Espacio publicitario

Lo que esconde la disfunción eréctil

Todo paciente con disfunción eréctil tiene hasta un 35% de riesgo de tener un problema de tipo cardiovascular. El estudio médico del paciente es muy necesario, con un urólogo y un cardiólogo

  • YAMILETH ANGARITA

09/07/2018 05:30 am

El área sexual no es la única afectada cuando el hombre padece de disfunción eréctil ya que la fisiología del órgano masculino está estrechamente vinculada con su salud cardiovascular y metabólica. Por eso, hombres y mujeres deben conocer lo relacionado con las causas de origen orgánico, es decir, las inherentes al cuerpo humano, que atentan contra la correcta erección del pene. 

La disfunción eréctil “es la inhabilidad para lograr y mantener una erección que sea lo suficientemente placentera para lograr una relación sexual”, comienza por definir Ricardo Szemat Daher (@urodoctorsz), médico urólogo del Instituto Médico La Floresta, en Caracas. Entre los principales factores de riesgo precursores de esta enfermedad masculina están la hipertensión arterial, la diabetes, los triglicéridos y el colesterol alto, y el síndrome metabólico.

"La disfunción eréctil puede ser el primer signo de un paciente diabético que desconocía padecer de esta enfermedad”, dice el médico. 

Sin embargo, resalta que “todo paciente con disfunción eréctil tiene hasta un 35% de riesgo de tener un problema de tipo cardiovascular, es decir, un infarto o accidente cerebrovascular, porque así como el pene depende de la llegada de sangre, el corazón también. Un pene deficiente habla de que el corazón probablemente no está en el mejor estatus”. 

Por este último factor de riesgo, el especialista enfatiza que ese paciente debe hacer obligatoriamente una interconsulta al cardiólogo. 


(Cortesía)

También la originan: 

• El sedentarismo. La falta de actividad física siempre atenta contra la salud 

• El tabaquismo. Causa un estado de contractilidad de los vasos sanguíneos que no permiten que llegue suficiente sangre a los cuerpos cavernosos del pene 

• Operaciones recientes de cáncer de próstata 

• La hiperplasia prostática benigna. Los pacientes que tienen un hábito miccional inadecuado, que orinan mal y se infectan. “Hay una conexión de casi el 80% de problemas de disfunción y de la próstata cuando está crecida”, asegura Szemat Daher. 

• Los traumatismos. Los caballeros que han tenido algún tipo de trauma que implique la columna o parte de su pelvis. 

Vital irrigación sanguínea 

Para mantener una erección el pene necesita sangre, por lo cual todo lo que obstruya esa irrigación de manera normal al órgano sexual masculino condicionará la disfunción eréctil. 

Los cuerpos cavernosos son como unos cilindros por donde fluye la sangre al pene. Son de tejido vascular y discurren a lo largo del pene y en el clítoris en el caso de la mujer. “Si las arterias se encuentran obstruidas en algún grado, bien sea porque el paciente tiene un estado de hipertensión no controlada, depósitos de colesterol y/o triglicéridos o que los nervios estén afectados por el azúcar alta debido a la diabetes, esto condicionaré que no le llegue sangre al pene”, explica Ricardo Szemat Daher. 

Otro condicionante negativo es la enfermedad de Peyronie “que es la formación de una placa que se calcifica dentro del cuerpo cavernoso y puede producir como el efecto de un reloj de arena, donde pasa sangre a un extremo pero llega un momento en el que no será la suficiente. Puede cursar incluso con deformidad del pene, lo que se ve como una curvatura”, explicó. 

El estudio médico del paciente es muy necesario, ocasión en la que se le hace un eco doppler de pene para evaluar las velocidades de entrada y salida de sangre en ese órgano, y así determinar si el estado de la disfunción es leve, moderado o severo. 

Tratamientos 

El urólogo indica que hay un porcentaje de pacientes que se pueden tratar con medicamentos, ya sean tomados por vía oral o inyectables en el pene, “sin embargo esta última opción no es la preferida en Venezuela”. 

En cuanto a las pastillas, Szemat Daher asevera que “hay un 30% de los pacientes que no funcionan con estas y requieren de otro tipo de soluciones como la quirúrgica, con la colocación de una prótesis de pene, unos dispositivos incertados en el órgano sexual masculino”. 


(Cortesía)

Una erección instantánea 

El dispositivo es inflable a base de solución fisiológica. “Se activa a través de una bomba muy pequeña que se implanta en la bolsa escrotal y que al accionarla permite que el pene se erecte por el tiempo que el paciente lo requiera”. 

Resaltó que este tipo de dispositivo origina una erección normal y no altera el placer sexual ni el orgasmo. “Simplemente lo que va a sustituir es el mecanismo por el cual la erección se presenta, ya no necesitando un estímulo, un deseo para tener un pene erecto sino que el paciente lo activa directamente para ir a la relación”, dice. 

Sin embargo, ante la posibilidad de implantarse este dispositivo, el especialista señala que es muy necesaria la conversación de la pareja y entender que será algo que ayudará a tener un coito adecuado. 

Sin exagerar 

A los hombres que quieran tomar ventaja de ese dispositivo, el especialista advierte que toda erección normal que dure más de 4 horas es un peligro porque ello trae como consecuencia la enfermedad del Priapismo. “Se puede ver con los pacientes que toman pastillas, que pueden tener una erección prolongada en el tiempo, dolorosa, que se convertirá en una emergencia médica”. 

Explicó que con la prótesis es diferente porque en el tratamiento quirúrgico se sustituyó el componente eréctil del cuerpo cavernoso, es decir, todos los vasos que irrigan sangre para la erección, usando ahora par de cilindros que se inflarán o no con la solución. 

Recomendaciones 

El especialista lamenta que el hombre tarde en promedio hasta tres años en consultar a un médico por un caso de disfunción eréctil. 

“Primero por vergüenza, en segundo lugar porque las pastillas están a disposición en las farmacias sin ningún tipo de control médico y por último por el factor ‘mejor amigo’, al que se llama por teléfono para ver cómo resolver”, deplora. 

“El problema es cuando el paciente ve que no le funciona nada de eso, y es cuando va tardíamente a la consulta”, señala, agregando que la recomendación indudable es que todo hombre mayor de 40 años se revise sin dudar con un médico urólogo. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario