- Cate Blanchett:
Sin límites

- El Monitor se pasea por la televisión.
La Cita con la danza

 CRONICA
- Más septuagenaria serás tú
- Uma Thurman
La musa de Tarantino
- Al altar en carruaje
- Paseando en familia
- La vida por delante
BELLEZA
- Obsesión por lo liso
SALUD
- A favor de los labios
FAMILIA
- Cuando los niños crecen
COCINA
- La cocina peruana
MASCOTAS
- Cuidado con la dentadura
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 

Paseando en familia

Los sábados
y domingos no sólo pueden ser días
para recorrer centros comerciales y llevar
a los hijos al cine.
La ciudad ofrece más opciones.
He aquí cinco
"circuitos familiares" para distintos presupuestos.

Adriana Gibbs

Varios sentimientos suelen abordarnos cuando se aproxima el fin de semana, especialmente a quienes somos padres: el regocijo por las posibilidades del descanso y del cambio de rutina, pero también la inquietud antes las preguntas "¿qué vamos a hacer?" o "¿a dónde vamos a ir?", que suelen repetir los hijos hasta el cansancio, especialmente si aún no han traspasado esa frontera difusa que hay entre la niñez y la adolescencia.

En Caracas hay opciones, ciertamente, pero a veces, quizá por comodidad, quizá por hacer lo conocido, uno suele repetirse en los modos de recreación. Por varias razones, una de ellas, la seguridad, se frecuentan los centros comerciales, bien sea para "vitrinear", ir al cine, pasar el tiempo, comer unos helados, jugar maquinitas y montar a los pequeños en una que otra atracción mecánica. Esta salida, lejos de ser económica, nos obliga a desenfundar la cartera, y cuando se regresa a casa, los padres estamos agotadísimos por la jornada, mientras que los hijos están más enérgicos que nunca, pues no han corrido, saltado, montado en bicicleta o jugado con pelota...

Pues bien, el texto que sigue ofrece ideas para que el fin de semana sea diverso, tanto para los padres como los hijos. Aquí les voy a contar lo que he hecho y me ha funcionado con mis dos hijos, Sebastián, quien tiene once años, y Angeles Mariana, de seis años. Como no todos los fines de semana uno dispone del mismo presupuesto, propongo lo que llamo "circuito familiar", el cual varía de acuerdo con las "tarifas". Cada uno de ellos plantea varias opciones. La idea es hacer uno de ellos, bien el sábado o bien el domingo. Se pueden hacer completos, o si no, seleccionar las salidas que les resulten a ustedes más atractivas como grupo familiar. Decídanlo juntos, aprovisionen sus morrales -llévese termos de agua para que no tenga que comprar agua mineral- y láncense a disfrutar lo que ofrece la ciudad.

Entre 120000 y
150000
bolivares

Esta salida, obviamente, no es para cualquier fin de semana. Cuando su bolsillo lo permita, y cuando haya algún motivo para celebrar -buenas notas, buen comportamiento, un cumpleaños- hay que ir al teleférico Avila Mágica para mirar Caracas desde otro ángulo y gozar de ese pulmón vegetal que es el Avila. Hay dos opciones. Si no dispone de los 120.000 bolívares puede hacer lo siguiente: Subir en jeep desde Cotiza hasta Galipán, cuyo costo asciende aproximadamente a 3.000 bolívares por persona. Puede llevarse sus propios sándwiches preparados, o bien disfrutar allá los de pernil, que son bien ricos (a partir de 2.000 bolívares cada uno) en compañía de un jugo concentrado de fresas (1.500 bolívares). Los niños pueden montar a caballo (3.500 bolívares el paseo de 10 minutos). De allí pueden subir a pie o en jeep a las propias instalaciones de Avila Mágica, y luego de disfrutarlas, bajar en el propio teleférico; en este caso sólo se paga la bajada, 10.000 bolívares. Cuando se llega a este parque por Galipán, se cuenta con la ventaja de poder subir con termos de agua, y comida si lo desea, lo que no se puede hacer cuando se sube directamente por el teleférico.

Disfrutar del aire de montaña, caminar, pasear a caballo y, por supuesto, los infaltables sándwiches de pernil
y el chocolate caliente para aclimatarse

En el propio Avila Mágica, pueden disfrutar de distintas vistas, mirar por los microscopios (1.000 bolívares cada ficha), patinar sobre hielo (7.000 bolívares media hora), y saltar en juegos inflables que habilitan algunos fines de semana. Ahora bien, si dispone de los 120.000 bolívares, suban y bajen por el teleférico, coman en algunos de los puestos que allí están a lo largo de la caminería (perros calientes, wafles, churros, sándwiches de pernil) y degusten su taza de chocolate caliente, y las fresas y melocotones con crema. Si su presupuesto, incluso, es más holgado, acérquese a comer a Querrequerre -establecimiento donde preparan pizzas, hamburguesas y platos caseros- o al Avila Fondue, donde preparan fondues, y nuggets con papitas fritas para los chicos. Preferiblemente hay que reservar por el teléfono 315.5295, a excepción de los domingos cuando atienden por orden de llegada.

Avila Mágica, Maripérez. Entradas: 16.000 bolívares, de lunes a viernes, y 20.000 bolívares sábados y domingos y feriados. Mayores de 65 años, 9.000 bolívares de lunes a viernes, y 10.000 los fines de semana. Exonerados niños menores de tres años. Horarios: Lunes, 12:00 m a 8:00 pm; martes a viernes, 10:30 am a 8:00 pm. Sábados, 9:30 am a 11:00 pm, y domingos, 9:30 am a 8:00 pm. Telf.: 901.5555. Allí puede hacer reservaciones y pedir información sobre la programación del día

 

Entre 90.000 y
110.000
bolívares

Con esta tarifa la jornada puede ser así. Lo primero sería acercarse a Escena 8, el espacio recreativo que hace unos meses se abrió en Las Mercedes. El sitio es bien grato y dispone de áreas abiertas con colchones inflables y espacios donde los niños pueden realizar actividades lúdico-formativas, bajo la guía y cuidado de recreadores bien entrenados. Se ofrece el precio "combo" de 8.000 bolívares, tanto para los colchones como los juegos y cuentacuentos. Lo bueno de este sitio es que mientras los chicos se divierten, los padres pueden sentarse en La cantin@, especie de café con mesas y sillas, a leer la prensa o alguna revista. Desde allí se puede hacer seguimiento visual a lo que están haciendo los niños. En este establecimiento, la chef Vanesa Franco ofrece una carta de ensaladas y sándwiches, si el hambre apremia; pero la idea más bien sería la de merendar tequeños (2.000 bolívares), nuggets (2.000 bolívares), o alguna torta del día (2.500 bolívares). Si les apetece pueden ver la obra de teatro infantil que allí presentan todos los sábados y domingos a las 3:00 pm, y cuyo costo es de 8.000 bolívares por persona. Si se queda para el teatro, probablemente la jornada, en términos monetarios, concluye aquí. Pero si quiere otro tipo de actividad, una buena opción es ir un rato a jugar bowling. Yo acostumbro a ir al de Prados del Este, aunque hay otros en Caracas. Allí alquilan la cancha a 18.000 bolívares la hora, y los zapatos y la pelota a 1.500 bolívares. Si sus hijos son muy pequeños, está la opción de ponerle rebotadores a la cancha, para que los pequeños no hagan puras canaletas.

Del bowling les propongo un cierre con broche de oro: Lleven a sus niños a la plaza de Chacao. A unos 50 metros, antes de llegar a la plaza, se encuentra La heladería de la Nonna. Allí pueden pedir unas barquillas (las de un sabor cuestan 3.500 bolívares y las de dos sabores, 4.700) e irse caminando hasta la plaza y sentarse a ver a otros chicos corretear, o a sus propios hijos hacerlo, una vez degustadas sus respectivas barquillas. Pasar allí el rato, desde las 5:30 hasta las 6:30 pm, será un regalo para su espíritu, y a sus hijos, de alguna manera, les estarán inculcando otro tipo de registro en su sensibilidad para disfrutar los espacios urbanos.

Escena 8, Las Mercedes, entre avenida La Guairita y calle Hípica. Lunes a viernes, 11:00 am a 7:00 pm; sábados y domingos, 12:00 m a 10:00 pm. Estacionamiento y valet parking. Telf.: 993.0862.
Bowling Prados del Este, Centro Comercial Parque Humboldt, lunes a domingo, 2:00 pm a 1:00 am. Telf.: 979.4046.
La heladería de la Nonna, Chacao, avenida Mohedano, frente a la Escuela Municipal Andrés Bello. Telf.: 263.7723.

 

Entre 60.000 y 80.000 bolívares

Bajar a Guatire es una opción más o menos cercana, y accesible. La ruta sería así: La primera parada sería en el Centro Comercial Buenaventura donde pueden pasear por sus amplios pasillos -es un centro cómodo y relativamente grato-. Allí pueden almorzar en la feria (hay un local de pizzas y de sándwiches que no defrauda), y luego pasear otro rato; si les place, sugiero hojear cuentos infantiles y juveniles en las librerías que allí hay. Los fines de semana hacen actividades recreativas gratuitas para los niños. La idea es hacer un poco de tiempo para luego, cuando empiece a caer la tarde, ir al parque de diversiones que está al lado del centro comercial. Tiene estacionamiento y personal que cuida de sus carros. Este parque es amplio y tiene variedad de opciones mecánicas. Lo recomiendo porque sus precios son buenos. Cada atracción cuesta entre 600 y 1.400 bolívares y el tiempo de duración de cada una no es tan corto. Me ha pasado en otros lugares que pago por una atracción mecánica 2.000, 3.000 y hasta 4.000 bolívares, mis hijos se montan, y al minuto ya están listos y dispuestos a montarse en otra atracción. El gasto, como pueden imaginarse, es muy alto. Por eso, cuando Angeles y Sebastián tienen ganas de ir a un parque de este tipo, nos animamos y bajamos al de Guatire. Una recomendación: ir al final de la tarde, hay una brisa bien rica, bancos cerca de las atracciones, para cuando uno esté cansado y quiera sentarse un rato, mientras los chicos andan volando en sus aviones o haciendo de las suyas en los carros chocones.

Centro Comercial Buenaventura, entre Guarenas y Guatire, un poco después de haber pasado Nueva Casarapa.

 

El refugio de los cocodrilos, las populares lanchitas

Entre 40.000
y
50.000 bolívares

Cuando estoy en esos fines de semana, lejanos
al "15 y último", hago lo siguiente: preparo unos ricos sándwiches de atún, otros de queso, jamón y ruedas de tomate y lechuga, preparo termos de agua y limonada, lo meto todo en un morral y les digo a los chicos que nos vamos de picnic al Parque del Este. La pasamos divino. Me gusta que hagamos un poquito de todo: caminamos, ellos juegan pelota o manejan bicicleta, nos sentamos a merendar. No nos pelamos ni las lanchitas (3.500 cada una por 20 minutos), ni las funciones que ofrece el Planetario a partir de la 1:00 pm (1.500 bolívares por persona) ni el paseo por el serpentario -mi hijo Sebastián, como buen preadolescente, delira por las culebras-; allí las entradas cuestan 1.500 bolívares (niños) y 2.000 (adultos).

El Planetario, donde se proyectan todas las estrellas

Todos quedamos cansados después del largo recorrido, pero a veces ellos se animan por ver una obra de teatro. El Trasnocho y el Tilingo suelen presentar piezas infantiles a las 3:00 pm, y el precio de las entradas es de 5.000 bolívares.

Parque del Este, avenida Francisco de Miranda, lunes, 5:00 am a 9:00 am; martes a domingo,
5:00 am a 5:00 pm. Adultos: 200 bolívares. Niños: 100 bolívares. Telf.: 273.2865.
Centro Comercial Trasnocho, Las Mercedes, final avenida Principal. Telf.: 993.1910.
Teatro Tilingo, avenida Andrés Bello, frente a la Hermandad Gallega, en el Parque Arístides Rojas. Telf.: 793.7579.

 

 

En Las Cuevas del Indio pueden disfrutar de las caminerías y si se animan, hacer rapel

Entre 25.000
y
35.000 bolívares

Y cuando aprieta aún más el bolsillo propongo lo siguiente: un picnic en el parque Las Cuevas del Indio, y aventurarse por sus caminerías. Luego llevarlos a montar caballos en La Guairita (3.000 bolívares), y al atardecer acercarse a Los Próceres, donde los chicos, además de montarse en bicicleta o patineta y jugar con pelotas, pueden hacer un recorrido en un pequeño tren, habilitado por el Círculo Militar (su costo por persona es de 1.000 bolívares). El paseo de unos 15 minutos es por las propias instalaciones del Círculo, y sus hijos disfrutarán la vista de la laguna con patos y otras aves. Despida las tardes con unas obleas que expenden los fines de semana en Los Próceres. Y a la casa.

Los Próceres puede ser un espacio para caminar,
jugar con pelota, y comer
helados y obleas

Cuevas del Indio, La Guairita, martes a domingo, 8:30 am a 4:30 pm. Entrada: Adultos: 300 bolívares. Niños: 100 bolívares.
Paseo Los Próceres, Santa Mónica.


Ver también en Encuentros:
- Uma Thurman. La musa de Tarantino
- Al altar en carruaje
- La vida por delante

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso