- Más cerca de Natalie Portman
- El monitor se pasea por la música
- Para seducir a los chicos. Estampida de aventuras

CRONICA
- El regalo perfecto
- Geena Davis
Otra dama de hierro
- Con un libro entre manos
- La melodía como instrumento sanador
BELLEZA
- El
cosmético ideal
SALUD
- Esenciales
para la salud
FAMILIA
- Las mejores formas de ayudar
con la tarea
MODA
- Sigue el estilo
COCINA
- Supremas
de pollo rellenas
MASCOTAS
- Deidades felinas
 CRIMENES
 HOROSCOPO
 HUMOR
 MAYTTE
 CRUCIGRAMA
 ARCHIVO
 CONTACTENOS
E-viajes
 
Supremas de pollo rellenas
Nury Gómez de Sucre

Las supremas son las pechugas de pollo deshuesadas. Estas se pueden rebanar finamente para convertirlas en milanesas o escalopas: se pasan por huevo, posteriormente, por pan rallado y, finalmente, se fríen en aceite bien caliente. Otra rica opción es rellenarlas con diferentes preparaciones. En este caso se cierran con palillos de madera, se doran en una sartén con poco aceite y se hornean en un molde refractario para que terminen de sellar y cocinar por dentro. Cualquier mezcla que guste puede utilizarla como relleno, siempre y cuando la salsa que las cubra contenga ingredientes compatibles que combinen perfectamente. Prepare las deliciosas supremas que presento a continuación y juegue con su creatividad para deleitar a los comensales con nuevas recetas confeccionadas por usted.

Suprema de pollo rellena con requesón, tomate seco y albahaca

Ingredientes
(6 personas)
l 6 pechugas de pollo deshuesadas
l 2 tazas de queso ricotta o requesón
l 10 tomates secos en aceite
l 10 hojas de albahaca fresca
l 6 ajos machacados
l 2 cdas de salsa inglesa

Salsa de vino y crema
l 1/2 taza de crema de leche
l 1 cda. de mostaza
l 1/2 taza de vino blanco
l 1 cda. de finas hierbas
l Sal y pimienta recién molida al gusto

Preparación
Aliñar las pechugas deshuesadas con ajos machacados, salsa inglesa y sal. Unir en un recipiente el queso ricotta o requesón, los tomates secos y las hojas de albahaca picadas. Agregar sal si le hace falta y pimienta negra recién molida al gusto. Abrir la pechuga de pollo por un costado sin dividirla en dos partes y rellenar cada una con un poco de la mezcla de queso, tomate seco y albahaca. Cerrarlas utilizando un palillo de madera. Dorar las pechugas por todos sus lados en una sartén con mantequilla y colocarlas en un molde refractario. Cocinar en el horno a 350º F durante cuarenta minutos con el molde tapado con papel de aluminio para que no se sequen. Preparar la salsa mezclando todos los ingredientes en una olla y calentar antes de servir. Servir una pechuga en cada plato y cubrir con la salsa caliente. Acompañar con vegetales  cortados en tiritas o papas fritas o hervidas con mantequilla y perejil.

Nota
l Se puede utilizar queso mozzarella.

Supremas de pollo rellenas con jamón y queso
cubiertas con salsa de hongos

Ingredientes
(6 personas)
l 6 pechugas de pollo deshuesadas
l 200 g de jamon de pierna
o jamón serrano rebanado
l 200 g de queso amarillo de Gruyère
l 6 dientes de ajo
l 2 cdas. de salsa inglesa
l Sal y pimienta negra recien molida al gusto
l Aceite

Salsa de hongos a la crema
l 500 g de hongos frescos en rebanadas
l 1 cebolla picada en cuadritos
l 2 cdas. de mantequilla
l 2 cdas. perejil fresco
l 1 lata de crema de leche
l 1/2 taza de vino blanco
l Sal y pimienta negra recién molida

Preparación
Aliñar las pechugas de pollo deshuesadas con ajos machacados, salsa inglesa, sal y pimienta al gusto. Abrir las pechugas de pollo por un costado sin dividirlas en dos partes. Rellenar cada una con una rebanada de jamón y otra de queso. Cerrarlas utilizando un palillo de madera. Dorar cada pechuga por todos sus lados en una sartén con un poco de aceite y colocarlas en un molde refractario. Hornear a 350º F durante media hora con el recipiente tapado con papel aluminio. Preparar la salsa con hongos: sofreír las cebollas picadas en dos cucharadas de mantequilla; agregar los hongos lavados y picados, el vino, el perejil, la sal y la pimienta recién molida. Cocinar  y dejar reducir un poco. Servir la suprema de pollo y cubrir con la salsa caliente o colocarla aparte para que cada quien se sirva a su gusto. Acompañar con vegetales cortados en julianas, puré de papas o arroz blanco.

¿Cómo elegir el mejor pollo?

A la hora de comprar el pollo en el mercado, se deberá prestar atención a los más gordos, bien formados, de color uniforme, sin manchas y sin plumas. Los pollos más frescos son aquellos cuya piel tiene un aspecto húmedo pero no mojado. Posiblemente si están mojados se deba a que se han congelado parcialmente. Aunque si se compran congelados, deberán estar envueltos herméticamente para que su piel no se queme con el frío y así se conserve intacto.

Deberán descongelarse antes de cocinarse, para ello se pueden colocar en un plato envuelto con papel plástico, calculando entre tres o cinco horas por cada cuatrocientos gramos aproximadamente.

Se deberán cocinar antes de que transcurran doce horas de haberlos descongelado y no es recomendable volverlos a congelar.

Cualquier sugerencia, escriba a nurydesucre@hotmail.com
 
 
 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso