- Crisol Carabal: Mala no es
- El monitor se pasea por el cine
- Harrison Ford está de vuelta
-
Nuevos libros
de Sacannone

MODA
- Por Mario Aranaga
- Rafael Brito
"No le tengo miedo
a ningún género musical"
- Restaurante Persépolis
Con sabor a azafrán
- Sobrevivir
en la era binaria
SALUD
- Intolerancia al gluten. Peligro en la mesa
BELLEZA
- Cabellera suelta
COCINA
- Pasapalos
con pollo
MASCOTAS
- Entretenimiento necesario
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
E-viajes
 
Pasapalos con pollo
Nury Gómez de Sucre

Son innumerables los platos que se pueden preparar con pollo. Esta carne blanca tiene muchas formas de presentarse y cada una de ellas puede resultar exquisita si se cocina con buena sazón. Además, admite cualquier tipo de acompañante, desde ensalada o vegetales, hasta arroz, gratenes, puré, pudines, etcétera y es muy fácil casarla con cualquier hierba o especie. Una de sus partes más gustosas son las alitas, las cuales no sólo sirven para preparar consomé, sino que también con ellas se pueden preparar exquisitos y sencillos platos, tales como los pasapalos que les ofrezco a continuación. Disfrute las salsas caseras que utilizo para acompañarlas. Le darán un toque especial, el cual estoy segura fascinará a sus comensales.

Alitas de pollo empanizadas con salsa tártara

Ingredientes
(6 personas)

l 24 alitas de pollo
l 6 dientes de ajo
l 2 cdas. de salsa inglesa
l 4 cdas. de harina de trigo todo uso
l 1 taza de pan rallado
l 2 huevos batidos
l Aceite para freír

Salsa tartara
l 1 taza de mayonesa
l 1 cda. de alcaparras
l 2 huevos duros picados
l 1 cebolla picada en cuadritos
l 6 pepinillos en encurtidos picados
l 1 cda. de perejil
lPapel absorbente
l Perejil para adornar

Preparación
Aliñar las alitas con ajo machacado, salsa inglesa y sal con anticipación para que queden más gustosas. Escurrir el aliño, pasar por harina de trigo, huevo batido y, finalmente, por pan rallado. Freírlas en aceite bien caliente, secarlas con papel absorbente y colocarlas en una plancha para hornear. Cocinar en el horno a 350º F durante quince minutos para que se terminen de cocinar por dentro. Preparar la salsa tártara: unir en un recipiente la mayonesa con todos los demás ingredientes picados. Al momento de servir colocar las alitas empanizadas  acompañadas con la salsa tártara en un recipiente aparte.

Nota
l La salsa tártara queda muy rica con vegetales o alimentos de mar: pescados, mariscos, croquetas de atún o cangrejo, etcétera.

l Se puede utilizar cualquier otra parte del pollo: el muslo, la pechuga o trocitos cortados.

Alitas de pollo con salsa agridulce

Ingredientes
(6 personas)
l24 alitas de pollo
l 6 ajos machacados
l 2 cdas. de salsa inglesa
l 1 cda. de orégano o tomillo seco molido
l Sal

Salsa agridulce
l 1 taza de salsa de tomate ketchup
l 3 cdas. de salsa soya
l 3 cdas. de miel
l 4 dientes de ajo machacados
l 1/2 cdta. de cayena, pimienta roja molida
o 2 gotas de picante

Preparación
Aliñar las alitas de pollo con los ajos machacados, la salsa inglesa, la sal y el orégano o el tomillo seco molido. Preparar la salsa agridulce: unir todos los ingredientes en un recipiente. Colocar las alitas en un recipiente refractario y con una brocha untarlas por todos lados con la salsa agridulce. Hornear a 350º durante treinta y cinco minutos. Cuando estén doradas por un lado voltearlas para que se doren por el otro. Cubrir el recipiente con papel de aluminio para que se terminen de cocinar. Destapar y cocinar unos minutos en broil.

Notas
l Acompañar con papitas fritas cortadas en hojuelas o en tiritas.
l  En vez del horno se puede utilizar la parrilla sin dejarlos quemar.

Tips a la hora
de cocinar pollo

l Lavar bien con agua y limón al sacarle todas las vísceras.

l Se puede cocinar entero o cortado en piezas. En ambos casos es recomendable aliñarlo con anticipación para que coja gusto.

l Antes de cocinarlo es preferible sacarlo una o dos horas antes de la nevera para que esté a temperatura ambiente.

l Una vez cocinado es importante dejarlo reposar durante diez minutos antes de servir para que sus jugos se distribuyan.

l Si se cocina demasiado la carne se separa de los huesos y se seca. En ese caso no queda tan gustoso.

l Una de las principales ventajas del pollo es que se puede cocinar de muchas formas: hervido, asado, al horno, guisado, a la parrilla, a la plancha, etcétera. Si le dejamos la piel mientras se cocina queda más jugoso.

Cualquier sugerencia, escriba a nurydesucre@hotmail.com
 
 
 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso