Espacio publicitario

Los cuentos de mi tierra

Cumaná

La primogénita del continente celebra su cumpleaños recordándonos sus atractivos turísticos

  • ERIKA PAZ

02/12/2018 06:00 am

Cumple forme parte de las localidades de reproductores de Venezuela, pero en esta tierra hay que ver más allá de su arena y mar. Ciertamente, este pueblo posee una línea costera que se ha convertido en uno de sus principales proveedores, que se ha permitido varios hoteles, se han instalado en sus paredes y se ofrece como un patio trasero en la playa, pero más allá de eso es en un lugar donde el pasado tiene gran importancia sobre el presente, donde el arte se reduce los rastros de la esclavitud, la comida de los años de navegación en sus yeguas, en el tabaco, la fuerza de trabajo del ayer. Cumple es importante no solo porque en ella se celebró la primera misa en tierra firme del continente, Cumaná figura en el mapa porque ha sido cuna de poetas y héroes. Si Caracas parió a Bolívar, esta tierra vio nacer a Sucre.  

DE LOS PIRATAS AL GRAN MARISCAL
Es indispensable comenzar a caminar por esta tierra por su centro histórico como por ejemplo en el país ofrece una visión de lo que se refiere a las tierras coloniales, calles angostas, casas largas, techos rojos y ventanales como grandes ojos. Pero también pega como parches momentos de la historia contemporánea de la ciudad vista en sus estructuras. El Fuerte de Santa María de la Cabeza y el Castillo San Antonio De la Eminencia hablan del inicio de la vida del poblado. El primero no son las ruinas que se pueden fotografiar en su entrada, el segundo, fue restaurado y se puede recorrer hasta sus mazmorras, donde ahora se exhiben exposiciones fotográficas. Desde sus torres, el mar se destaca azul, el camino hacia el río Manzanares, la ciudad y las casas en todos los tiempos de la construcción. Hay que volver a bajar para pasar frente a las ruinas del Convento de San Francisco, y al sur de la franja histórica. En pie aún después de terremotos y reconstrucciones, viva después de haber sido iglesia, universidad y hasta fábrica de jabón. 

Hay que recorrer la casa natal de Andrés Eloy Blanco para conocer una típica vivienda cumanesa, para apreciar los recuerdos familiares de este personaje y justo al salir de la historia reciente, la que se tiene en la Casa del Gobernador desde donde despacha el Mandatario regional, y más allá de las Ruinas del Palacio de Gobierno, quemadas en una manifestación popular en 1999. Hay una estructura que habla del héroe personal de Cumaná y el Museo Gran Mariscal de Ayacucho, edificio que nació como sede del Concejo Municipal y luego fue cedido a su arquitectura de estilo neocolonial, una exposición que se refiere a la vida y obra de Antonio José de Sucre. Objetos familiares, charreteras, fotografías, cerámicas y mobiliario que se guarda en este lugar. Destaca la maqueta de lo que sería el campo de combate en la batalla de Ayacucho. 

MERCADOS DE CUMANÁ
Hay otra historia de esta ciudad que se escribe y se vive un diario en los centros de acopio que forman parte de su construcción. El mercado municipal es la muestra más fiel al autóctono de este pueblo. No solo es el lugar donde sus habitantes buscan un diario. Desde la entrada una voz anuncia que tiene el gofio, los que no saben lo que se sabe y cómo se sabe y se le da un trozo de muestra y la explicación de que es un dulce elaborado a base de papel, azúcar, canela, clavo y por Por supuesto, esta es una sección en esta feria donde también se vende vino de poncigué, cochino frito, jalea de mango, Pescados y mariscos. Esos frutos del mar más tarde en el mismo verso en otros bazares dedicados a la venta de comida preparada, el Mercadito del Indio es uno de ellos. Comida barata basada en lo que el mar que le pertenece a esta tierra suelta a los pescadores. Si viene con el viento que se vende el ventilador, se ve el techo del cinc que se ve su color verde en los rostros de los comensales, se vende el lugar con la barriga llena y el corazón contento como diría el refrán. 

Además de buen sabor, el turista necesita una ayudante afrodisíaca puede acudir al final de la Avenida Perimetral. Allí le esperan un grupo de cumaneses que se han dedicado a crear "bombas" que levantan hasta el más dormido. Una combinación de calamares, camarones, pulpo, ostras y lo que ellos llaman ".

CUMANÁ CON AROMA DE MUJER
Históricamente en esta tierra son las mujeres quienes se han dedicado a la tarea de elaborar tabacos, se dice que ellas son más delicadas al momento de darle forma a este producto, como si fuera una obra de arte, como una artesanía que es. Desde que se realiza la actividad en tierras cumanesas ellas no trabajan los domingos, ni los días de guardar el rito católico, pero si lo hacen de lunes a viernes en los edificios que están cerca de la plaza Bermúdez. Allí se destaca el que está justo en la calle Carabobo, una fábrica que lleva el nombre de la plaza, que tiene más de cien años de funcionamiento y es responsable de cuatro generaciones de fabricantes de este elemento que tanto identifica a este suelo. Su estrella es el tabaco Crispín Patiño, un producto que tiene calidad de exportación, que se compara con la calidad del habano cubano. Solo los entendidos saben que aquí se guarda esta joya, cuyo proceso de elaboración no es tan sencillo como parece; hay que tener sumo cuidado, porque el público al que va dirigido el tabaco conocerá su calidad de acuerdo a su proceso de fabricación. Para obtener un buen artículo la hoja debe madurar por lo menos durante cuatro años, así como los vinos. De allí se selecciona para ser limpiada, se seca en un salón que mantiene encendidos grandes deshumificadores y se traslada a la mesa de las tabaqueras más expertas que realizan una especie de ritual donde interviene el tacto, que permite armar el capote perfecto, aquel que no pese más de quince gramos. Luego se empaca y mayormente se exporta a donde se sepa apreciar cuánto vale verdaderamente un puro.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario