Espacio publicitario

Mercado de arte de La Asunción

En la Asunción se promueve el emprendimiento a través del arte, la cultura y la rica gastronomía margariteña con asombrosos platos

  • CLAUDIA HERNÁNDEZ

02/07/2018 05:42 pm

La creatividad del margariteño en áreas como la artesanía y la gastronomía se pone de manifiesto todos los sábados en El Mercado de Arte de La Asunción. La concurrida exposición de 266 emprendedores abarca un espacio de aproximadamente trescientos metros habilitados por la alcaldía del municipio Arismendi del estado Nueva Esparta, en el corazón del casco histórico de su capital, alrededor de la catedral de Nuestra Señora de la Asunción. El Mercado de Arte Vive La Asunción es una idea del exalcalde Richard Fermín, que comenzó en septiembre de 2015 con el objetivo de rescatar los espacios públicos del municipio. La líder del proyecto, Magaly Guédez, explica que este modelo comenzó con doce emprendedores. "El fin de esta plataforma era hacer uso cultural de los espacios urbanos y llevar de la mano a los emprendedores margariteños para convertirlo en un producto que dinamizará la economía local". Actualmente, el burgomaestre Alí Romero le ha dado continuidad a esta interesante iniciativa, que sigue motivando a los microempresarios orientales a continuar exponiendo sus proyectos inspirados en la cultura, el arte y la gastronomía, con la dirección de Luisana Romero, presidenta de la Fundación Luisa Cáceres de Arismendi y directora ejecutiva del mercado de arte. "Nuestra misión es potenciar el arte y la cultura en este mercado de arte. Siempre tenemos una sorpresa para los visitantes, enfocándonos en ofrecer eventos que resalten el folklore venezolano, la música y la danza margariteña. El sábado pasado hicimos un homenaje a San Juan, con una presentación de tambores". Desde las cinco de la tarde, cuando el atardecer margariteño nos deleita con sus tonalidades rosa y se refresca el día, residentes y turistas se ven tentados a dar una caminata por las estrechas calles de La Asunción, donde sus sentidos se alborotan por el aroma y el sabor de originales guisos, con ofertas artísticas y culinarias de una apariencia que sorprenden a más de uno, acompañados de la música de moda. Orfebrería, bolsos, piezas de arte, exquisiteces y cócteles creados con productos de la isla, son parte de la oferta de esta gran feria asuntina. El recorrido lo comencé contemplando verdaderas joyas realizadas por orfebres margariteños. Gargantillas, zarcillos y anillos con diseños modernos, elaborados en materiales que van desde metales con baño en oro incrustados con piedras semipreciosas, hasta hilos de colores perfectamente tejidos. Para la orfebre Vittoria Coccorese, el color y las líneas curvas son fundamentales en sus "Joyas Estrambóticas" creadas con hilos de nylon (usado por los pescadores) que ella teje. "Para mí es indispensable el formato grande de las piezas para que el cliente use una sola pieza importante que ayude a resaltar un outfit que sea totalmente diferente". Cuando cayó la noche arranqué mi ruta gastronómica con el plato autóctono: la empanada margariteña. La señora Enérida Salcedo tiene 46 años preparando sus suculentas empanadas de cazón, atún, carne, pollo y mis preferidas, las de pepitos, con su característico sabor a mar, siempre en la misma esquina de la avenida. Bajando un poco por la calle Independencia nos llama la atención un pequeño cartel en el establecimiento Yuri Delicateses, que dice perros calientes de pescado. Su creadora Yuriángela Fernández es instructora de la escuela de cocina La Caserolette. Mi paladar fue seducido por la sugerencia de la chef: perro caliente con chorizo de malacho y ensalada de catalana, una combinación del sabor fuerte del pescado aromatizado con ají margariteño, y la delicadeza de la catalana con un sofrito de ají y célery en una base de mayonesa, mezclada con aguacate y tomate, que se coloca como un toppin sobre la salchicha, en un pan artesanal de ajonjolí, acompañada de ensalada de repollo, zanahoria y cilantro con chips de papas, lo que resultó ser una experiencia maravillosa. Otras variaciones de este plato son la salchicha de malacho con curry, picante y con ají dulce. También ofrecen chorizos de sardina, fosforera, chistorra de pulpo, caracol, y vieira, "Todos nuestros productos son margariteños, lo que más usamos es el ají. Los aderezos son con berenjena, pepinillo de monte y rompe colchón. Ofrecemos perros calientes con sabor a Margarita", indicó la chef. En el mercado muchas son las propuestas de comida rápida, choripán y perros calientes, pero descubrir un chorizo artesanal con dos versiones: uno italiano denominado Velletrano y otro El Asuntino, elaborado con ají margariteño y ron. Es sorprendente. Uno de los propietarios de Chorilab Gourmet, Vidal José Pérez Silva, explica que sus chorizos son creados de distintas combinaciones. "Usamos productos y condimentos regionales que fusionamos, dando como resultado un producto de primera calidad". Pero las sorpresas no se quedan ahí, dos jóvenes ataviadas con sombreros y camisas mangas largas con corbatín, muy al estilo de los años 30, como sacadas del musical Cabaret de Broadway, atienden un pequeño carrito con 20 sabores de tequeños. Ellas son Christin Torres y Rosibel Rodríguez. Su emprendimiento se llama La Clave del Sabor, y además de preparar tequeños gourmet con una gran variedad de rellenos, tienen otros talentos como cantar y bailar. Los tequeños más solicitados son los de queso y orégano, plátano y queso, el de jamón ahumado, aceitunas, pasas y queso, de pernil, queso con chocolate, champiñón al ajillo con queso y cangrejo con queso. "Trabajamos el tequeño tradicional que es solamente con queso, también con orégano, pecorino y pimienta. Tenemos tequeños con intervención en la masa y tequeños con intervención en el relleno. Nos gusta ser originales", señaló Christin. Escoger el postre también se torna difícil en esta feria, por la variedad de propuestas que son hábilmente presentadas. Por estar en una zona tropical donde la temperatura sube con frecuencia, un helado puede ser la mejor opción, y si es cremoso o con sabor a frutas, mejor todavía. Los Helados y Obleas Mamá Carmen ofrecen productos artesanales de frutas margariteñas como el jovito, coco, parchita, mango, guanábana, entre otros. La experiencia además de ser refrescante, fue disfrutar de los trozos de las frutas en cada cucharada. Una torta de auyama, tan suave como un pudín, fue la sensación que experimenté al probar este postre en el puesto del emprendimiento Dulces Típicos de mi Pueblo. Hortensia Aguilera, conjuntamente con su hermana Elvira y su prima Resella, llegaron desde Cumaná a Margarita buscando mejores oportunidades, hace más de 30 años. Además del majarete, los besitos de coco y la torta de pan, ofrecen marquesa de chocolate, tres leches, y la innovación: la torta tres leches con chocolate. Para acompañar estas delicias, un mojito de parchita con ají dulce margariteño, o uno de coco y ponche crema, se perfilan como las mejores opciones. La familia Marcano se esmera en preparar una variedad de 20 cócteles y 15 tipos de mojitos, en su emprendimiento Akira Cocktail. Les gusta experimentar con productos naturales y utilizan todos los licores del mercado. Su propietario, Pedro Marcano, explica que han preparado hasta 200 bebidas en una sola noche, "nuestros clientes han catalogado a nuestros mojitos como los mejores de la feria". Marcano recuerda los comienzos de la feria, "nosotros depositamos nuestras esperanzas en este mercado de arte cuando aún nadie creía en esto, y apostamos a ello. Este proyecto se ha convertido en ícono regional y nacional".   

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario