Espacio publicitario

La extravagancia reinó en la Alta Costura de París

Jean Paul Gaultier dejó de utilizar pieles y Elie Saab fue fiel a su impronta

  • AFP

12/07/2019 05:00 am

A un año de cumplir medio siglo de carrera, el diseñador francés Jean-Paul Gaultier dio rienda suelta en la semana de la Alta Costura parisina, a su libertad creativa con una colección extravagante y de inspiración animal para la que, fiel a su promesa, no utilizó pieles.

Sus prendas para el otoño e invierno 2019-2020, presentadas en la última jornada de la Semana, apostaron por estampados que sirvieron como trampantojo y le permitieron abandonar un material que ha utilizado en toda su trayectoria, pero al que en noviembre, por concienciación ecológica, decidió renunciar, reseñó el diario ABC de España.

En sus oficinas centrales de París, lugar en el que presenta habitualmente sus desfiles, Gaultier ofreció además creaciones de generosos volúmenes, con abrigos acolchados y asimétricos, capas cónicas que cubrían también la cabeza y cinturas entalladas.

"Con mi moda quiero comunicar la libertad y que no hay un solo tipo de belleza. La belleza es una cosa muy subjetiva, tienes que abrir los ojos para verla. Puede ser una manera de hablar, de moverse. Mira con tu cerebro y si te emociona, es que es bello", dijo.

El blanco, el negro o el camel protagonizaron abrigos y trajes, pero las presentaciones que despertaron aplausos espontáneos fueron las inspiradas en el pelaje animal y las que explotaron toda la gama flúor, con brillantes rosas, amarillo o azul.

La atemporalidad de Saab

En una diáfana sala del Palais de Tokyo, el museo dedicado al arte contemporáneo, Saab se valió de su experiencia en las técnicas de bordado para recrear las siluetas chinas, con estampados de lentejuelas, diamantes y colores como el carmín, el púrpura o el azul noche.

Una colección de siluetas fuertes suavizadas por un translúcido tul, un agradable terciopelo o un vibrante tafetán de seda. Las plumas y los tonos dorados o piel completaron los conjuntos, en los que el dragón chino se convirtió en un voluminoso vestido tafetán en seda o el kimono se llevó con pantalones "palazzo", de pata ancha.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario