- Dupla
inseparable

- Una guardería
en Hollywood


- La magia
visita Caracas


MODA

- Típico
de Dior


ENCUENTROS

- La buena
aventura de
Orlando Bloom


- En la onda
del ceviche


- Alto pana
Buenos muchachos
al servicio del rock


SALUD
- Síndrome
Premenstrual.
No es un invento
BELLEZA
- Miradas
de impacto
MASCOTAS
- Un pez
de color dorado
COCINA
- Originales
recetas con papas
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 
revista Estampas

 
 

Miradas
de impacto

Larguísimas, rizadas y totalmente naturales… Ya no tiene que pasarse
la mañana entera en la peluquería
cada vez que quiere sorprender
a todos con un look al estilo Twiggy.
Con las extensiones semipermanentes podrá lucir unas pestañas espectaculares durante mucho
más tiempo, sin que nadie note que
son una obra de la cosmética.
María de los Angeles Herrera

Hasta hace poco la única opción para
lucir unas pestañas extensas y
abundantes era recurrir a los postizos tradicionales, que además de ser poco naturales sólo cuentan con una vida máxima de una semana. Hoy en día,
las llamadas extensiones de pestañas —que imitan de forma asombrosa a las naturales— causan furor entre las
féminas de todo el globo debido a su sencillo
método de colocación, a la libertad que brindan y, por supuesto, a su durabilidad.

Las actrices Keira Nightley, Sarah Jessica Parker y Uma Thurman, además de las populares cantantes Beyoncé Knowles y Kelis Rogers son sólo algunas de las celebridades que han sido seducidas por los resultados de esta invención asiática que fue presentada el pasado mes de marzo en Texas, dentro del International Congress of Esthetics and Spa. Elaboradas con un material sintético muy parecido a los hilos de seda, que simula la textura y el aspecto de las pestañas naturales —más gruesas en la base y más delgadas en la punta—, este nuevo sistema resulta una excelente opción para aquellas que tienen pestañas cortas, muy escasas o para quienes han perdido volumen con el paso de los años. Aunque algunas acuden a los centros de estética a colocárselas para ocasiones especiales, son muchas las féminas que deciden utilizarlas en su día a día, debido a que pueden maquillar sus ojos, bañarse con ellas y hasta ir a la playa sin temor a que se caigan, ya que tienen una duración estimada de ocho semanas o más.

Prácticamente todas las mujeres son candidatas aptas para colocarse las extensiones, incluso aquellas que utilizan lentes de contacto, debido a que todos los productos empleados son hipoalergénicos; sin embargo, para el momento de la aplicación deben contar con ojos sanos, desprovistos de infecciones, orzuelos o cualquier otra afección ocular susceptible de empeorar al ser instaladas las pestañas.  

En tercera dimensión

Nataly Gerbino, cosmetóloga y directora de Medilight Center, explica que estas pestañas son diferentes a las tradicionales postizas, no sólo por su durabilidad sino también por el proceso de colocación. Mientras en las extensiones cada pestaña se pega por separado y se utilizan diferentes largos —desde ocho milímetros hasta 14— que se distribuyen sobre toda la superficie del párpado para darle su característica naturalidad; las pestañas postizas sólo están disponibles en dos modelos: tiras completas, que van directamente adheridas a la base del ojo, o pequeños racimos, generalmente de tres pestañas, que se intercalan con las naturales  para realzar la mirada.

Dayana Urbaneja, una de las esteticistas que aplica
el tratamiento en Medilight Center, describe los pasos previos al procedimiento: “Primero, la paciente no debe tener absolutamente nada de maquillaje. La mayoría
viene con la cara lavada para no retrasar el proceso acá, pero si no la desmaquillamos nosotras. Luego, se peinan cuidadosamente las pestañas y posteriormente se coloca un adhesivo quirúrgico especial —que tiene muy poca pega— en el párpado inferior, para evitar que se
adhieran los dos párpados con el pegamento utilizado”.

Las pestañas se empiezan a colocar directamente
sobre la base de cada pestaña, desde la cara externa
del ojo hacia adentro. Primero se aplican las de 14 milímetros, luego —en el centro del párpado— se van colocando las de 12, posteriormente las de 10 y las más pequeñas, de 8 milímetros, se instalan en el último tramo. De esta manera, advierte Gerbino, se logra un efecto completamente natural. Cerca de una hora o 90 minutos puede durar el procedimiento, dependiendo de la cantidad de pestañas que sea preciso aplicar, del largo del ojo y de la pericia que tenga el especialista, pues es necesario que además de paciencia, disponga de una elevada precisión manual al utilizar las pinzas metálicas y el pegamento especial, pues se corre el riesgo de que los vellos se apelmacen.

Una vez que se terminan de colocar las pestañas, se utiliza un ventilador para secarlas bien y luego se aplica un poco de removedor para despegar cuidadosamente las que hayan podido quedar adheridas al adhesivo o al párpado inferior. Finalmente, se retira el adhesivo y, de ser necesario, se recortan las pestañas según las preferencias de la clienta. 

Al igual que ocurre con las extensiones de cabello o las uñas postizas, las pestañas colocadas deben recibir un mantenimiento riguroso, una vez por semana, pues es necesario revisar si están bien adheridas al ojo y reponer las que se hayan podido caer, aunque por lo general son bastante resistentes y suelen caerse solas, de 60
a 90 días luego de su aplicación, dependiendo del ciclo natural de renovación de pestañas de cada mujer.

Foto: www.novalash.com

Coordenadas

Centro de Medicina Estética
y Adelgazamiento Medilight Center
Av. Francisco de Miranda, edificio Centro Perú,
torre A, piso 7. Telfs.: 266.7990/ 267.6628.
Página web:www.medilightcenter.com.
Aminna Salah Estectic & Spa
Av. Simón Planas, Quinta Aminna Salah,
Santa Mónica. Telfs.: 662.4192/ 661.2594.
E-mail: spa_aminnasalah@yahoo.es.
Página web: www.spa-aminnasalah.com.

Fuentes consultadas

Revista Hola

http://mujer.terra.es
www.novalash.com/photos.html
www.nuevosiglonews.com
www.trendencias.com

Cuidados clave

Las 24 horas siguientes al procedimiento es necesario extremar los cuidados. Trate, en la medida de lo posible, de no mojar las pestañas y si lo hace séquelas con suaves toques.
No debe emplear rizador de pestañas, tampoco puede teñírselas mientras tenga colocadas las extensiones.
Lo ideal es no utilizar máscaras para pestañas, debido a que durante su aplicación se corre el riesgo de perder algunas de las extensiones. En caso de que una ocasión especial lo amerite, nunca emplee máscaras resistentes al agua. 
A la hora de desmaquillarse, utilice leche limpiadora y trate de retirar el maquillaje de los ojos con un suave masaje.
No se frote los ojos y cuando moje las pestañas sea cuidadosa al secarlas. 
Acuda al centro de estética para realizarse el mantenimiento correspondiente.
Si no se le han caído y desea retirárselas no intente hacerlo en casa. Los especialistas cuentan con removedores específicos que le ayudarán a deshacerse rápidamente de las extensiones sin maltratar su pestaña natural.

 
Sin confusiones

Las extensiones de pestañas —en ocasiones llamadas pestañas permanentes— nada tienen que ver con la técnica de permanente de pestañas, que es un método empleado para rizar las pestañas naturales a través de la aplicación de un ácido similar al empleado en las permanentes de cabello, pero con una concentración menor. El resultado son unas pestañas más curvilíneas sin necesidad de emplear rímel; sin embargo, es un método que no tiene muchas seguidoras debido a su agresividad y a que produce la caída de muchos vellos luego de su aplicación.

 
En Caracas

Las extensiones de pestañas son una técnica novedosa y poco extendida en el país. Hace seis meses que Aminna Salah Estectic & Spa comenzó a aplicarlas y ya más de un centenar de féminas se han visto beneficiadas. El costo en este centro varía entre 350.000 a 400.000 y, por lo general, colocan entre 25 y 40 pestañas por ojo, dependiendo del largo de cada uno y del efecto que quiera lograr la clienta. Medilight Center es otro de los espacios capitalinos donde se ofrecen las extensiones desde hace poco más de un mes; el tratamiento en este centro oscila entre 380.000 y 450.000 bolívares, dependiendo del número de pestañas que sea necesario colocar, que nunca es inferior a las 30 unidades.



 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso