Espacio publicitario

Los viajes de Montenegro

Puerto Plata

Sede del primer festival de ron dominicano, donde las bebidas venezolanas estuvieron presentes

  • ÁLVARO MONTENEGRO FORTIQUE

23/07/2018 04:51 pm

lPuerto Plata es una ciudad encantadora situada al norte de la segunda isla más grande en el mar caribe: La Española, que contiene a la República Dominicana y Haití. Cristóbal Colón navegó por la zona durante su primer viaje de descubrimiento, y el 12 de enero de 1493 desembarcó en un puerto natural que encontró, llamando a la montaña de enfrente "monte de plata", dicen que por las nubes plateadas que cubrían su cima. La ciudad fue realmente fundada mucho después, en el año 1502 por el conquistador español Nicolás de Ovando. 

Tuvimos la grata oportunidad de volver a Puerto Plata en estos días invitados al primer Festival de Ron que organizaron para promover una de las industrias más tradicionales de ese país. Gracias a Miguelina Ruiz, directora de la oficina de turismo de la República Dominicana en Caracas, recorrimos todos los lugares de interés en la ciudad, y conocimos de cerca los mejores productos de la industria del ron dominicano. Una vez que dejamos nuestras maletas en el hotel Amhsa Marina Playa Dorada, que resultó fabuloso, fuimos a recorrer la ciudad. 

Comenzamos con una muy interesante visita a la fábrica de ron Brugal. Increíble como la tradición de tantos años y las generaciones conservan el amor y tesón para producir una bebida orgullo del país. Seguimos nuestra ruta para subir al teleférico de Puerto Plata, un paseo muy agradable para obtener las mejores vistas sobre la ciudad. Menos mal que a nuestro guía, un dominicano simpatiquísimo a quien llamaban "Papito", nos cambió el programa y subimos temprano, porque después se nubló el cerro y no hubiéramos visto nada. En la estación antes de subir, un conjunto musical dominicano nos alegró el espíritu para disfrutar aún más la aventura. 

En el tope del cerro hay una estatua de Cristo Rey, un puente colgante, y una especie de cabaña que recrea cómo era la vida de las familias en el campo dominicano. La explicación de "Papito" fue muy ilustrativa y nos pareció estar escuchando nuestras mismas tradiciones campestres venezolanas, con el pilón de maíz y la media de colar café. Al bajar del teleférico nos dispusimos a recorrer el Centro Histórico de Puerto Plata, lleno de casas victorianas todas hermosas. Entramos en un negocio de recuerdos para turistas, donde "Papito" nos hizo probar la "Mamá Juana", un delicioso licor típico de la República Dominicana elaborado con ron, vino tinto y miel. Con esa "agua de vida" en nuestros cuerpos visitamos la plaza.

En la tarde fuimos a la zona de La Puntilla, para asistir al Festival del Ron. Catas deliciosas, charlas y seminarios interesantes, además de conciertos de música caribeña iluminaron las colinas alrededor del Castillo de San Felipe, donde se juntaron cientos de asistentes que no paraban de sonreír y disfrutar, mientras caminaban envueltos por el manto de una suave brisa marina. Eddy Herrera, El Prodigio, La India Canela, La Vieja Fefa, Narcizo, Víctor Víctor y Gilberto Santa Rosa, fueron los encargados de animar con sus melodías a la gente que disfrutó los espacios del anfiteatro. Los seminarios explicativos con catas de las marcas Macorix, Brugal, Carúpano y Roble Viejo fueron todas muy interesantes. El Festival fue una extraordinaria muestra de la vocación que tiene la querida República Dominicana, para promocionar sus mejores tradiciones y costumbres.

CÓMO LLEGAR
La Venezolana RAVSA vuela desde Caracas a Santo Domingo, capital de la República Dominicana, en unos vuelos que siempre salen a tiempo y con un servicio de primera. Desde Santo Domingo a Puerto Plata son unas tres horas por tierra, dependiendo del tráfico. El paisaje es muy agradable y hay muy buenos restaurantes en el camino. Teléfono: 0-500-836.39.65, www.venezolana.aero. 

DÓNDE ALOJARSE 
Nos alojamos en el hotel Amhsa Marina Grand Paradise Playa Dorada, un establecimiento espectacular al borde de la playa, con la atención más esmerada que se pueden imaginar, el ambiente más agradable de la ciudad y con shows en vivo durante las noches. El hotel tiene una zona solo para adultos, con su piscina al borde de la playa, un bar exclusivo y un espacio VIP donde se puede conversar tranquilo y disfrutar de comidas frías deliciosas casi todo el día. El concepto del todo incluido está magníficamente logrado en el Amhsa Marina Grand Paradise Playa Dorada. Me encantó ese hotel y lo recomiendo con los ojos cerrados. Teléfono: (809) 320.36.63, www.amhsamarina.com.

BUENAS MESAS
Le Papillon es el nombre del mejor restaurante de cocina francesa en Puerto Plata, según las encuestas de Tripadvisor. Ambiente alegre, servicio correctísimo y comida de muchísima calidad. Compartan su plato, porque las porciones son enormes. Villas Cofresi, Puerto Plata 57000. Teléfono: (809) 970.76.40, www.lepapillon-puertoplata.com.
Si les gusta la cocina caribeña, entonces el restaurante Los Tres Cocos es su lugar ideal en Puerto Plata. La Roca Cofresi, Puerto Plata.Teléfono: (809) 970.76.27, Facebook: los-tres-cocos. 

DE COMPRAS
Deben visitar los hiper mercados La Sirena, www.tiendalasirena.com. También el centro comercial Jumbo, http://jumbo.com.do, donde conseguirán todas esas cosas que siempre hacen falta y uno no consigue aquí. 

Concierto en el festival
"Una caricia, una música suave, sobre tu pelo se duerme la tarde eres tan bella, y tu lo sabes"... Así le cantó Gilberto Santa Rosa, al rendido público que coreaba embelesado la romántica letra de "Sin Voluntad", en el anfiteatro Juan Lockward, de Puerto Plata, República Dominicana, durante la clausura de la 1era Edición del Dominican Rum Festival.

El Caballero de la Salsa llevó a la Novia del Atlántico, su más reciente espectáculo: "40… y contando", en el que hace un recorrido por sus cuatro décadas de impecable carrera artística. "40 años de cantarle al amor, al desamor. Yo no sé por qué razón a nosotros los latinos nos gusta sufrir por amor. Aunque estemos felices. Es una cosa muy extraña", bromeó Santa Rosa sobre el escenario. Un sentimiento especial le une a Quisqueya. "A mí me encanta, venir aquí, cantar aquí y siempre agradezco el detalle de su cariño y, sobre todo, el honor de poder decir que yo también soy un poco dominicano", dijo, entre aplausos, el cantante, quien en 2013 recibió la nacionalidad del país antillano.

En escena, Santa Rosa viste colores claros, luce rejuvenecido, más delgado, baila y canta con su maravillosa voz de siempre. No parece que hayan transcurrido 40 años. "Conciencia", "Vivir sin ella", "Yo no te pido", "Sin Voluntad", "Derroche", "Perdóname", "Amor mío no te vayas", entre otros clásicos del conocido repertorio del intérprete, hicieron cantar y bailar al público que plenó las gradas del acogedor teatro construido entre el mar y la fortaleza San Felipe. Minutos antes de la presentación, Santa Rosa tuvo la gentileza de recibir tras bastidores a la delegación venezolana que participó en el Festival. Recordó a Venezuela con cariño y agradecimiento. "Todo empezó por ahí", señaló haciendo referencia a su prolífica carrera. "Todo el resto de Latinoamérica, comenzó en Venezuela". Afirmó, mientras se preparaba para salir a escena y cautivar al público una vez más.
 María Eugenia Revilla

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario