Espacio publicitario

El coco no es tan malo como lo pintan

El aceite de esta fruta evita que aumente el colesterol malo

  • CAROLINA CONTRERAS A.

06/09/2018 09:00 am

Alabado por celebridades y galenos el aceite de coco sufrió un duro revés la semana pasada cuando Karin Michels, directora del Instituto para la Prevención y Epidemiología de Tumores de la Universidad de Friburgo y profesora de Harvard, lo se´ñaló como una sustancia que es "puro veneno" y "poco saludable".

Sin embargo, tal afirmación no es del todo cierta ya que investigadores se han dado a la tarea de estudiar sus propiedades y a pesar de ser alto en grasas saturadas, usarlo en preparaciones tiene ventajas para el organismo, así lo demostró un estudio de la Universidad de Cambridge. En el mismo 94 voluntarios entre 50 y 75 años, libres de diabetes y cardiopatias participaron en la investigación en la que se buscaba demostrar los efectos que tiene consumir diferentes tipos de grasas. 

Quienes consumieron aceite de coco, todos los días durante cuatro semanas, el colesterol malo no les aumentó, pero lo que fue más sorprendente fue que los niveles de HDL, el colesterol bueno, aumentó en un 15%, al tiempo que habían reducido su riesgo de desarrollar cardiopatías y derrames cerebrales.

Los investigadores señalaron que un solo estudio no es suficiente para recomendar incluir este aceite en la dieta diaria, pero sí se demostró que no es tan perjudicial como se pensaba.

Mariángel Paolini, químico y creadora de Cocina Segura, explica que los aceites forman parte de un selecto grupo de alimentos, los cuales son necesarios para nuestra salud: los lípidos.

"Lamentablemente, han sido objeto de muchas interpretaciones interpretaciones erróneas, convirtiéndose en los chicos "malos" de los planes de alimentación. Son importantes para la salud, pues son vehículo de muchas vitaminas esenciales, por lo que su consumo debe ser adecuado a cada persona, pero jamás retirados completamente", comenta.

Indica que los aceites comestibles pueden ser de origen vegetal o animal. Los vegetales se clasifican a su vez en virtud del número de instauraciones: saturados, monoinsaturados y poliinsaturados.

Paolini señala que el principal uso del aceite en la cocina es para freir y es por eso que debe tener ciertas condiciones para que le aporte a los alimentos la textura y el sabor ideal.

"Se requiere que el aceite sea estable en las condiciones verdad verdaderamente extremas de fritura por inmersión, esto es, altas temperaturas y humedad. En general, en la fritura el aceite debe mantenerse a una temperatura máxima de 180 °C". Agrega que si los alimentos se frien a una temperatura baja éstos atraparán más grasa.

Asimismo el agua que contienen los alimentos aumenta la disociación de los ácidos grasos que se produce durante el calentamiento, desmejorando la calidad del aceite, disminuyendo su punto de humo y alterando color y sabor.

Para finalizar añade que aquellos que se utiliza para freir constantemente necesitan ser resistentes.

Opciones: 

Aceite de canola: Es ideal para saltear, hornear y hacer aderezos. 
Aceite de maiz: Posee una fuerte resistencia al calor. Se utiliza para freir y hornear. 
Aceite de oliva: Tiene un alto aporte de vitamina. Se utiliza mucho en ensaladas. 
Aceite de girasol: Es ligero, sin sabor y es uno de los más indicados a la hora de freir. 
Aceite de soya: Posee también una gran resistencia al calor. n Aceite de coco: Sirve para aderezar ensaladas, hornear, es antiadherente. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario