Espacio publicitario

Disney+, contenido a la carta

Sumándose a las nuevas plataformas de video a través de internet

  • Diario El Universal

05/05/2019 05:00 am

Alida Vergara Jurado 
Especial/ El Universal

En noviembre de este año, Disney+ irrumpirá con un servicio de suscripción de transmisión de video en línea que será operado por Disney Streaming Services, otrora BAMTech, filial de Walt Disney Direct-to-Consumer and International. 

La propuesta se enfoca en contenido de cine y televisión de Walt Disney Studios, así como en películas y series originales basadas en propiedades nuevas y existentes, como las de Marvel y Star Wars.

Idea Multimillonaria

Y es que el gigante Disney, se ha ganado su puesto privilegiado gracias a esta idea brillante que comenzó a fraguarse hace varios años, y a la que han destinado el trabajo constante de la empresa, para ofrecer una plataforma streaming lo más potente, estable y llena de contenidos interesantes, como sea posible.

En agosto de 2016, la empresa adquirió - por 1.000 millones de dólares - una participación minoritaria en BAMTech, para disponer de la tecnología de transmisión de MLB Advanced Media. El siguiente año, Disney manifestó su interés en adquirir una participación de control en BAMTech por $1.58 mil millones, aumentando su participación a 75%. 

Junto con esta adquisición, la compañía también anunció planes de servicio directo al consumidor de la marca Disney a partir de su contenido de entretenimiento, que se lanzaría después de que la empresa finalice su acuerdo de distribución existente con Netflix, por esto Disney+ será lanzado en noviembre.

A finales de 2017, la empresa anunció su intención de adquirir activos de entretenimiento clave de 21st Century Fox, en un acuerdo por valor de más de 50 mil millones de dólares; esto para reforzar la cartera de contenido de Disney para aumentar sus productos de transmisión.

Este nuevo servicio se construirá alrededor de las principales marcas de entretenimiento de Disney, incluyendo Walt Disney Studios, que agrupa a Walt Disney Pictures, Walt Disney Animation Studios, Pixar, Marvel Studios, Lucasfilm y Disneynature; así como, provisionalmente, National Geographic.

Asimismo, operará en paralelo con Hulu, un servicio en el que Disney tendrá el 60% de la propiedad después de la compra de Fox; este incluirá contenido orientado hacia el entretenimiento general, ya que Disney+ se centrará específicamente en el entretenimiento orientado a la familia, es decir que no incluirá ninguna película con calificación R.

La competencia

Sin embargo, la reciente noticia acerca del lanzamiento de Disney+, para muchos supone una directa competencia con Netflix; aunque Disney va a aterrizar en un mercado que ya ha alcanzado un cierto nivel de madurez.

De hecho este tipo de plataformas de video está ocupando el lugar, de cierta manera, de los televisores convencionales y de las salas de cine; este es un mercado en el que se están invirtiendo miles de millones de dólares para la producción de contenidos propios que diferencien y hagan destacar a unas plataformas sobre algunas otras. 

De hecho este es un apartado en donde vuelve a resaltar Netflix, ya que se espera que la firma gaste en torno a 15.000 millones de dólares a lo largo de este año en sus propias producciones.

Aún así, en estas plataformas se mezclan dos sectores diferentes que se encuentran compitiendo por un mismo público; por ejemplo Netflix declaró que no pretende competir con Disney+, HBO o Amazon Prime Video, sino que su objetivo está claro, y se trata de mejorar la experiencia de cada uno de sus suscriptores, y afirmaron que están compitiendo e incluso perdieron más con el famoso videojuego Fortnite, que con HBO. 

Dejando patente la competencia que este tipo de juegos Battle Royale, títulos claramente comandados por el mencionado Fortnite, suponen una dura competencia para el futuro de las plataformas de video a la carta a través de internet.

Lo que queda claro es que Netflix, el aún no estrenado Disney+ y el resto de las propuestas que apuestan al contenido streaming, tienen que encontrar la forma de llamar la atención de los más jóvenes, y es que esta generación pasa muchísimas más horas jugando a Fortnite, que viendo los más recientes lanzamientos de franquicias como Star Wars o de Marvel; a menos que esa enorme cantidad de títulos que evocan lo que fue nuestra infancia, sea una señal de que en este caso los más pequeños no serán el único foco.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario