Espacio publicitario

Los tatuajes no son riesgosos, a menos que estén contraindicados

El procedimiento debe seguir ciertas normas para que sea seguro

  • Diario El Universal

22/10/2018 09:26 am

                                                                                                      Alida Vergara Jurado 
                                                                                                         Especial/El Universal

En cifras de la BBC, cerca del 15% de las personas en todo el mundo, tiene un tatuaje, y la tendencia va en franco crecimiento. Ya no son sinónimo de mala conducta o un pasado oscuro, además de haber pasado por moda; ahora son inclusive, una suerte de talismán, recuerdo agradable u obra de arte que mujeres y hombres, sin importar la edad, se realizan a diario.

Sin duda, la acción de las diversas máquinas de tatuaje afecta al órgano más grande del cuerpo humano; a ese traje que nos cubrirá de la intemperie durante toda nuestra vida, y que además da señales sobre cómo está nuestro organismo por dentro.

La piel es el órgano protector por excelencia, que además permite nuestro correcto desarrollo psicosocial, y nos permite percibir estímulos del entorno, pero se puede tatuar sin riesgo, si se siguen las recomendaciones médicas.

Tener cuidado

No es malo tatuarse, afirma Jaime Piquero, médico dermatólogo. "El tatuaje existe desde que existe el hombre; el tatuaje cosmético es imprescindible en las pacientes que se someten a mastectomía radical por cáncer de mama, por ejemplo". Lo importante es los cuidados generales que debe tener una persona y el centro en el que se tatúe o se realice una modificación corporal, agrega.

Es importante resaltar que el centro en donde se vaya a realizar un tatuaje, debe tener las medidas de esterilización adecuada, se debe conocer la procedencia de las tintas y mirar si tienen sello de comunidad europea o marcaje CE.

"Lo ideal son las tintas monodosis, que se utilizan una sola vez y tienen menos posibilidad de contaminación; también evitaría las nuevas tintas fluorescentes que brillan en la oscuridad, porque, aunque suena divertido, son alergizantes. No recomiendo tatuarse colores claros como el aguamarina o el verde claro, ya que son imposibles de borrar".

Algunas personas tienen contraindicación para tatuarse, como los pacientes con enfermedades crónicas como la diabetes, psoriasis, enfermedades linfoproliferativas y enfermedades del colágeno, que tienen contraindicación absoluta. Asimismo, los pacientes con enfermedades infecciosas como hepatitis B y C, sífilis y HIV, tampoco deberían tatuarse, a menos que hayan superado su enfermedad, comenta Piquero.

Otro aspecto muy importante es la posibilidad de desarrollar complicaciones como granuloma a cuerpo extraño, sarcoidosis y vitíligo; o el caso de que algunas tintas, especialmente los colores rojo, naranja y verde, que pueden ocasionar dermatitis de contacto severa y difícil de controlar. 

Recomendaciones 

Piquero puntualiza que es sumamente importante elegir muy bien lo que se va a tatuar; recordar que lo que nos gusta hoy, no necesariamente es lo que nos va a gustar más adelante.

Y en caso de pensar en eliminarlo, es importante recordar que los láseres no siempre remueven la tinta y casi siempre queda una sombra residual que se llama el "fantasma del tatuaje"; además de que se necesitan entre 8 y 15 sesiones para borrarlo. Por eso, a veces es mejor realizar un cover, apunta, es decir, otro tatuaje encima, de mayor tamaño.

El dermatólogo puntualiza que las zonas como la cara y las manos no deberían tatuarse, ya que están más expuestas al sol y favorece las alergias. Lo mismo para áreas con lunares, ya que al tatuarlas podrían ocultar la aparición de una lesión maligna de la piel. "No intenten tatuarse para disimular estrías o cicatrices, tampoco vitíligo, porque quedan mal y pueden empeorar la enfermedad".

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario