Espacio publicitario

Cómo saber cuándo eliminar los productos de limpieza

Alargar la duración de estos productos depende del cuidado que se les brinde

  • DPA

06/06/2019 05:00 am

Cada persona tiene un concepto diferente de la higiene. Los especialistas recomiendan atenerse a determinados ciclos para limpiar o deshacerse de algunos objetos con los que limpiamos la casa.

"Los trapos y esponjas que utilizamos en la cocina deberían ser recambiados todas las semanas", comenta la especialista alemana Sabrina Schulz, que además recomienda colocar el cepillo una vez por semana en el lavavajillas. Es fundamental escoger trapos que se puedan lavar a 60 o 90 grados en la lavadora, y al hacerlo utilizar jabón en polvo, "que mata mejor los gérmenes", aseguró Elke Wieczorek.

Es importante lavar el trapo de piso y la escoba "al menos una vez al año deberíamos dejarla en un balde con una solución de limpieza", recomendó Wieczorek. 

Los trozos de tela que utilizamos para secar los objetos están muy expuestos a la suciedad. Allí anidan muchas de las bacterias que generan problemas intestinales, "por eso es fundamental cambiarlos todas las semanas o incluso más seguido y lavarlos a 60 grados", apuntó Schulz.

El mejor modo de librarlo de bacteria es colocando algún producto para limpiar el inodoro, insertando el cepillo allí para que el producto también actúe sobre el cepillo.

Está claro que la aspiradora nos obliga a cambiar de vez en cuando el recipiente en el que acumula la suciedad, pero tiene otro elemento que también hay que cambiar: el filtro. "Se trata de un filtro que limpia el aire que vuelve a ser expulsado hacia el ambiente", explicó Gernhard Finkbeiner, de una plataforma de cuestiones del hogar. Ese filtro debería ser cambiado dos veces al año.

La tabla para cortar se debe limpiar muy bien cada vez que la utilizamos, "al menos con agua tibia, detergente y, si se puede, en el lavavajillas", dijo Schulz. Esto es particularmente importante si la utilizamos para cortar carne o pescado. Lo ideal es colocarlas en algún sitio en forma vertical y sin que estén en contacto con otras cosas.

"Las toallas con las que nos secamos las manos deberían ser recambiadas cada tres o cuatro días", comenta Wieczorek. En el caso de los toallones, se puede diferenciar. "Si nos duchamos todos los días y tomamos sólo un toallón para secarnos, deberíamos tomar uno nuevo cada dos días", dice la especialista. 

El cepillo de diente debería cambiarse cuando se empiecen a doblar las cerdas, pues según Wieczorek "hay que tener en cuenta que entre las cerdas viven millones de gérmenes". 

En el caso del cepillo para cabello lo ideal es sumerjirlo cada cierto tiempo en una solución con shampoo para que elimine la grasa y restos de los gel van quedando en él.  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario