- Hábitos
de estrella
para verse bella
-

¡Sí, Señor! Cuando una palabra lo cambia todo

-

Ellos prometen

  2009 a paso
de Buey
TENDENCIAS
PROTAGONISTAS
-

El peso de Kate

- Los cinco imprescindibles de...
MODA
-

Vistiendo el poder

GASTRONOMÍA
-

Quesos que alegran la vida

VIVIR MEJOR
SALUD
- Comer
a la medida
COCINA
- Deliciosas
peras decoradas
PUNTO Y APARTE
CRIMENES
HOROSCOPO
CRUCIGRAMA
crucigrama.shtml
ARCHIVO
CONTACTENOS

VIVIR MEJOR SALUD/NUTRICIÓN


foto: www.shuterstock.com / italianestro

COMER a la medida

La forma de comer es algo que ha cambiado con la vida moderna.
Al no haber tiempo para la cocina, algunos centros gastronómicos dan opciones para diseñar el menú según las expectativas personales (y con un buen balance de nutrientes). La Juliana, Dieta Gourmet y Ligerito.com sirven la mesa
Por Néstor Luis Llabanero

Alexander López Rodríguez, chef director de la empresa Ligerito.com, sostiene que no existen soluciones mágicas para perder peso o para ganar salud a partir de los alimentos que se ingieren. El asunto, según él, es asumir el hábito del buen comer. Esto incluye respetar el cuerpo, privándole de todo aquello que altere el buen funcionamiento del organismo. Y, para ello, nada mejor que diseñar con especialistas un menú adecuado. "Cada cliente es una persona única y por eso nuestro servicio es ciento por ciento personalizado", dice López Rodríguez. "No todo el mundo baja de peso o se mantiene sano con una comida específica, por lo tanto a cada quien se le hace un seguimiento desde el primer día con asesoría, servicio y alimentación individualizada; es decir, que el menú no se hace por adelantado, va construyéndose según el desenvolvimiento y gusto de los clientes". Al contactarlos, Ligerito.com realiza un chequeo personalizado, creando así la ficha de control que permite establecer el plan de atención de exigencias nutricionales.

Creado hace dieciséis años, el sistema de atención es aplicable a personas diabéticas, vegetarianas o con afecciones cardíacas. También a aquellas que desean perder peso o ganarlo. O a quienes no disponen de tiempo para entrar a la cocina y prepararse el menú que llevarán al día siguiente a la oficina.

El servicio, de lunes a viernes, consta de envíos mensuales en envases desechables (sin recargo económico). El cliente puede adquirir, adicionalmente, el menú de la cena, que recibirá a la hora de entrega del almuerzo. El paquete incluye entrada, plato principal y postre.

El plan mensual de almuerzo está valorado en 440 bolívares, más 10 de inscripción. Los clientes gozan de la guía personalizada de acuerdo con lo arrojado por su chequeo.

Ligerito.com
Av. Caurimare. C. C. Caroní. Colinas de Bello Monte. Teléfonos: (0212) 416.5856 / 613.4960. Página web: www.ligerito.com.


foto www.shuterstock.com / susan zidar / coddy / alex Staroseltev / farres dan peretz

HIPOCALÓRICO
Así es el menú que sirve La Juliana. Basta saber que la ingesta de un almuerzo y una cena suman mil 200 calorías. Cantidad suficiente para perder hasta kilo y medio cada semana. "Nos hemos mantenido como una opción válida no sólo para quienes quieren bajar de peso sino para quienes desean evitar frituras. Estamos identificados como un centro de salud que ofrece a las personas una comida balanceada, que permite bajar de peso o mantenerse", dice Carolina Beltrán, gerente de Operaciones del comedor dietético.

Oferta variable
La clave del éxito de sitios como La Juliana reside en la capacidad que tienen de recoger las sugerencias del público para ir modificando la oferta gastronómica diaria. Esto lo logran gracias a un mecanismo de encuestas y consultas que tiene como objetivo buscar la satisfacción de los clientes. Esta práctica se une al perfil previamente realizado del usuario, en el cual se especifican necesidades individuales (qué alimentos no puede comer, qué objetivos busca con la dieta a seguir), lo que permite atenderlo más adecuadamente.

Quienes contratan el servicio también tienen la posibilidad de incidir en la definición del menú, aunque sea de manera indirecta. La Juliana dispone de un mecanismo de encuestas y de sugerencias que va impactando en los cambios de la oferta gastronómica diaria. "El objetivo de las consultas es buscar la satisfacción de los clientes", resalta Dorys Gómez, gerente general.

Para ambas, La Juliana -once años de experiencia en la modalidad delivery y en la opción del restaurante en su sede de La Castellana- mantiene la filosofía de "comer como en casa". Aunque hay un menú preelaborado, la gente que come en el restaurante dispone de variaciones, siempre dentro de la oferta general. Es decir, tiene la posibilidad de pedir algunos cambios que no puede solicitar quien recibe su comida a domicilio. Sin embargo, en el diseño del menú hay mecanismos de excepciones para quienes tengan ciertas restricciones.

En La Juliana, el almuerzo y la cena SUMAN unas 1.200 calorías, lo que permite perder kilo y medio cada semana

Cuando La Juliana recibe a un cliente, éste elabora su propio perfil, donde indica lo que no puede comer, o lo que pretende alcanzar con la nueva alimentación. Esta ficha personal va directo a la nutricionista Carolina Narváez de Aponte, quien, posteriormente, se entrevista con él, si éste así lo permite. Con la nutricionista se llena otro formulario con datos, en el que el contratado se entera del estado de salud del contratante. Se incluye informes de enfermedades, control previo de obesidad, regímenes de alimentación, y se especifica la posibilidad de ingerir carbohidratos o vegetales crudos.

Las personas tienen acceso a la nutricionista cuando lo requieran, y reciben inducción de cómo desayunar, a fin de que potencien los efectos del plan de nutrición contratado.

En La Juliana el plan semanal de almuerzo y cena (de lunes a viernes) cuesta 180 bolívares, más la inscripción de 20 bolívares. El plan de almuerzo, 105 bolívares. Si sólo se quiere un almuerzo el precio es de 23 bolívares (sin inscribirse). Éste consiste en una entrada (por ejemplo, sopa de vegetales, crema sin leche, consomé o gratén de acelgas o espinacas). Luego, el plato principal (proteínas, ensaladas verdes), más el postre, que puede ser variado, según la conveniencia de cada comensal. El envío se cumple a través de un motorizado que despacha la comida en envases, y cuyo costo es adicional al monto semanal.

La Juliana
Quinta Shangai, avenida Ávila, La Castellana. Telfs.: (0212) 263.2376 / 265.2796

SIN CARBOHIDRATOS
Dieta Gourmet es otra de las opciones para contratar un servicio de comida en el que se combinan apropiadamente los distintos grupos de alimentos. Abrió sus puertas en El Hatillo en el mes de abril de 2002. Marisela Acosta de Salas, su dueña, lo hizo motivada por su vocación personal de investigar el mundo de las dietas. Y apoyada por profesionales de la nutrición fomentó una manera de comer que se sirve a casi toda Caracas, con algunas excepciones por la inseguridad que no permite llegar a ciertas zonas a los motorizados que hacen los despachos.

foto: www.shuterstock.com / dusan zidar

María González, encargada de Dieta Gourmet, dice que las entregas se hacen directamente en las oficinas o en las casas que así lo demanden.
Hay un menú preestablecido de almuerzos y cenas semanales. Las personas tienen la opción de contratar el paquete completo o una de las partes. "Hay personas con alergia a algunos alimentos y esa condición se toma en cuenta a la hora de enviar la comida", explica González.

El plan semanal, sólo de almuerzo, está valorado en 185 bolívares e incluye los envases desechables. El menú puede incluir sopa de vegetales, tipo crema, o hervido. Además de las proteínas (pollo, pescado o carnes rojas), con diferentes salsas (tomate, durazno, fresa, champiñones, bechamel).

Dieta Gourmet no incluye carbohidratos en el menú, porque, según sus consideraciones, después del mediodía no es recomendable consumirlos. Proponen, en su lugar, ensaladas verdes, y complementan con frutas (melón, patilla, mandarina, manzana, pera, fresas y moras).

Sugieren a los clientes que los carbohidratos se consuman durante la mañana. Para eso, proponen varios tipos de desayunos, basados en arepas, sándwiches, avenas y cereales. "No colocamos a mediodía pasta o arroz, pero sí nos permitimos algunas papas o zanahorias para ajustar el número de calorías necesarias".
Y de postres, se envían frutas: melón, patilla, mandarina, manzana, pera, fresas o moras. Sin embargo, una vez a la semana, hay uno especial, ya sea compotas de frutas, quesillo o arroz con leche dietéticos.

Dieta Gourmet no incluye carbohidratos en el MENÚ, porque, según sus consideraciones, después del mediodía no es recomendable consumirlos

"La gente quiere comer sano", recuerda María González. "Y quien no quiera hacer dieta tiene la opción de comer esta comida porque sabe que es saludable. Creo que eso es lo que está impulsando este servicio. Hay tanta propuesta de comida inadecuada en la calle que los valores del organismo se alteran por causa de la comida chatarra. Y parece que la gente lo está tomando en cuenta".

Dieta Gourmet no lleva un perfil tan minucioso de sus clientes, pero sí la historia general, en la que se incluyen enfermedades y las necesidades que se tengan para contratar el servicio. "Hemos tenido personas diabéticas, pero todo depende del nivel que presente. Sería muy difícil atender tantos requerimientos porque trabajamos muy seriamente con algunos ajustes que diseñamos. En el caso de las embarazadas, por ejemplo, colocamos un poco más de carga calórica".

Dieta Gourmet

Calle Sucre. Centro Comercial La Majada. El Hatillo. Telf.: (0212) 963.5551.
Página web: www.dietagourmet.com



Ver también:
- Vivir Cocina

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso