Espacio publicitario

La dulce proyección que construye un magnífico pastel

Las proporciones y proyecciones del diseño, además del tallado, modelado y coloreado de la arquitecto Sandra Cuéllar son aplicados en la "construcción" de sus magníficas tortas y demás dulces

  • YAMILETH ANGARITA

22/06/2018 08:06 pm

El cumpleaños de su primera hija marcó el inicio de lo que se ha convertido en su segunda carrera profesional, y, en este momento, su éxito y orgullo. En ese momento el “ensayo y error” era su realidad, pero tras 12 años aprendiendo, practicando y retándose la arquitecto Sandra Cuéllar ahora puede decir que su empresa Dulce Idea (@dulceidea2006) ha asegurado un lugar entre las propuestas de repostería artística que existen en Venezuela. 

De eso dan testimonio tanto figuras públicas como el corredor de formula1 Jorge Goncálvez quien le pidió que le diseñara un bólido para su cumpleaños, así como empresas, contándose entre ellas Lenovo que quiso celebrar su 20 Aniversario y anunciar el lanzamiento de su nueva laptop con una de las espectaculares tortas que hace Sandra. 

Al verla la gente no sabía si comérsela o encenderla para teclear y navegar en ella. 



Y es que para la realización de sus obras, la profesional egresada de la Universidad José María Vargas aplica conocimientos y técnicas de Arquitectura, plástica y escultura.  

Técnica y arte para "levantar" dulces fantasías

Los retos los plantean los propios clientes, y ninguno es menospreciable cuando de ser exacta con las proporciones, delineado y coloreado se refiere. Fiestas infantiles o eventos son la excusa para hacerlos realidad. 

“Hay gente que necesita muchas plantillas, las compran o las mandan a hacer. En mi caso algunas veces lo he hecho así, pero la mayoría las trabajo sin moldes. Hay muchas de esas estructuras que tienen que hacerse desde cero, empiezas en un bloque de torta y terminas tallándolo como si fuera un bloque de piedra, como lo haría un escultor”, describe.

Algunas de las obras son hechas completamente de torta tallada y otras que mezclan parte del ponqué base con parte de bases artificiales necesarias para complementar la estructura final. De este tipo recuerda con orgullo un bravío toro. 



“Ese toro llevó hasta cálculos en AutoCAD. Para poder hacer las líneas intervino mi esposo que también es arquitecto, yo me encargué del tallado, de la parte comestible. Tuvimos que hacer cálculos, trazados específicos, ver muchas fotos de toros, de esculturas de ellos, tanto de (Fernando) Botero como de otras tendencias que hay por ahí. Tratamos que el toro no se viera como el animal real pero sí como una especie de escultura, de algo monumental. Cuando llevé la torta al sitio de la reunión todo el mundo estaba asombrado, no creían que era la torta”. 



No por ser imponentes en su forma pecan de simples o normales en su fondo. Y es que el sabor del bizcocho y relleno de Dulce Idea son igualmente una maravilla que fascina a los comensales. 

No hay limitación en el uso de ingredientes, entre nacionales o importados, pero la norma es que sean siempre frescos y ajustados a lo que el cliente quiere; de vainilla y arequipe es la más pedida, seguida por las que combinan con chocolate. 

Con frutas también complace, aunque Sandra tiene mucho cuidado con ellas, y advierte sobre los riesgos y límites que implican. “La fruta tiene que ser cuando la torta es fría, porque ellas se fermentan, se descomponen fácilmente. Las tortas que hago generalmente tienen que estar cierto tiempo fuera de la nevera, con más razón si llevan fondant”. 

Esta repostera creativa igual se maneja con las cremas. “Tienen que aguantar estar fuera de la nevera y una crema pastelera no aguanta mucho tiempo afuera”, observa, razón por la cual cuando le piden algún tipo de torta que lleve crema o fruta esta se parecerán más a un bizcochuelo como los que se encuentran en las pastelerías. 



“Soy mi mayor crítica” 

Sandra admite que es muy exigente con lo que hace, y que la pericia que ha ido consolidando ha sido consecuencia del trabajo arduo de aprender de manera autodidacta e insistir con la práctica. “Uno puede ver muchos tutoreales y cumplir los paso a paso, pero si no tienes la habilidad te va a costar. Viendo y ensayando es la única manera de afinar las cualidades que tengas”, dice. 

Asegura que presta mucha atención al detalle de las figuras que tiene que hacer, tratando de que tengan la proporción exacta. 



Aunque son de menores proporciones no dejan de deslumbrar por la belleza y creatividad de sus diseños, entre juguetones, coloridos, sobrios y elegantes según sea la ocasión. Nos referimos a las galletas, cupcakes, gelatinas decoradas y mini dulces que también ofrece Dulce Idea. 

La inquietud de enseñar lo que sabe la ha llevado a dictar algunos cursos de repostería básica para adultos, y divertidos cupcakes para niños, pero no ha querido continuar desarrollándolos porque prefiere concentrarse en este momento en “el diseño y levantamiento de sus obras” de azúcar y colores.  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario