Espacio publicitario

La planificación familiar incide en el desarrollo y la pobreza

"En los países donde las mujeres no tienen acceso a métodos de planificación familiar terminan teniendo el doble de los hijos que querían tener", asevera Jorge González Caro, representante de UNFPA

  • YAMILETH ANGARITA

10/07/2018 07:10 pm

En el marco de la celebración del 50 aniversario de la Conferencia Internacional sobre Derechos Humanos de las Naciones Unidas, (Teherán, mayo de 1968), ocasión en la que se declaró que la planificación familiar es un derecho humano, el Fondo de Población de la ONU (UNFPA, por sus siglas en inglés) sigue promoviendo la importancia de su respeto y promoción en el mundo. 

“Venezuela está bien en término de planificación familiar, desde el punto de vista del concepto, de lo que significa, de la aceptación que hay entre los ciudadanos y el Estado. En este momento está mal en términos del insumo, porque hay una escasez evidente de insumos anticonceptivos de todo tipo. Pero desde el punto de vista del concepto está muy avanzada”, aseguró Jorge González Caro, representante en nuestro país del UNFPA. 

Mencionó que la tasa de fecundidad en Venezuela disminuyó en los últimos 50 años, “pasando de 8 hijos por mujer a 2,3 que tiene en este momento. Es decir, en Venezuela se ejerce la planificación familiar pero con muchas limitaciones en este momento”, dijo. 

En este país “no hay que convencer a nadie de la importancia de la planificación familiar. Aquí lo que hay que hacer es poner insumos al servicio para que se pueda ejercer ese derecho”, admitió. 

En Venezuela con rango constitucional 

Este representante del UNFPA resaltó que en el artículo 76 de la Constitución Nacional se establece no solamente que la planificación familiar es un derecho humano, sino que el Estado garantizará su asistencia y protección integral basado en valores éticos y científicos. 

Asidos a eso, informó que la institución de las Naciones Unidas está solicitando fehacientemente al Ministerio de Salud la adquisición masiva de insumos anticonceptivos para su distribución gratuita en los centros de salud del Estado, tal como el ente gubernamental lo ha hecho en otros años, recordó. 

“En este momento, como ya van varios años que no han hecho compras, los stocks se han reducido y hay una escasez muy importante. Por eso hacemos un llamado, en este día, para recordarle al Estado la responsabilidad constitucional que tiene en la adquisición de los insumos anticonceptivos”, señaló González Caro. 

Anunció que para paliar esa situación están trayendo de manera inmediata condones que serán distribuidos gratuitamente a toda la población, a través de organizaciones de la sociedad civil que son aliadas del UNFPA y de centros de salud del Estado.  

Desde la infancia y contra el embarazo adolescente 

Pero el trabajo no ha sido solo con el ente rector de la salud en Venezuela. 

UNFPA ya lleva dos años de trabajo en un plan nacional de prevención del embarazo adolescente, del cual han derivado responsabilidades para diferentes organismos estatales. Por ejemplo, este año, con el Ministerio de Educación, buscan integrar las líneas de la educación integral de la sexualidad al curriculum de todos los niveles educativos, de tal manera que se pueda llegar a discutir sobre este tema desde preescolar hasta la salida del joven de la educación media. 

“Ya hay líneas curriculares aprobadas, y estamos trabajando en iniciar los planes de formación de los docentes. Lo que no queremos es que se queden engavetadas sino que efectivamente comiencen a incorporarse al aula de clase. No se trata de educación sexual para que manden un trabajo para la casa sino que se discuta en las aulas, entre los padres, en la familia. Eso conlleva al cambio de un modelo de trabajo, de percepción, con apertura, para entender la educación sexual placentera y responsablemente”, explica. 

Un mecanismo de reproducción de la pobreza 

La réplica de esta actuación del UNFPA en Venezuela puede evidenciarse en el resto del planeta, donde promueven “una mayor inversión nacional en servicios de planificación familiar para fomentar la seguridad de los suministros de salud reproductiva, redoblar los esfuerzos para ampliar la selección de métodos anticonceptivos, mejorar la calidad de los servicios y, atendiendo la diversidad cultural, que cada quien pueda decidir qué tipo de método anticonceptivo quiere usar y que este sea moderno, eficaz y dé los resultados que la gente quiere”, dice González Caro. 

Pone el acento en la importancia que este asunto tiene primero para la mujer, y luego, en consecuencia, para su pueblo. 

“En los países donde las mujeres no tienen acceso a métodos de planificación familiar terminan teniendo en promedio el doble de los hijos que ellas querían tener. Eso genera desigualdades y es un mecanismo para la reproducción de la pobreza”, señala. Sobre este último punto hace hincapié sobre el hecho de que “los métodos anticonceptivos cuando no son modernos no tienen la eficacia esperada y resulta que la tasa de fecundidad efectiva es mucho mayor que la deseada”. 

En datos, menciona que en el mundo existen alrededor de 214 millones de mujeres que no tienen acceso a insumos de planificación familiar, a métodos anticonceptivos modernos. 

“Esto significa que no pueden ejercer el derecho de decidir el número de hijos que quieren tener, a planificar su vida”, resalta, agregando que esto no solo se trata del derecho femenino per se de decidir, sino también de las consecuencias que le genera, ligadas a “decidir sobre la propia educación, o buscar y conservar el trabajo que tiene, lo que lleva a una diferencia muy importante de género en la sociedad”. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario