cuentos de Assing

Candelaria, Tenerife

Miles de devotos y turistas recorrieron las calles de Tenerife hasta Candelaria, para rendir tributo a la morenita

  • Diario El Universal

10/02/2019 06:00 am

Jorge Luis Fernández Assing

.- Con asombro veo los ríos de gente que se desplazan desde tempranas horas del sábado 2 de febrero caminando desde diferentes rincones de la Isla Canaria de Tenerife, Santa Cruz, La Laguna, Güimar, Arafo, Mal País de Candelaria, Barranco Hondo y muchos otros lugares distantes, hasta Candelaria a rendirle tributo a la madre de Dios. Todos los devotos de la virgen de la luz los mueven una fe impresionante la cual se ve en una mezcla muy particular de personas que van vestidas de diferentes formas; unas con atuendos mundanos, otras con ropa deportiva, de senderistas con miradas cargadas de inocencia, otros con miradas de esperanza. Hay gente de todas las edades y con todas las formas de salud existente, desde la más vital hasta la más delicada. A todos los empuja una fe inquebrantable para celebrar el día de Candelaria. 

Con la música de la Banda Marcial de fondo, alrededor de la Basílica ya comienzan a hacer presencia las autoridades civiles y militares que son parte del cortejo que acompañará a la Morenita en su procesión. Como todos los años, los feligreses buscan como acercarse al altar mayor. Miles de personas se colocan en la escalera contigua a la iglesia, otros permanecen estáticos en la plaza y otros siguen llegando en grupos familiares por las calles circundantes del templo con una fe que genera autoridad y paz espiritual, que se mezcla con los fuertes vientos, en un enjambre de amor al prójimo que deja de lado nacionalidades, clases sociales o estatus profesional. Mientras tanto, muy cerca el mar, como testigos mudos y fieles guardianes, se encuentran las estatuas de los Guanches, a quienes se les apareció la Virgen. 

El fuerte viento, que generaba sonrisas entre el colectivo, muchos con mirada perdida porque no hablan ni español, amenazaba con romper el acto protocolar. Con la presencia de los turistas internacionales, se constató que la fe traspasa las nacionalidades, por la devoción incalculable a la Morenita, la que tiende su manto desde la cumbre hasta la arena. Pese a las adversidades meteorológicas que impidieron la habitual procesión que se realiza alrededor de la plaza como es costumbre, el clima no se convirtió en motivo para perder el sabor a santidad o para empañar la fiesta, por no acompañarla en su hermoso paseo habitual de la Virgen Morena. 

Los actos comenzaron con el traslado del Pendón de la Villa hacia la Basílica de Candelaria, presidida por la alcaldesa, María Concepción Brito, y la Corporación Municipal. 

En la eucaristía, que inició pasadas las 12:00 horas y que estuvo a cargo del Obispo Bernardo Álvarez, se recordó a Venezuela y su crisis política. Durante las peticiones, se rogó especialmente por nuestro amado país, porque a pesar de la distancia entre las fronteras políticas y geográficas, la fe y el cariño de ambas tierras se sienten con altísima temperatura de amor y unión, que nos hicieron ver en algún momento de la historia, como una sola tierra. "Por Venezuela y sus gobernantes, para que trabajen por el entendimiento y no por el enfrentamiento y busquen el bien de todos", indicó el celebrante. 

Al terminar la misa, las autoridades eclesiásticas acompañaron a la talla hasta la puerta principal del templo, donde fue recibida con vítores y el himno nacional. Mi emoción fue difícil de ocultar, al final de la celebración, cuando al unísono los ascerdotes gritaron "Viva la Virgen de Candelaria" y todos respondimos con una euforia olímpica... "Que viva". 

Devoción Mariana
"La Morenita",como la conocen en Las Islas Canaria,s es una advocación mariana que goza de gran popularidad no solo en Tenerife, si no en muchos países latinoamericanos, por la ubicación estratégica del archipiélago, que se convirtió en lugar de paso para los navegantes y expedicionarios quienes extendieron su fe desde el norte de Suramérica hasta la Patagonia. Según la tradición la virgen se le apareció a dos aborígenes guanches que pastoreaban su rebaño. Al llegar a la boca de un barranco, notaron que el ganado no avanzaba, porque en lo alto de una peña había una imagen de madera como de un metro de alto, de la madre de Dios que sostenía a un niño en su brazo derecho y una vela en el izquierdo. La fecha se sitúa entre 1392 y 1405, por un escrito de fray Alonso de Espinosa donde dejo constancia del hecho en 1594. 

La Basílica de color blanco y piedras, está situada junto al mar a unos 20 kilómetros al sur de Santa Cruz de Tenerife. El templo construido entre 1949 y 1959, tiene un estilo neoclásico y se convirtió en el primero que fue edificado en el archipiélago canario. Tiene un campanario de 45 metros de alto. En su interior se encuentran las reliquias de San Restituto y Santa Restituta, así como unas pinturas murales importantes. 

Entre los lugares de interés que son indispensables para visitar en Candelaria están el Museo de Arte Sacro y el Real Convento de Nuestra Señora de la Candelaria, que regenta la Orden de los Dominicos. En la Plaza de la Patrona de Canarias se encuentran las esculturas de los 9 menceyes, que homenajean a los antiguos jefes guanches, que gobernaban la isla de Tenerife hasta la conquista del reino de Castilla en el siglo XV. Todos los años recibe miles de visitas de turistas, curiosos y peregrinos de todo el mundo que van a buscar la protección de la que es "la luz". 

 @jorgesuperman

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario