- Manuel Sosa
"Soy súper tímido"
-

Inmenso Eastwood

-

Los vinos
del Limarí

TENDENCIAS
PROTAGONISTAS
-

El grado académico
de Los Beatles

MODA
-

Curvas para
la primavera

VIVIR MEJOR
BELLEZA
- ¡Saca las uñas!
SALUD
- Cómo mejorar
la circulación
COCINA
- Un menú informal para Semana Santa
PUNTO Y APARTE
CRIMENES
HORÓSCOPO
HUMOR
CRUCIGRAMA
crucigrama.shtml
ARCHIVO
CONTACTENOS


Manuel Sosa
"Soy súper tímido"

Le dicen Coco, tiene 25 años, dos hijos y una prometedora carrera como galán. Calle Luna, Calle Sol se llama el nuevo drama de RCTV, que protagoniza junto a Mónica Spear. He aquí sus respuestas a quienes lo tildan como el rebelde sin causa del momento.
Por Pablo Ernesto Blanco. Fotos: Natalia Brand

 

Hace calor en el set de exteriores de Calle Luna, Calle Sol, la nueva telenovela estelar de RCTV Internacional (nueva versión de Mariaelena, protagonizada para el mismo canal, en 1980, por María Conchita Alonso y Jean Carlos Simancas). "Ya va, ya va, vamos de nuevo", pide, a los presentes, Manuel Sosa -protagonista del drama en cuestión- notoriamente alterado por el clima y porque no le sale la letra. "Coco, ¿quieres una agüita mineral?", le dice uno de los camarógrafos, empleando el apodo que se ganara el artista en sus años de infancia, gracias a su supuesto parecido con Cocoliso, el famoso bebé de Popeye, un calificativo que le genera -quiéralo o no- una suerte de aureola de muchachito mimado. Tiene 25 años, 11 en la pantalla chica, una promisoria carrera como galán joven y dos hijos: Daniel, de año y medio, cuya madre es la modelo Shannon De Lima, y Sofía, de seis meses, primogénita de la actriz Mirela Mendoza. La fertilidad demostrada ha dado tela que cortar para algunos medios de farándula local, donde este actor se ha ganado cierta fama de enfant terrible. Esto último gracias a su supuesta afición por la movida nocturna y también por su evidente debilidad frente al sexo opuesto. Así pues, cae el Sol y el artista, de ascendencia francesa y "tumbao" caraqueño, se dispone a conversar. La ocasión fue propicia para que se defendiera de lo que se le acusa, evocara su lado paterno, comentara sus metas artísticas y manifestara su anhelo por encontrar a la mujer de su vida. "¿No te importa que fume?", pregunta amablemente mientras se incorpora.

QUIEN NO LO CONOZCA
Tu personaje en Calle Luna, Calle Sol también se llama Manuel, ¿en qué se parece a ti?
"Manuel Augusto Mastronardi es un personaje que, a pesar de ser adinerado, es muy sencillo, muy dado, con los pies en la tierra. Lo caracterizan su inteligencia y sus valores morales. Sus prioridades son sus amigos y su familia. Es, además, muy respetuoso y siempre piensa bien antes de hablar, es un hombre de palabra".

¿Tú eres así?
"A mí me han tildado de irresponsable, de mala conducta. Pero esos chismes sobre mi persona tienen un común denominador: el hablar mal de quien no conoces".

Y, ¿por qué no aprovechas y te das a conocer?
"Bueno, diría que fuera de cámaras soy totalmente despegado de este mundo de la farándula, no me gusta figurar. Sé hacer de todo: frisar, batir cemento, me encanta cocinar -desde lechón hasta paella- y hasta aprendí a secar el pelo. Mi carrera consiste en aprender, así que no puedo limitarme, observo e imito".

También tienes fama de malcriado…
"Por lo general mis malcriadeces son conmigo mismo, cuando las cosas no me salen como yo quiero".

¿Te consideras un galán de nuevo milenio?
"Honestamente, no. A pesar de que, cuando voy por la calle, las mujeres me digan: '¡Qué lindo eres!', o '¡Qué bueno estás!'".

¿Te llueven las mujeres?
"A lo mejor sí, lo que pasa es que yo soy súper tímido".

¿Perdón?
"Me cuesta abordarlas. Cuando dicen 'cinco y acción' tengo mucha confianza en mí mismo, improviso, payaseo, soy extrovertido. Pero, del resto, soy más bien callado. No soy extrovertido ni con unos tragos encima".

¿Es cierto que te gusta mucho tomar?
"Sí, pero soy un borracho elegante, no se me nota cuando estoy 'tomado' (risas). Me gusta hacerlo de vez en cuando. Verme con los amigos, hacer una parrilla, tomarnos unos tragos, ¿por qué no? Todo el mundo lo hace. Pero tampoco es que soy alcohólico, como se ha inventado por allí. Una vez salió publicado, en un medio, que yo guardaba una botella de whisky en mi camerino, que me la pasaba todo el día ebrio en el canal y que los directores ya no me aguantaban. Ahí es donde yo digo que si van a escribir ese tipo de cosas piensen en los niños que pueden llegar a leerlas. ¿Qué ejemplo se les está dando con esas mentiras? Por lo menos pongan: 'Qué chimbo que Manuel beba', para dar a entender que eso es malo".

¿Qué les dirías a quienes "inventan" cosas negativas de ti?
"Entiendo que para algunos periodistas esos inventos formen parte de su trabajo. Lo que les aconsejaría es que se enfocasen en ser felices consigo mismos. Yo seguiré tratando de hacer lo mismo. Me gustaría caerles bien a todos, pero, ¿qué puedo decirte?, hasta a Jesucristo lo odiaron".


A MÍ ME HAN TILDADO DE IRRESPONSABLE, DE MALA CONDUCTA, PERO ESOS CHISMES SOBRE MI PERSONA TIENEN UN COMÚN DENOMINADOR: EL HABLAR MAL DE QUIEN NO CONOCES

COMPAÑEROS DE TRABAJO, NADA MÁS
Aparte de Mirela Mendoza y Shannon De Lima, ¿te has enamorado de alguna colega del medio artístico?
"Mientras estás haciendo una telenovela no es descabellado que se mezclen las emociones de un personaje con las que te ocurren en la vida real. Pero yo soy muy profesional en eso. Evito ilusionarme para que después la ilusión se acabe y se vea perjudicado mi trabajo. No voy a echar a perder un papel por un sentimiento errado o por puro morbo de macho. En mi ambiente de trabajo percibo que muchas compañeras me ven con prejuicio por todo lo que se ha dicho sobre mí, porque tienden a relacionarme sentimentalmente con las que he compartido escenas".

Se te relacionó con Mónica Spear cuando ambos protagonizaron Mi prima Ciela
"Pero el tiempo demostró que entre nosotros no había nada. Fíjate, ella se casó y tuvo una hija. Además, conozco y respeto a su esposo, quien es tremendo tipo".

Pero, ¿en algún momento te sentiste
atraído por ella?

"Sí. Es que su personalidad es espectacular, tiene como una magia. Me habría encantado tener algo con ella, pero me dio miedo intentarlo. Me dejé cautivar por su belleza pero, cuando caí en plano, me dije: '¿realmente me gustaría tener una relación de pareja con Mónica?'. ¿Quién sabe? A lo mejor hubiera terminado locamente enamorado y hoy en día fuese yo el padre de su hija".

Una vez dijiste en Ají Picante que…
"(Interrumpe) Que aquella que tuviera problemas para tener hijos me llamara. No te imaginas cuánta gente me ha dicho que vio el programa ese día. Incluso personas de esas que dicen que no tienen tiempo de ver televisión y que no saben qué es Ají Picante. Hasta un artículo escribieron, basados en el asunto, titulado: Manuel Sosa, el semental. Señores: ¡era una broma! Tendría que ser muy arrogante para haber dicho algo así en serio".

Volviendo a Mónica…
"Te decía que es una mujer espectacular, familiar, dada, espontánea y muy sensible. Si estás con ella, aunque sea cinco minutos, te mueres de la risa con sus ocurrencias. Qué bonito tener una compañera de trabajo que, nada más de verla, te alegres, sin que por eso te guste, ¿verdad?".

EN PAÑALES
¿Cómo es tu faceta de padre?
"Maravillosa. Siempre anhelé tener un hijo siendo todavía un chamo, para poder disfrutar de su compañía cuando éste fuera más grande. Y nació Daniel, el 29 de octubre, un día después que yo. Es demasiado bello, no lo digo sólo porque sea mi hijo, sino por lo que transmite. Nada más de verle los ojos ya te derrites y no porque los tenga azules".

¿Se parece a la mamá o a ti?
"Se parece muchísimo a mí. Lo que transmite con la mirada es demasiado fuerte".

¿Y Sofía?
"Sofi es mi amor. Me genera un mayor sentimiento de protección por ser la hembrita. Pero, ¡ojo!, a los dos los amo sin preferencias. Los dos son mi adoración".

¿Ya eres experto cambiando pañales?

"Cambiando pañales, preparando tetero y adivinando qué les pasa cuando están llorando. Soy un padre muy aplicado".

¿Cómo haces para dividir tu tiempo entre los dos?
"Siempre hay tiempo. Ahora bien, qué más quisiera yo que vivir con ellos, pero, bueno, lamentablemente, no se puede, por ahora. Más adelante se quedarán a dormir en mi casa".

¿Tienes planteado recomenzar una relación estable con alguna de las madres?
"Con ambas lo intenté, pero no se pudo. Acuérdate que convivir con tu pareja no es fácil, menos cuando hay un hijo de por medio".

¿Qué es lo más difícil de esa convivencia?
"El entendimiento. Creo que es lo primero que tiene que haber entre una pareja, lo cual no significa que tienes que encontrarte alguien igual a ti... pero que, al menos, ambos se rían de lo mismo, que coincidan en cosas. De ese entendimiento, de esa empatía es que va a nacer el amor que va a permitir que esa convivencia sea sana. Mis abuelos, por ejemplo, fueron separados por la muerte, no por otra cosa, a diferencia de mis padres, que son divorciados".

TENGO EL FIRME OBJETIVO DE NO VOLVER A COMETER LOS MISMOS ERRORES QUE COMETÍ EN MIS RELACIONES ANTERIORES, AUNQUE DIGAN QUE LA GENTE NUNCA CAMBIA. PERO ES QUE NO SE TRATA DE CAMBIAR SINO DE EVITAR

En conclusión, no has encontrado quién te entienda…
"Bueno, ya me conseguiré una persona que me atienda y que me consienta".

¿Cuál debe ser el perfil de esa mujer?
"Lógicamente, tiene que ser bella. Pero una bella que me guste, porque he visto mujeres muy bellas que no me gustan. Aparte de eso, me encantaría que fuera una persona despegada de los conflictos, decidida, con metas en la vida y con la disposición para que los dos seamos un equipo y echarle pichón. ¿Que sea fiel? Bueno, mientras más paranoico te pones más cachos te montan".

¿Y qué les ofreces tú a las posibles candidatas?

"Lo que puedo garantizar es que tengo el firme objetivo de no volver a cometer los mismos errores que cometí con mis relaciones anteriores, aunque digan que la gente nunca cambia. Pero es que no se trata de cambiar sino de evitar. Vinimos a este mundo a aprender y a ser felices, no a discutir ni a hacernos la vida imposible".

¿Tendrías un tercer hijo?
"No estoy apurado, tengo 25 años. Primero me voy a dedicar de lleno a la crianza de mis dos bebés. Cuando llegue la persona indicada, me casaré y, seguramente, tendré otro. A lo mejor a los 35, que es una buena edad para eso. Ahorita quiero parar".

PING - PONG
¿A qué le debes tu condición física?
"Creo que a la genética. También a que, de niño, practiqué muchos deportes; de hecho, yo quería ser pelotero o futbolista".

¿Y en este momento no entrenas?
"Me da mucho fastidio, lo cual es evidente porque estoy gordo. Veme la cara, allí se refleja".

En todo caso, el deporte es tu otra pasión…

"Me encanta todo lo que tenga que ver con juego, juego desde chapita a Playstation. El otro día me puse a jugar futbolito con unos amigos y, al terminar, me dije: 'qué divino es hacer deporte, no fumar y no trasnocharse'".

¿Cuál es tu próxima meta artística?
"Hacer cine de acción. Me encantaría asumir un personaje característico, interpretar a alguien con problemas de conducta, por ejemplo".

¿A qué te refieres?

"No sé, alguien con conflictos psicológicos o sexuales. Ser el galán te impide jugar con muchos matices".

¿Cómo son los galanes que has hecho?

"A veces se me dan como muy malandros (risas). Creo que es porque tengo una dicción muy fuerte".

¿Es rentable ser actor?
"A lo mejor se hace rentable porque no tienes nada que invertir, así que no tienes nada que perder. Inviertes tus ganas hasta el momento en que no seas rentable para la empresa".

¿Qué significó, para ti, Mi prima Ciela?
"Fue como estudiar una carrera universitaria de actuación. Es una de las cosas más bonitas que me ha pasado en mi vida".

¿Alguna otra faceta desconocida?
"Me encantaría tocar un instrumento y no he tenido la oportunidad. Cuando estaba chiquito me ponía a imitar, con mi voz, los sonidos de la charrasca y el furruco".

¿Y qué instrumento te gustaría tocar en este momento?

"Me compré unos bongocitos. Practico todos los días (risas). Todavía estoy buscando quien me dé unas lecciones".

¿Te gusta la salsa?
"Me encanta. Si yo hoy en día tuviera 50 años, me hubiera encantado, en mi juventud, haberle pedido un autógrafo a Héctor Lavoe. Cuando me dijeron que el tema de la telenovela iba a ser Calle Luna, Calle Sol, pensé: '¡qué buena coincidencia, mi cantante favorito!'".

¿Alguna otra coincidencia con las telenovelas?
"En Mi prima Ciela, mi personaje -David- tuvo primero un varón y luego una hembrita. Dime si eso no es tremenda coincidencia".

pblanco@eluniversal.com

Ver también en Encuentros:
- Inmenso Eastwood
- Los vinos del Limarí

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso