- María Rita: Con luz propia.
- El monitor se pasea por la televisión por cable.
-
El dato: Fotografía en el Hatillo. El flash: Música a beneficio.

 CRONICA
- La crisis de los 50
- Jóvenes animadores
¡Que se salve
el que pueda!
- Scarlet Linares "Soy netamente feminista"
- Senosalud
Gestos que salvan vida
SALUD
- Hombres temblad
DECORACION
- Llegó el desorden chic
MODA
- Todas al brazo. Pulseras
COCINA
- La cocina griega
MASCOTAS
- Consulta
con el especialista
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
 
De izquierda a derecha: antonella baricelli de atomico; andres scarioni de salvese quien pueda y kerly ruiz y hector peña de aji dulce
¡Que se salve
el que pueda
!

Los nuevos conductores de la televisión venezolana se autodefinen como personas sencillas, extrovertidas, simpáticas y valientes. No llegan a los 30 años y, entre errores y aciertos, ya tienen sobre sus espaldas la sintonía del horario estelar en los diferentes canales. Hoy toman el micrófono para exponer sus ideas
sobre el medio que les brinda el pan y la fama.
Pablo Blanco. Fotos: Natalia Brand

Katanga es el único concurso que reta tus conocimientos de una manera inteligente y divertida, de lunes a sábado, a las seis de la tarde, por Televen”.

Sin Límites te brinda la oportunidad de conocer todos los deportes extremos que se practican en Venezuela. Los domingos, a las siete de la mañana, por tu RCTV”.

“Atómico te ofrece comiquitas, premios, diversión y alegría. De lunes a viernes, a las cuatro de la tarde, por Venevisión”.

Rompe Coco te convertirá en el próximo millonario de Venezuela. De lunes a sábado, a las 7:00 de la noche, por Televen”.

Ají Dulce te lleva a las mejores rumbas del país. Con la chica más fashion y el único Brad Pitt de la televisión venezolana. Todos los martes a las ocho de la noche, por RCTV”.

Sálvese quien pueda es el mejor predespacho rumbero de la televisión. Todos los viernes, a las siete de la noche, por Venevisión”.

Son las promociones que se escuchan en los canales de la televisión venezolana, casi siempre leídas por el mismo talento que conduce esos programas de entretenimiento. A estos últimos se les aplaude por su carisma y se les critica por su irreverencia. Su trabajo comienza cuando el director grita:“¡Acción!”, y termina cuando la audiencia lo decide. Son los nuevos animadores de la pantalla chica local, esos que se sumaron a unas filas ya ocupadas por los grandes veteranos del mundo del espectáculo nacional. El grupo que llena estas páginas responde a una coincidencia: pese a sus apretadas agendas, todos podían a la misma hora y en el mismo sitio. Estampas fue testigo de su intercambio de ideas, sus reflexiones y hasta de sus chistes, en un diálogo que se tornó ameno y, a la vez, polémico. No era para menos; estos 10 talentos forman parte de la programación que se transmite en lo que se conoce como el horario estelar. María Fernanda León de Katanga, Antonella Baricelli y Manuel Martínez de Atómico, Kerly Ruiz y Héctor Peña de Ají Dulce (Antes, Ají Picante), Nany Montero, Angie Pérez y Alex Barrios de Rompe Coco, Jonathan Quintero de Sin Límites y Andrés Scarioni de Sálvese quien pueda, tomaron la palabra entre galletas, cafés y largos cambios de vestuario. Este es el resultado.

Lo que se debe tener
¿El físico? ¿La personalidad? Cada quien tiene su opinión en cuanto a lo que son las cualidades de un buen animador. En todo caso, ¿cuáles son las características idóneas para esta profesión? Estos 10 muchachos dieron sus propias palabras clave.

Ma. Fernanda: “Simpatía y disciplina”.

Manuel: “Bueno, la disciplina fuera de cámaras, porque al aire yo diría que, más bien, uno tiene que tener soltura”.

Jonathan: “Yo opino que hay que transmitir seguridad”.

Héctor: “Carisma”.

Alex: “Sí, pero siempre y cuando ese carisma sea natural. No inventarlo”.

Angie: “Velocidad mental. Cuando hay un desperfecto técnico, los productores te dicen por el apuntador: ‘¡Habla, inventa cualquier cosa!’”.

Nany: “Tomar en cuenta que la gente te está regalando minutos de su vida. Llevarles buena vibra”.

Antonella: “No hacer algo que no te guste. Yo, por ejemplo, no podría animar un programa como Ají Dulce, no me sentiría cómoda”.

Kerly: “Yo, en cambio, sí podría conducir un programa como Atómico, porque me encantan los niños y porque considero que un animador tiene que ser polifacético y asumir los retos que se le presenten, por distintos que sean”.

Andrés: “Para mí, lo más importante es ser auténtico. Con eso es suficiente. Claro que no funciona que seas un auténtico antipático” (risas).

De todas las cualidades que han mencionado, ¿cuáles tienen ustedes? ¿Cuál es su sello personal?
Kerly: “Yo, en Ají Dulce, soy muy pícara y eso me ayuda para ese tipo de programa. Pero me encantaría asumir la conducción de un espacio de política. Justamente, por lo que mencionaba antes de que hay que ser polifacético”.

Nany: “Aunque ustedes no lo crean, mi metro cincuenta de estatura me ha ayudado enormemente. Eso y mi naturalidad han sido mis grandes ganchos. También trato de tener mucha humildad, es algo que los grandes de la animación nunca han perdido”.

Angie: “A mí me funciona eso que me dicen: que soy loca de remate me lo han reconocido como una cualidad para esta profesión” (risas).

Jonathan: “Yo podría decir que, por el tipo de programa que conduzco, me distingue mi valentía. No he puesto inconvenientes en lanzarme en paracaídas y regalarle a la cámara mi mejor sonrisa, cuando en realidad estoy más asustado que nadie”.

Héctor: “Me favorece ser galán. De hecho, me dicen el Brad Pittcito”.

Antonella: “Mi sonrisa es un punto a mi favor. Soy muy dulce con el público. También he perdido la pena y eso siempre me funciona perfectamente para el tipo de programa en el que estoy”.

Andrés: “Ser yo mismo es indispensable para Sálvese quien pueda”.

Alex: “Me diferencio como animador por mi estilo de vestir y por mi frescura; bueno, al menos eso es lo que me han dicho los productores de los programas en los que he estado. Soy modelo y siempre estoy al día con las últimas tendencias. De hecho, a veces me invento unos peinados muy irreverentes”.

Manuel: “Sonará contradictorio, pero me beneficia, como animador, ser una persona seria. Me ha servido para demostrar el respeto que siento por mi trabajo”.
Ma. Fernanda: “Soy sencilla y reconozco mis errores sin ningún problema, eso les gusta a los productores de Katanga”.

María Fernanda León de Katanga, Jonathan Quintero de Sin Límites y Manuel Martínez de Atómico

Un empleo extraordinario
La frase de Julia Roberts que reza que la fama se reduce a “ser una persona común con un trabajo extraordinario” sirve para introducir una idea en la que casi todos coinciden: el estrellato, lejos de asumirse como un asunto de estatus, se convierte en la mejor prueba del feedback de la audiencia. En todo caso, ¿cómo es, para estos jóvenes, ser famoso?

Manuel: “Se siente lindo. Lo que hay es que tener cuidado de no creértelo mucho”.

Jonathan: “Es algo que te compromete con la imagen del canal al que representas. Ya no puedes subirte a bailar sobre la barra de una discoteca con tus amigos, porque la gente te reconocerá inmediatamente”.

Angie: “Para mí es super incómodo, porque yo no me metí en este negocio para ser famosa”.

Alex: “Lo veo como un valor agregado, lo disfruto muchísimo. Es muy rico sentir que alguien te admira”.

Nany: “No creo en la fama. La gente siempre te reconoce porque te ve en televisión, mas no te conoce verdaderamente”.

Héctor: “En la familia, a veces, es un poco cruel. Algunos parientes creen que se te subieron los humos a la cabeza. Si no los saludas por error, te dicen: ‘Claro, como tú ahora eres la estrellita’”.

Angie: “Ay, por favor, estrellas son Angelina Jolie y Madonna”.

Nany: “Ah, bueno, esas son las grandes divas. Yo, por ejemplo, no creo en las ‘divas’ venezolanas. ¿Por qué? Porque no hay nada peor que ser una diva pobre” (risas).

10 frases célebres

“Ser animador es ser actor; buscar la esencia que está en ti para contagiar entusiasmo”.
MARIA FERNANDA LEON

“Para mí animar es como estar en una celebración con tus amigos. Sólo que tú tienes
que ser ‘el alma de la fiesta’”.
JONATHAN QUINTERO

“Yo siempre he comparado a Don Francisco con nuestro presidente. Porque es buen orador, convence a la gente”.
ALEX BARRIOS

“Yo nací animadora. Era la niña que echaba los chistes groseros en las fiestas de los adultos”.
NANY MONTERO

“Yo siempre me vi en una pantalla. No aquí, sino en Hollywood. Pero esto
es un buen comienzo”.

HECTOR PEÑA

“Yo soy sagitariana, por eso el ser animadora es algo
que está en mi personalidad”.

ANTONELLA BARICELLI

“Nunca suelo ver mi trabajo
en televisión. Soy muy severo. Si me veo, me deprimo”.

ANDRES SCARIONI

“Para ser animador busco mi propio niño interior”.
MANUEL MARTINEZ

“Todos los seres humanos son iguales. Pero nosotros
escogimos ser artistas”.

KERLY RUIZ

“Siempre me pregunto qué tengo yo de particular para
que la gente se me acerque”.

ANGIE PEREZ

 

Errores memorables y algunos clásicos
Cuando la euforia del momento les hace una mala pasada, estos animadores lo asumen como un aprendizaje. También advierten sobre lo que no se debe hacer frente a las cámaras.

¿Recuerdan algún error garrafal que cometieran cuando empezaron a conducir sus programas?
Jonathan: “Yo tendía a cambiarle el nombre a los entrevistados. Si la persona se llamaba María, terminaba diciéndole Carla. Tenía que repetir la toma una y otra vez”.

Alex: “Una vez, animando el programa infantil Rugemanía, por Venevisión, y en vivo, le pregunté a un niño cuál era la capital de Argentina. Me respondió: ‘Bogotá’ y yo le dije: ‘¡Correcto!’. Estaba tan fácil que yo juraba que iba a decir Buenos Aires”.

Nany: “Entrevisté al cantante Guillermo Carrasco para Sin Flash TV y no tenía ni la menor idea de quién era. Casi llegué a preguntarle si él era el autor del tema Cerro Avila. Yo no debería ni recordar eso. ¡Qué vergüenza!”.

Héctor: “Al principio mi voz era muy chillona y, como gritaba, tendía a maltratarla. Pero me puse a trabajar en eso y he ido alcanzando un mejor registro”.

Nany: “Yo también gritaba mucho. Los productores me preguntaban que si yo era sorda. Fui al médico y, afortunadamente, no soy sorda. Lo he ido mejorando”.
Angie: “A mí, igualmente, me decían que yo tendía a gritar mucho. Menos mal que ya no lo hago”.

Aparte de todo esto, ¿qué es lo que ustedes consideran que un animador no debe hacer?
Ma. Fernanda: “Hay que ponerle un límite a la espontaneidad. Yo, por ejemplo, no soy la gran bailarina y, en ocasiones, me toca bailar en el programa. A veces puede resultar incómodo”.

Manuel: “No hay que permitirse ser vulgar. Hay gente a la que le funciona como estilo de animación, pero yo no lo haría”.

Jonathan: “No hay que exagerar la comicidad. No por tener un buen sentido del humor, uno tiene que convertirse en un payaso”.

Héctor: “No burlarse de la gente”.

Pero en programas como Ají Dulce (del cual justamente Héctor es animador) y Sálvese quien pueda, la línea es meterse con los entrevistados, en son de broma. Eso, a veces, no es bien recibido.
Héctor: “Si el entrevistado se molesta, nosotros le pedimos disculpas”.

Andrés: “En el caso de Sálvese quien pueda, si la persona no quiere que alguna entrevista que le hicimos salga al aire, pues no sale. En eso somos muy respetuosos. Entendemos que no es normal eso de ser ‘invadido’ por una cámara de televisión”.

De izquierda a derecha: Angie Pérez, Alex Barrios y Nany Montero de Rompe Coco

Sus propios jueces
Como miembros del mundo de la televisión, estos conductores se permitieron, por un momento, hacer una rápida evaluación de la programación de la pantalla chica venezolana. A los puntos a favor y en contra se sumó un factor determinante: la Ley Resorte.

¿Qué opinan de la televisión venezolana?
Manuel: “Actualmente se produce una programación de buena calidad. Antes, por ejemplo, no teníamos medios audiovisuales especializados. Ahora encontramos un canal deportivo, uno de noticias y uno de música. Sin mencionar la increíble labor educativa que está haciendo Vale TV”.

Andrés: “No creo que todos los programas tengan que ser de corte educativo, pero, al mismo tiempo, siento que la televisión venezolana se dejó dominar por las ganas de ver ‘papitos’ y ‘mamitas’”.

Héctor: “Pero es que eso es lo que le gusta a la gente, es lo que da los puntos del rating”.

Jonathan: “Ese es el problema. En algunas ocasiones se le ofrece al televidente más de lo mismo, sólo porque ‘vende’. Y en nuestros canales hay gente detrás de cámaras con ideas que podrían resultar muy innovadoras”.

Alex: “Yo creo que estamos en el momento de desarrollar esas buenas ideas y dejar de pensar que la programación que ‘sube cerro’ tiene que ser de mala calidad”.

Ma. Fernanda: “Ese eterno dato estadístico que dice que 80 por ciento de la población vive en zonas marginales no tiene por qué regir la programación. En todo caso, la población que habita en esas zonas se merece lo mejor; estímulos de superación en buenos programas”.

Nany: “El gran problema de la televisión nacional es el miedo a romper esquemas. Nos acostumbramos a repetir fórmulas porque es más estratégico. Y es una lástima porque podríamos poner al aire espacios que nos harían famosos en todo el mundo”.

Kerly: “Yo, particularmente, siento que a veces se copian muchos programas que funcionan en otros países y aquí no dan el mismo resultado”.

Andrés: “Pero es que no está mal copiar lo bueno. Lo malo es cuando se copian programas que requieren de mucho presupuesto y aquí los intentan reproducir con una inversión de dos bolívares”.

Antonella: “La televisión venezolana es un reflejo de nuestra sociedad. Y así como esa sociedad ha ido cambiando ciertos patrones, pues la televisión hará lo propio en su momento. Pero es un proceso lento, aunque ya comienzan a verse nuevas propuestas de programación”.

Los cinco grandes

Con la finalidad de hacer un mini ranking, los 10 entrevistados mencionaron a las figuras que, según ellos, marcaron un antes y un después en la animación televisiva.

Maite Delgado
Por decisión unánime, la conductora oficial del Miss Venezuela, así como de los programas Todo por Venezuela y Te llegó la suerte, fue catalogada como la animadora más importante de la televisión venezolana. ¿Sus cualidades resaltadas? La elegancia, una personalidad excepcional y una conducta intachable.

Renny Ottolina
Ninguno de ellos conoció su trabajo en la televisión local. No obstante, tienen la mejor de las referencias de su aporte a la sociedad venezolana. Especialmente, Alex Barrios, quien lo menciona constantemente.

 

Nelson Bustamante
El conductor de La casa de las sorpresas y, anteriormente, de espacios como Atrévete a soñar y Fama y aplausos, recibió puntos por su gran carisma frente a la audiencia y por su calidad humana dentro y fuera de la pantalla.

Don Francisco
El chileno, cuyo verdadero nombre es Mario Kreutzberger, y que anima el espacio Sábado Gigante, obtuvo buenos comentarios de Manuel Martínez y “ovaciones” por parte de Nany Montero. “El es el hombre de la animación, porque entendió que el público al que llega es el latino. Eso se ha convertido en la base de su programa y también de su forma de animar”.

Daniel Sarcos
El animador de Super Sábado Sensacional fue elogiado por su sencillez y su versatilidad. “Tiene una facilidad increíble para pasar del humor a la sobriedad, según el programa que anime”, comenta Angie Pérez.

 

En esos cambios es determinante la Ley Resorte. ¿Cuál es la posición de ustedes frente a la aplicación de esta ley?
Alex: “Mira, aquí la tengo en mi bolso. La cargo para arriba y para abajo. Al principio no estaba de acuerdo en la manera como se aplicó. Pero ahora me resulta grato escuchar música venezolana en la radio, por ejemplo”.

Ma. Fernanda: “En definitiva, se amplió mucho el campo de trabajo para los animadores y para los actores venezolanos. Eso es un punto positivo”.

Angie: “Todo es relativo, porque con el punto referido al gran número de horas de programación nacional que debe transmitirse, puede haber mucho ‘productor independiente’ que esté en pantalla para sacar otras ventajas de eso”.

Andrés: “Es en eso con lo que no estoy de acuerdo de la ley. Que si existen 200 bandas de reggaeton hay que radiarlas a todas porque son ‘talento nacional’, así sean malas. Tampoco hay por qué darle cabida a cualquier programa, simplemente porque vaya a resaltar los valores venezolanos. Eso puede traer muchos oportunistas”.

Antonella: Atómico es el resultado de la aplicación de la ley. Y eso, obviamente, a nosotros nos tiene contentos. Yo destacaría como favorable el hecho de que el talento nacional tenga prioridad ante las figuras extranjeras”.

Kerly: “Bueno, a nosotros la ley nos ha afectado hasta en el nombre; antes éramos Ají Picante. Ya no podemos usar dobles sentidos ni nombrar qué empresa organiza las fiestas que cubrimos porque ‘eso es publicidad’. Mucho menos mostrar primeros planos del cuerpo de las chicas que entrevistamos. Pero, esto último, a mí no me afecta para nada” (risas).

Nany: “Yo no creo que esta ley vaya a lograr que las mentalidades cambien. A mí no me van a enseñar a amar más a Venezuela porque yo escuche una mayor cantidad de música venezolana. Las grandes naciones se construyen con ejemplos y los ejemplos comienzan en la casa, no en los medios”.

La entrevista termina y comienza la sesión fotográfica. Antes, todos corren rápidamente a revisar los numerosos mensajes de voz que tienen en sus teléfonos celulares. Después, ellas gastan varios minutos frente al espejo. Ellos las esperan acalorados e impacientes al lado de las luces de estudio. Las bromas no dejaron de hacerse presentes. No se podía esperar menos de estos dueños del entretenimiento en el prime time. l

pblanco@eluniversal.com

Ver también en Encuentros:
- Scarlet Linares "Soy netamente feminista"
- Senosalud. Gestos que salvan vida

 
 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso

 

0