Espacio publicitario

Marva Griffin: Latido venezolano del joven diseño mundial

La emoción de la modernidad en el Salón del Mueble milanés cautivó a 386 mil visitantes provenientes de 181 países, 10 mil diseñadores y 270 escuelas internacionales del “design”

  • ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

13/08/2019 12:14 pm

Por Pedro Antonuccio Sanó

Marva Griffin Wilshire es una de esas venezolanas de “calzatura universal”, fundadora y curadora del prestigioso Salone Satellite de Milano, quién en el marco dorado del acreditado Salón del Mueble de Milano, promueve desde hace 22 años, la creatividad del joven diseño mundial bajo su palpitante pupila que es a todas luces, atemporal, porque es capaz de reinterpretar con honores y con una clave de acertadísima contemporaneidad, el desafío que impone la actualidad.

Se trata de un nuevo y contundente grito de victoria estética para la talentosa venezolana, -quien en cada renovada edición de esta especie de sinfonía manufacturera y mobiliaria nacida en Milano un día de 1961-, sorprende ¡año tras año!, conmoviendo sutilmente a la industria del design y haciendo reflotar a sus creadores invitados, dentro de los espacios siderales del Centro de Exposiciones periféricos de Fiera Milano Rho, que este año estuvo ataviado de toneladas del más fino arte fabril y artesanal , funcionalidad e innovación, convocando al gran público global que inundó entusiasta sus predios infinitos.

Premio Compasso d´Oro alla Carriera 2014 (que viene siendo el Oscar del diseño mundial); Señora Embajadora del design italiano desde el 2016 y nave nodriza para los futuros venerables del diseño global, Marva Griffin tiene como credo inviolable y campanada pura a la “inversión, la creatividad y el entusiasmo”; para definir, como si fuera una de esas gemas diamantíferas de su oriunda y querida Guayana, el más rotundo éxito alcanzado durante la Edición 58 del Salón del Mueble de Milano, que este año convocó a más de 386 mil visitantes, provenientes de 181 países, que se fueron asombrados con una flor en la mirada.

“Reunimos exitosamente a 2.418 expositores, de los cuales el 34 % de los mismos, provino del exterior (43 países). Se trató de un gran Salón del Mueble milanés”, como si fuera “una rítmica barca en un mar de ensueños”, que se subdividió en “un océano creativo muy azul, armónicamente pensado para el disfrute del público, que tuvo cinco manifestaciones expositivas de relieve. Cinco luminosos faros que con reluciente luz propia, irradiaron los depurados pabellones del Salón Internacional del Mueble”, propiamente dicho, con sus expresiones Clásico, Diseño y xLux; así como la inmensa vitrina que se desprendió del Salón Internacional del Accesorios para la Decoración”, confiesa el universo verbal de armonías llamado Marva Griffin.

También “como si fueran una suerte de islas de oro sin confines”, relata emocionada Marva, “logramos que vibrara Euroluce, una edición récord que sin duda, ha sido la más grande feria de iluminación integrada, de lámparas y miles de accesorios de luminiscencia que ha visto el mundo expositivo; sin olvidar, al práctico y utilitario Workplace 3.0, muestra indescriptible de lo que sabe hacer el mejor diseño italiano del mundo para esa oficina cien veces soñada y los próximos cálidos cambios previstos por los diseñadores de vanguardia, para los que una vez fueron, unos fríos Espacios reservados al Trabajo”, precisa.

Y, por supuesto, no podía faltar a la cita milanesa, el Salón Satellite, que en esta edición de 2019, “convocó a 550 semillas jóvenes, diseñadores menores de 35 años, provenientes de cada rincón del mundo, que participaron como si fueran arquitectos de olas propias que labran su delicada obra; a la usanza de un dibujo de constelaciones a mano alzada que el mismo Príncipe de los Bohemios de Montparnasse, Amedeo Modigliani, habría envidiado”, relata Griffin.

El Salón Satellite acompaña desde 1998 al Salón del Mueble Milano y en su acompasado recorrido de 22 años han participado cerca de 10 mil jóvenes diseñadores, junto a 270 escuelas internacionales del design, dándole cantos de vida al panorama internacional del diseño.

“El reto del Salone Satellite, que cada año crece más y festeja rotundamente , es imaginar cuál será la forma del diseño que vendrá en el futuro; intuyendo cómo las próximas generaciones plasmarán, un perfecto equilibrio entre proyecto, función y belleza. Favorecemos el contacto entre los jóvenes diseñadores y las empresas expositoras del Salón del Mueble”, especifica Griffin.

El primer Primer Premio del Salone Satellie Award, otorgado por un jurado internacional compuesto por consumados protagonistas del mundo del diseño, recayó en Kuli-Kuli de Japón por su proyecto Kobe Leather, una colección de nuevos productos realizados con piel de vaca Kobe y que normalmente no es utilizada para productos de diseño.

El Segundo Galardón correspondió a Studio Philipp Hainke, de Alemania, por la Silla Halo que fue concebida para mostrar la fuerza y las posibilidades de un material ligero hecho de cáñamo y de caseína. Mientras que el Tercer Lugar, le fue concedido a Baku Sakashita, también de Japón, quien presentó los 2.5 Dimensional Objects, hechos de estructuras de alambre en 3D que alcanzan a jugar con la ilusión óptica a través de su delgadez.

De otra espesura fue el aplauso lleno de gracia y rayo de luz, por parte del público que se deslumbró con “AQUA”, una puesta en escena sobre la visión hipnotizada y creativa de Leonardo da Vinci, capaz de registrar una media diaria de dos mil visitantes.

Desarrollado junto a Balich Worlwide Shows, “AQUA”, evoca Marva Griffin, le dio nueva vida la “Conca dell’ Incoronata” (Esclusas hidráulicas cuyas puertas de madera fueron diseñadas por el propio Leonardo) y “representó el ideal de la continuidad del Salone del Mobile en la ciudad, hecha esta vez, rostros del genio, arquitecto, científico e ingeniero”.

Consistió en “una instalación inmersiva (site specific), única en su género, que combinó design, tecnología, chorros de agua, burbujeo, sonidos y efectos especiales, para el recuento de un modo original y contemporáneo del gran da Vinci, que fue el gran diseñador por antonomasia”, precisa en tono coloquial Marva.

¡Claro que la gran excusa es el diseño! para estar de paso en Milano. De allí que el reconocimiento a la importancia del Salón del Mueble 2019, llegó también por la presencia gubernamental e institucional, que fueron testimonios de todo lo que representa el Salone, uno de los potentes motores de la economía italiana, gracias a la fértil contribución y cooperación entre empresa, la ciudad de Milano y ese provechoso territorio resultante de la sala de espejo que provee aquella singular creatividad que logra crear cada año”, comenta satisfecha, Marva Griffin.

Marva Griffin Wilshire es hoy, más que nunca, latido, aire fresco y aliento venezolano para la innovación, pasión y talento prometedor que se abre paso gracias al Salone Satellite; alimentando exitosamente, con su probada emoción de la modernidad, a la exigente industria del design, que no ha dejado de dar frutos y hoy brillan en las rutilantes marquesinas de la celebridad. 

Por Pedro Antonuccio Sanó



Marva Griffin: 10 mil jóvenes diseñadores han desfilado por los predios del Salone Satellite. (Foto Pedro Antonuccio Sanó).

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario