Espacio publicitario

Malos hábitos higiénicos producen disentería

Esta enfermedad es causada por la bacteria shigella y afecta el intestino

  • CAROLINA CONTRERAS A.

12/02/2019 05:00 am

Conocida tradicionalmente como disentería, la infección por shigella (shigelosis), es una enfermedad intestinal producida por una familia de bacterias llamada Shigella, la cual causa diarrea y ésta a menudo contiene sangre.

Esta infección se da comúnmente en lugares donde exista pobreza o donde se tengan malos hábitos higiénicos como no lavarse las manos antes de comer, entrar en baños públicos, no lavar adecuadamente los alimentos que se ingieren o bañarse y beber en agua contaminada.

La Clínica Mayo explica que la disentería se puede transmitir a través del contacto directo con las heces y que los niños de cinco años tienen más probabilidades de contagiarse, señalan que un caso leve puede curarse por si solo, pero cuando es más grave se va a necesitar antibióticos para curarse. Los factores de riesgo de esta enfermedad suelen ser: la edad. Los niños siempre van a ser más propensos a contaminarse. 

Las condiciones de vida y las actividades. El contacto cercano con otras personas propaga la bacteria de una persona a la otra. Los brotes de Shigella son frecuentes en los centros de cuidados infantiles, las casas de salud, las cárceles y los cuarteles militares. Igualmente los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.

¿Cómo se transmite?

La infección se produce cuando accidentalmente se ingiere la bacteria Shigella.

Al tocarse la boca, si no se ha lavado bien las manos después de ir al baño o al cambiar el pañal de un bebé.

Las personas infectadas que manipulan alimentos pueden transmitirlo a través de la comida, y la comida también se puede contagiar si crece cerca de aguas residuales.

Síntomas

Éstos se presentan un día o dos después del contacto con la bacteria, aunque puede tardar una semana en desarrollarse. Quienes tienen shigella el principal síntoma es la diarrea (a menudo con sangre o mucosa), dolor abdominal, calambres y fiebre.

Si esta infección no se trata a tiempo puede ocasionar deshidratación, convulsiones, prolapso rectal, síndrome urémico hemolitico (recuento bajo de glóbulos rojos, plaquetas e insuficiencia renal), paralización del colon y artritis reactiva.

Para prevenir la disentería se debe lavar las manos con frecuencia, no preparar alimentos si se tiene diarrea, evitar tragar agua de estanques y no tener relaciones sexuales con alguien que se haya recuperado hace poco de una diarrea.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario