Espacio publicitario

Atentar contra la vida, un indicador que va en aumento

Para comprender esta acción, se debe entender que la misma es la consecuencia de alguna enfermedad mental, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede provenir de la depresión

  • ROXIMAR TOVAR

12/06/2018 04:58 pm

Diversos expertos e instituciones, tanto de Venezuela como del mundo, han constado que en los últimos meses los sucesos por suicidio se han elevado. 

Este acto se ve reflejado en casos que van desde celebridades hasta personas del anonimato. 

Para comprender esta acción, se debe entender que la misma es la consecuencia de alguna enfermedad mental, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede provenir de la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales que constituyan importantes factores de riesgo. 

La doctora Christine Moutier, psiquiatra y directora médica de la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio, explicó recientemente a la agencia de noticias AP que algunas de las conductas que refleja una persona con intención de suicidarse incluyen: hablar sobre sentirse atrapadas, sin esperanzas, ser una carga para los demás o quererse morir; cambios de humor inusuales o separarse de la familia, los amigos y sus actividades usuales; regalar posesiones importantes y un aumento en el uso de alcohol o drogas. 

“Es importante para todas las personas conocer las señales de alerta e intervenir cuando familiares, amigos o compañeros del trabajo parecen estar afligidos. Preguntarles si tienen pensamientos suicidas, no es dañino y les deja saber que uno se interesa por ellos”, indicó la psiquiatra. 

Por su parte, Jhonnathan Sulbarán, psicólogo del Centro de Asesoramiento y Desarrollo Humano (CADH) de la Universidad Católica Andrés Bello, aseveró que para evaluar esta conducta se debe analizar el contexto y las causas que lo producen: el trastorno afectivo bipolar, trastorno narcisista de personalidad, la impulsividad, entre otros. 

“El suicidio tiene dos tipos de miradas: parar de sufrir o dañar a otro. El primero es cuando se avala el acto como un analgésico ante el sufrimiento que se esté padeciendo; por lo tanto, la persona decide quitarse la vida. El segundo, se considera como un hecho agresivo ya que el individuo no se siente tomado en cuenta por la sociedad”, dijo el especialista. 

Pero acabar con la vida, también tiene un análisis desde el campo sociológico.

Jorge Tricás, sociólogo y profesor, aclaró que a mayor suicidio menor es la integración social y viceversa. 

“El incremento en la taza de suicidio es un indicador de la cohesión social. Eso confirma que actualmente hay una alta desintegración en la sociedad”, argumentó. 

Por otra parte, está la tesis del sociólogo francés Émile Durkheim, la cual distingue cuatro tipos de suicidios: altruista (baja importancia del yo), egoísta (mucha importancia del yo), anómico (falta de normas e integración en la sociedad) y fatalista (las reglas son muy rígidas en la sociedad). 

Estadísticas 
Según datos emitidos por la OMS en el presente año, el suicidio es la segunda causa de defunción entre las personas de 15 a 29 años. El 75%de los suicidios se producen en países de ingresos bajos y medianos. Más de 800.000 personas se suicidan cada año; esto quiere decir, que cada 40 segundos ocurre una muerte. Los plaguicidas, el ahorcamiento y las armas de fuego son los métodos más habituales empleados en el mundo. La mortalidad por esta conducta es superior a la mortalidad total causada por la guerra y los homicidios, la cual representa el 57%. Ante estos datos, el ente manifestó que la clave es adoptar un enfoque multisectorial integral. "La mayoría de los países no han establecido una estrategia nacional de prevención del suicidio", subrayó la OMS.   

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario